Lavado de manos sin enjuague para reducir el ausentismo entre los niños en edad preescolar y escolar

Antecedentes

El ausentismo escolar es costoso para los padres, las escuelas y los gobiernos y la ausencia sostenida es perjudicial para el aprendizaje de los estudiantes. El ausentismo por enfermedad es un factor importante que contribuye al ausentismo escolar, pero también puede dar lugar al ausentismo laboral de los padres debido a que ellos mismos pueden contraer la enfermedad o pueden tener que quedarse en casa para cuidar de sus hijos. En la actualidad se utilizan varias estrategias para reducir el ausentismo por enfermedad, un método común es la aplicación de prácticas adecuadas de higiene de las manos. Sin embargo, la higiene de las manos con agua y jabón no siempre es práctica, y las alternativas pueden resultar más efectivas para reducir la tasa general de ausentismo por enfermedad. Una de dichas alternativas es el uso de un lavado de manos sin enjuague.

Pregunta de la revisión

Esta revisión se diseñó para investigar si el uso del lavado de manos sin enjuague puede reducir el número de días de ausencia de la escuela en niños en edad preescolar y escolar en comparación con el uso de ningún lavado de manos sin enjuague.

Características de los estudios

Las búsquedas arrojaron 19 estudios relevantes con un total de 30 747 participantes. Ocho estudios se realizaron en los Estados Unidos, dos en España y uno en China, Colombia, Finlandia, Francia, Kenya, Bangladesh, Nueva Zelandia, Suecia y Tailandia. Seis estudios se realizaron en centros preescolares o guarderías (niños de 0 a 5 años), y los 13 restantes en escuelas primarias (niños de 5 a 14 años). Estos estudios fueron muy variados en cuanto a la composición y la aplicación del programa de lavado de manos sin enjuague. Solo dos estudios incluyeron información sobre el resultado primario (ausentismo por cualquier motivo), mientras que para el ausentismo por cualquier enfermedad hubo seis estudios que proporcionaron información. La evidencia presentada está actualizada hasta febrero de 2020.

Resultados clave

La aplicación y la adherencia a un programa de lavado de manos sin enjuague pueden estar asociados con efectos pequeños, pero potencialmente beneficiosos en cuanto a la reducción del número de días en que los estudiantes se ausentan de la escuela por enfermedad, en comparación con un programa de higiene de ningún lavado de manos sin enjuague. Sin embargo, el lavado de manos sin enjuague puede no ser diferente a los controles para reducir el ausentismo por cualquier motivo. También es posible que no haya diferencia en el número de irritaciones de la piel entre los estudiantes que recibieron el lavado de manos sin enjuague en comparación con los que usaron agua y jabón. La mayoría de los estudiantes y profesores respondieron de manera favorable al uso del lavado de manos sin enjuague y cumplieron relativamente bien con su uso.

Certeza de la evidencia

La certeza de la evidencia incluida en esta revisión fue baja o muy baja, principalmente debido a que los estudios incluidos utilizaron métodos deficientes, proporcionaron datos imprecisos y fueron muy inconsistentes entre sí. Este hecho significa que existe poca y muy poca certeza, o confianza, en estos resultados.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de esta revisión pueden haber identificado un efecto pequeño pero potencialmente beneficioso de los regímenes de lavado de manos sin enjuague en el ausentismo por enfermedad. Sin embargo, la certeza de la evidencia que contribuyó a esta conclusión fue baja o muy baja según los criterios GRADE y, por lo tanto, es incierta. Es necesario realizar más investigaciones en todos los niveles de la enseñanza para evaluar los regímenes de lavado de manos sin enjuague a fin de obtener evidencia más concluyente y de mayor certeza con respecto a su impacto. Al considerar el uso de un programa de lavado de manos sin enjuague en un entorno local, es necesario tener en cuenta las tasas actuales de ausentismo por enfermedad y si los pequeños efectos beneficiosos que se observan aquí se traducirán en una reducción significativa en todos sus entornos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El ausentismo relacionado con la enfermedad es un problema importante entre los niños en edad preescolar y escolar de los países de ingresos bajos, medios y altos. La higiene apropiada de las manos es una estrategia investigada y aplicada comúnmente para reducir la propagación de enfermedades y, por consiguiente, el número de días de ausentismo. La mayoría de las estrategias de higiene de las manos implican lavarse las manos con agua y jabón, sin embargo, este procedimiento se asocia a una serie de factores que actúan como una barrera para su uso, como la necesidad de agua corriente, y la necesidad de secarse las manos después de la limpieza. Un método alternativo consiste en lavarse las manos utilizando un lavado de manos sin enjuague. Esta técnica tiene una serie de beneficios sobre las estrategias tradicionales de higiene de las manos y puede resultar beneficiosa para reducir el ausentismo por enfermedad en los niños en edad preescolar y escolar.

Objetivos: 

1. Evaluar la efectividad del lavado de manos sin enjuague para reducir el ausentismo por enfermedad en niños en edad preescolar y escolar en comparación con ningún lavado de manos, el lavado de manos convencional con agua y jabón u otras estrategias de lavado de las manos.

2. Determinar qué productos para el lavado de manos sin enjuague son los más efectivos (si existen comparaciones directas), y qué efecto tienen las estrategias adicionales en combinación con el lavado de manos sin enjuague en los resultados de interés.

Métodos de búsqueda: 

En febrero 2020 se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, CINAHL, otras 12 bases de datos y tres registros de ensayos clínicos. También se revisaron las listas de referencia de los estudios incluidos y se estableció un contacto directo con los principales autores de los estudios para recabar información adicional según fuera necesario. No se aplicaron restricciones de fecha o de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA), independientemente del estado de publicación, que compararan el lavado de manos sin enjuague en cualquier forma (higiene de las manos mediante frotación, desinfectante de manos, gel, espuma, etc.) con el lavado de manos convencional con agua y jabón, otros programas de lavado de manos (como educación sola) o ninguna intervención. La población de interés incluyó a niños de entre dos y 18 años de edad que asistían a un nivel preescolar (guardería, jardín de infancia, etc.) o a la escuela (primaria, secundaria, etc.). Los resultados primarios incluyeron el ausentismo de niños o estudiantes por cualquier razón, el ausentismo debido a cualquier enfermedad y las reacciones cutáneas adversas.

Obtención y análisis de los datos: 

Siguiendo los métodos estándar de Cochrane, dos autores de la revisión (ZM, CT, CL, CS o TB), seleccionaron de forma independiente los estudios para su inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos relevantes. Las ausencias fueron extraídas como el número de días de ausencia de los estudiantes del total de días. Estos datos fueron informados algunas veces con los números brutos y otras veces como el cociente de tasas de incidencia (CTI), que también fue extraído. Para los datos de los eventos adversos, se calcularon los tamaños del efecto como riesgos relativos (RR) y se presentan con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane para el análisis de los datos y se siguieron los criterios GRADE para establecer la certeza de los hallazgos.

Resultados principales: 

Esta revisión incluye 19 estudios con 30 747 participantes. La mayoría de los estudios se realizaron en los Estados Unidos (ocho estudios), dos en España y uno en China, Colombia, Finlandia, Francia, Kenya, Bangladesh, Nueva Zelandia, Suecia y Tailandia. Seis estudios se realizaron en centros preescolares o guarderías (niños de 0 a < 5 años), y los 13 restantes en escuelas primarias (niños de 5 a 14 años).

Se consideró que los estudios incluidos presentaban un riesgo alto de sesgo en varios dominios, sobre todo en los dominios del sesgo de realización y de detección, debido a la dificultad para cegar a quienes realizaban la intervención o a quienes evaluaban el resultado. Además, todos los resultados de interés se calificaron como de certeza baja o muy baja de la evidencia, principalmente debido al riesgo alto de sesgo, así como a la imprecisión de las estimaciones de los efectos y la incoherencia entre los datos agrupados. Para el resultado del ausentismo por cualquier motivo, la estimación agrupada para el lavado de manos sin enjuague fue un CTI de 0,91 (IC del 95%: 0,82 a 1,01; 2 estudios; evidencia de certeza muy baja), lo que indica que puede haber poca o ninguna diferencia entre los grupos. Para el ausentismo por cualquier enfermedad, el CTI agrupado fue de 0,82 (IC del 95%: 0,69 a 0,97; 6 estudios; evidencia de certeza muy baja), lo que indica que el lavado de manos sin enjuague puede reducir el ausentismo (13 días de ausencia por cada 1000) en comparación con los del grupo de «ningún lavado de manos sin enjuague» (16 días de ausencia por cada 1000). Para el resultado del ausentismo por enfermedades respiratorias agudas, el CTI agrupado fue 0,79 (IC del 95%: 0,68 a 0,92; 6 estudios; evidencia de certeza muy baja ), lo que indica que el lavado de manos sin enjuague puede reducir el ausentismo (33 días de ausencia por cada 1000) en comparación con los del grupo de «ningún lavado de manos sin enjuague» (42 días de ausencia por cada 1000). Cuando se evaluó el ausentismo por enfermedades gastrointestinales agudas, la estimación agrupada encontró un CTI de 0,79 (IC del 95%: 0,73 a 0,85; 4 estudios; evidencia de certeza baja), que indica que el lavado de manos sin enjuague puede reducir el ausentismo (seis días de ausencia por cada 1000) en comparación con los del grupo de «ningún lavado de manos sin enjuague» (ocho días de ausencia por cada 1000). Es posible que haya poca o ninguna diferencia entre el grupo de lavado de manos sin enjuague y el grupo de «ningún lavado de manos sin enjuague» con respecto a las reacciones cutáneas adversas con un RR de 1,03 (IC del 95%: 0,8 a 1,32; 3 estudios, 4365 participantes; evidencia de certeza muy baja). En general, el cumplimiento de la intervención pareció oscilar entre un cumplimiento moderado y alto (9 estudios, 10 749 participantes; evidencia de certeza muy baja); en la narrativa, ningún autor informó de problemas considerables relacionados con el cumplimiento. En general, la mayoría de los estudios que incluyeron datos sobre la percepción informaron de que los profesores y los estudiantes percibieron de forma positiva el lavado de manos sin enjuague y estaban dispuestos a seguir utilizándolo (3 estudios, 1229 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save