Solución salina nasal para la rinitis alérgica

Antecedentes

La rinitis alérgica es la inflamación (edema o irritación) de la parte interior de la nariz causada por alergias. Es frecuente en niños y adultos. La rinitis alérgica puede ser intermitente (menos de cuatro días por semana o cuatro semanas por año) o persistente (más de cuatro días por semana o cuatro semanas por año). La alergia puede ser causada por muchas sustancias diferentes, pero los alergenos comunes (sustancias que causan alergia) son: polen del césped o de árboles, moho, ácaros del polvo o caspa animal (escamas diminutos de piel). Los pacientes con rinitis alérgica presentan síntomas (obstrucción nasal, rinorrea, prurito nasal y estornudos) que pueden afectar su calidad de vida.

La irrigación nasal con solución salina (también conocida como ducha o lavado nasal) es un procedimiento que enjuaga la cavidad nasal con solución salina (agua salada). No se comprende plenamente cómo funciona la solución salina, pero probablemente al hacer que el moco sea menos espeso permite que sea más fácil de eliminar, a la vez que también elimina algunos de los alergenos de la nariz que provocan irritación. La irrigación nasal con solución salina se puede realizar con sprays, bombas o botellas exprimibles. La solución salina puede ser isotónica (la misma concentración de sal que se encuentra en el cuerpo - NaCl al 0,9%) o hipertónica (más salada que la encontrada en el cuerpo - más de NaCl al 0,9%). Aunque se cree que la irrigación con solución salina es segura ha habido informes de epistaxis (hemorragias nasales) e irritación o malestar en la nariz y los oídos. Este tratamiento está disponible sin prescripción y se puede utilizar solo o como un agregado a otro tratamiento farmacológico para la rinitis alérgica, como los corticosteroides intranasales (en la nariz) y los antihistamínicos orales).

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta noviembre de 2017.

Características de los estudios

Se encontraron 14 estudios con un total de 747 participantes (260 adultos; 487 niños). El volumen de solución salina utilizado en los estudios varió: cinco estudios utilizaron volúmenes "muy bajos" (sprays nasales que proporcionaron menos de 5 ml de solución salina por orificio nasal por aplicación), dos estudios utilizaron soluciones de volumen bajo (entre 5 y 59 ml de solución salina por orificio nasal por aplicación introducida con una jeringuilla) y cuatro estudios utilizaron soluciones de volumen alto (más de 60 ml por orificio nasal por aplicación). Ocho estudios utilizaron solución salina hipertónica, cinco utilizaron solución salina isotónica y tres estudios no proporcionaron esta información. Dos estudios utilizaron dos tipos diferentes de soluciones salinas.

Fuentes de financiación de los estudios

Siete estudios no dijeron cómo fueron financiados. Los otros siete fueron financiados por el departamento del investigador o con subvenciones de investigación del gobierno regional o nacional. Ningún estudio fue financiado por compañías farmacéuticas.

Resultados clave

Irrigación nasal con solución salina en comparación con ninguna irrigación con solución salina

La irrigación nasal con solución salina puede tener efectos beneficiosos en adultos y niños al aliviar los síntomas de la rinitis alérgica en comparación con ninguna irrigación con solución salina y es poco probable que se asocie con efectos adversos. No es posible establecer a partir de esta revisión si hay una diferencia entre los diferentes volúmenes y concentraciones de solución salina.

Agregado de irrigación nasal con solución salina al tratamiento "farmacológico" de la rinitis alérgica

No se sabe si el agregado de irrigación nasal con solución salina al tratamiento farmacológico (corticosteroides intranasales o antihistamínicos orales) ayuda a mejorar los síntomas de la rinitis alérgica en comparación con la administración de tratamientos farmacológicos solamente. Es poco probable que el uso de irrigación nasal con solución salina se asocie con efectos adversos.

Irrigación nasal con solución salina en comparación con tratamiento "farmacológico" de la rinitis alérgica

No hay evidencia suficiente para saber si la irrigación nasal con solución salina es mejor, peor o igual que el uso de corticosteroides intranasales. Ningún estudio que informara los resultados estuvo interesado en la comparación de irrigación nasal con solución salina versus antihistamínicos orales.

Calidad de la evidencia

La calidad general de la evidencia para la irrigación nasal con solución salina en comparación con ningún tratamiento con solución salina fue de baja calidad (la confianza en la estimación del efecto es limitada: el efecto verdadero puede ser significativamente diferente de la estimación del efecto) o de muy baja calidad (existe muy poca confianza en la estimación del efecto: es probable que el efecto verdadero sea significativamente diferente de la estimación del efecto). Este hecho se debió a que la mayoría de los estudios fueron muy pequeños y utilizaron métodos diferentes para medir el mismo resultado. Debido a que la irrigación con solución salina podría proporcionar una opción económica, segura y aceptable a los corticosteroides intranasales y los antihistamínicos se necesitan estudios de alta calidad adicionales.

Conclusiones de los autores: 

La irrigación con solución salina puede reducir la gravedad de la enfermedad informada por el paciente en comparación con ninguna irrigación con solución salina hasta los tres meses en los adultos y los niños con rinitis alérgica, sin efectos adversos informados. No hubo datos disponibles para ningún resultado más allá de los tres meses. La calidad general de la evidencia fue baja o muy baja. Por lo general los estudios incluidos fueron pequeños y utilizaron un rango de medidas de resultado diferentes para informar las puntuaciones de la gravedad de la enfermedad, con una validación poco clara. Esta revisión no incluyó comparaciones directas de los tipos de solución salina (p.ej. diferente volumen, tonicidad).

Debido a que la irrigación con solución salina podría proporcionar una opción económica, segura y aceptable a los corticosteroides intranasales y los antihistamínicos, se justifica la realización de más estudios de investigación de alta calidad y con poder estadístico adecuado en esta área.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La rinitis alérgica es un trastorno común que afecta a los adultos y los niños. Los pacientes presentan síntomas de obstrucción nasal, rinorrea, estornudos y prurito nasal, que pueden afectar la calidad de vida.

La irrigación nasal con solución salina (agua salada), también conocida como ducha o lavado nasal, es un procedimiento que enjuaga la cavidad nasal con solución salina isotónica o hipertónica. Se puede realizar con presión positiva baja a través de un spray, una bomba o una botella exprimible, con un nebulizador o con presión basada en la gravedad donde el paciente instila la solución salina en un orificio nasal y permite que la misma drene fuera del otro. Las soluciones salinas están disponibles sin prescripción y se pueden utilizar solas o como complemento de otros tratamientos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la irrigación nasal con solución salina en pacientes con rinitis alérgica.

Estrategia de búsqueda (: 

El Especialista en Información del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane ENT Group) buscó en el Registro de Ensayos del Grupo; CENTRAL; Ovid MEDLINE; Ovid Embase; CINAHL; Web of Science; ClinicalTrials.gov; ICTRP y fuentes adicionales de ensayos publicados y no publicados. La fecha de la búsqueda fue 23 de noviembre de 2017.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la irrigación nasal con solución salina, administrada por cualquier medio y con cualquier volumen, tonicidad y alcalinidad, con (a) ninguna irrigación nasal con solución salina u (b) otros tratamientos farmacológicos en adultos y niños con rinitis alérgica. Se incluyeron los estudios que compararon la solución salina nasal versus ninguna solución salina, en los que todos los participantes también recibieron tratamiento farmacológico (corticosteroides intranasales o antihistamínicos orales).

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. Los resultados primarios fueron la gravedad de la enfermedad informada por el paciente y un efecto adverso habitual - epistaxis. Los resultados secundarios fueron la calidad de vida relacionada con la salud (CdVRS) específica de la enfermedad, las puntuaciones de los síntomas individuales, la CdVRS general, los efectos adversos de irritación o malestar local, los síntomas auditivos (dolor o presión) y las puntuaciones de la endoscopia nasal. Se utilizó GRADE para evaluar la calidad de la evidencia para cada resultado; esto se indica en cursiva .

Resultados principales: 

Se incluyeron 14 estudios (747 participantes). Los estudios incluyeron niños (siete estudios, 499 participantes) y adultos (siete estudios, 248 participantes). Ningún estudio informó los resultados más allá de los tres meses de seguimiento. Los volúmenes de solución salina variaron de volumen "muy bajo" a "alto". Cuando se declaró, los estudios utilizaron solución salina hipertónica o isotónica.

Solución salina nasal versus ningún tratamiento con solución salina

Los siete estudios (112 adultos; 332 niños) que evaluaron esta comparación utilizaron diferentes sistemas de calificación para la gravedad de la enfermedad informada por el paciente, de manera que los datos se agruparon mediante la diferencia de medias estandarizada (DME). La irrigación con solución salina puede mejorar la gravedad de la enfermedad informada por el paciente en comparación con ninguna solución salina hasta un período de cuatro semanas (DME -1,32; intervalo de confianza [IC] del 95% -1,84 a -0,81; 407 participantes; seis estudios; baja calidad) y entre las cuatro semanas y los tres meses (DME -1,44; IC del 95%: -2,39 a -0,48; 167 participantes; cinco estudios; baja calidad). Aunque la evidencia fue de baja calidad los valores de la DME en ambos puntos temporales se consideran tamaños grandes del efecto. El análisis de subgrupos mostró una mejoría en los adultos y los niños. Los análisis de subgrupos para el volumen y la tonicidad fueron no concluyentes debido a la heterogeneidad.

Dos estudios informaron los métodos para registrar los efectos adversos y cinco estudios los mencionaron. Dos estudios (240 niños) no informaron efectos adversos (epistaxis o malestar local) en ninguno de los grupos y solo tres no informaron efectos adversos en el grupo de solución salina.

Un estudio (48 niños) informó la CdVRS específica de la enfermedadmediante una escala RCQ 36 modificada. No se sabe si hubo una diferencia entre los grupos en cualquiera de los puntos temporales específicos (muy baja calidad). No se informaron otros resultados secundarios.

Solución salina nasal versus ninguna solución salina con administración adyuvante de corticosteroides intranasales o antihistamínicos orales

Tres estudios (40 adultos; 79 niños) compararon solución salina con corticosteroides intranasales versus corticosteroides intranasales solos; un estudio (14 adultos) comparó solución salina con antihistamínicos orales versus antihistamínicos orales solos. No se sabe si hay una diferencia en la gravedad de la enfermedad informada por el paciente hasta las cuatro semanas (DME -0,60; IC del 95%: -1,34 a 0,15; 32 participantes; dos estudios; muy baja calidad) o desde las cuatro semanas hasta los tres meses (DME -0,32; IC del 95%: -0,85 a 0,21; 58 participantes; dos estudios; muy baja calidad). Aunque ninguno de los estudios informó los métodos para registrar los efectos adversos, tres los mencionaron: un estudio (40 adultos; corticosteroides intranasales adyuvantes) no informó efectos adversos(epistaxis o malestar local) en ninguno de los grupos; los otros dos solo informaron ningún efecto adverso en el grupo de solución salina.

No se sabe si la irrigación con solución salina además del tratamiento farmacológico mejoró la CdVRS específica de la enfermedad a las cuatro semanas a tres meses, en comparación con el tratamiento farmacológico solo (DME -1,26; IC del 95%: -2,47 a -0,05; 54 participantes; dos estudios; muy baja calidad). No se informaron otros resultados secundarios.

Solución salina nasal versus corticosteroides intranasales

No se sabe si hubo una diferencia en la gravedad de la enfermedad informada por el paciente entre la solución salina nasal y los corticosteroides intranasales hasta las cuatro semanas (DM 1,06; IC del 95%: -1,65 a 3,77; 14 participantes; un estudio), o entre las cuatro semanas y los tres meses (DME 1,26; IC del 95%: -0,92 a 3,43; 97 participantes; tres estudios), o en la CdVRS específica de la enfermedad entre las cuatro semanas y los tres meses (DME 0,01; IC del 95%: -0,73 a 0,75; 83 participantes; dos estudios). Solamente un estudio informó los métodos para registrar los efectos adversos , aunque tres estudios los mencionaron. Uno (21 participantes) informó dos retiros debido a efectos adversos, pero no los describió ni señaló el grupo. Tres estudios no informaron efectos adversos (epistaxis o malestar local) con la solución salina, aunque un estudio informó que un 27% de los participantes presentó malestar local con el uso de los corticosteroides. No se informaron otros resultados secundarios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save