En pacientes con trastornos de la médula ósea, una comparación de la administración de transfusiones de plaquetas sólo cuando se presenta hemorragia versus también administrarlas para prevenir la hemorragia

Objetivo de la revisión

En los pacientes con trastornos de la médula ósea la hemorragia puede ser un problema debido al recuento plaquetario bajo, o debido a que las plaquetas no funcionan de forma adecuada, o ambos. Las transfusiones de plaquetas se pueden administrar cuando ocurre hemorragia para detenerla o antes de que ocurra hemorragia para prevenirla.

En esta revisión se investigó si las transfusiones se deben administrar sólo cuando ocurre hemorragia o con antelación como una medida preventiva. La población de estudio incluyó pacientes de cualquier edad con trastornos de la médula ósea.

Antecedentes

La médula ósea es el sitio en el que se producen muchos tipos de elementos figurados de la sangre. Los eritrocitos se necesitan para transportar oxígeno a todas las partes del cuerpo; los leucocitos luchan contra la infección; y las plaquetas de la sangre ayudan a formar coágulos y prevenir las hemorragias. La insuficiencia de la médula ósea puede tener diferentes causas y puede suceder al nacer o en etapas posteriores de la vida, y puede dar lugar a que haya muy pocos de alguno de los tres tipos de glóbulos en el cuerpo.

Cuando un paciente tiene muy pocas plaquetas puede estar en riesgo de hemorragia grave o potencialmente mortal. Las transfusiones de plaquetas se han utilizado de manera habitual para prevenir o tratar la hemorragia en los pacientes con trastornos de la médula ósea. Sin embargo, hay riesgos involucrados con el uso regular de las transfusiones de plaquetas, como las reacciones a las transfusiones y las infecciones transmitidas por transfusiones.

Actualmente no está claro si la mejor política de transfusión es la administración de transfusiones de plaquetas sólo cuando ocurre hemorragia o la administración para prevenir la hemorragia.

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en bases de datos científicas para obtener estudios clínicos (ensayos controlados aleatorios y estudios no aleatorios bien diseñados) de pacientes de cualquier edad con trastornos de la médula ósea y un recuento plaquetario bajo. La evidencia está actualizada hasta el 12 de octubre de 2017. Un estudio fue elegible para su inclusión en la revisión. Este estudio se detuvo después de reclutar a sólo nueve participantes debido a que había tomado tres años incluir a los nueve participantes (el estudio había planificado reclutar a 60 participantes en dos años). No se encontraron estudios en curso.

Resultados clave

El único estudio incluido en esta revisión no informó resultados.

Conclusión

No se encontró evidencia que ayude a decidir si la administración de transfusiones de plaquetas para el tratamiento de la hemorragia tiene la misma efectividad que la administración de transfusiones de plaquetas cuando el recuento plaquetario está por debajo de un nivel predeterminado. Hay una necesidad urgente de estudios de buena calidad para responder a las preguntas de esta revisión.

Calidad de la evidencia

No se evaluó la calidad de la evidencia debido a que no se obtuvieron datos del único estudio incluido.

Conclusiones de los autores: 

No se encontró evidencia para determinar la seguridad ni la eficacia de la transfusión terapéutica de plaquetas en comparación con la transfusión profiláctica de plaquetas en pacientes con trastornos de insuficiencia de la médula ósea a largo plazo. Esta revisión destaca la urgencia de priorizar la investigación en esta área. Los pacientes con insuficiencia de la médula ósea dependen del apoyo de las transfusiones de plaquetas a largo plazo, aunque el único ensayo que evaluó una estrategia terapéutica se interrumpió. Se necesitan estudios de buena calidad que comparen una estrategia terapéutica de transfusión de plaquetas con una estrategia profiláctica de transfusión de plaquetas; dichos ensayos deben incluir resultados que son importantes para los pacientes, como la calidad de vida, la duración de la estancia hospitalaria y el riesgo de hemorragias.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los trastornos de la médula ósea abarcan un grupo de enfermedades caracterizadas por una producción reducida de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, o defectos en su función, o ambos. El trastorno más común de la médula ósea es el síndrome mielodisplásico. La trombocitopenia, un recuento plaquetario bajo, ocurre con frecuencia en los pacientes con insuficiencia de la médula ósea. Las transfusiones de plaquetas se utilizan de manera sistemática en los pacientes con trombocitopenia secundaria a trastornos de insuficiencia de la médula ósea para tratar o prevenir la hemorragia. El síndrome mielodisplásico es actualmente el motivo más común para recibir una transfusión de plaquetas en algunos países occidentales.

Objetivos: 

Determinar si una política de transfusión de plaquetas sólo terapéutica (transfusión administrada cuando el paciente presenta hemorragia) tiene la misma efectividad y seguridad que una política de transfusión de plaquetas profiláctica (transfusión administrada para prevenir la hemorragia según un umbral plaquetario predeterminado) en pacientes con trastornos congénitos o adquiridos de insuficiencia de la médula ósea.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorios (ECA), ensayos controlados no aleatorios (ECNA) y estudios controlados de antes y después (CAD) en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (la Cochrane Library 2017, número 9), Ovid MEDLINE (desde 1946), Ovid Embase (desde 1974), PubMed (sólo e-publications), la Transfusion Evidence Library (desde 1950), y en bases de datos de ensayos en curso hasta el 12 octubre 2017.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ECA, los ECNA y los estudios CAD sobre la transfusión de concentrados de plaquetas (preparados a partir de unidades individuales de sangre total o por aféresis a cualquier dosis, frecuencia, o factor desencadenante de la transfusión) administrada para tratar o prevenir la hemorragia en pacientes con trastornos congénitos o adquiridos de insuficiencia de la médula ósea.

Se excluyeron los estudios no controlados, los estudios transversales y los estudios de casos y controles. Se excluyeron los ECA con asignación al azar grupal, los ensayos con asignación al azar grupal no aleatorios, y los estudios CAD con menos de dos sitios de intervención y dos sitios control debido al riesgo de factores de confusión. Se incluyeron todos los pacientes con trastornos de insuficiencia de la médula ósea a largo plazo que requirieron transfusiones de plaquetas, incluidos neonatos. Se excluyeron los estudios de las alternativas a la transfusión de plaquetas, o estudios con pacientes que recibían quimioterapia intensiva o un trasplante de células madre.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar descritos por Cochrane. Debido a la falta de evidencia no fue posible informar sobre ninguno de los resultados de la revisión.

Resultados principales: 

Se identificó un ECA que cumplió los criterios de inclusión de esta revisión. El estudio incluyó solamente a nueve pacientes adultos con SMD durante un período de estudio de tres años. El ensayo se interrumpió debido a la tasa deficiente de reclutamiento (reclutamiento planificado de 60 participantes en el transcurso de dos años). La evaluación del riesgo de sesgo no fue posible para todos los dominios. El ensayo fue simple ciego y de un único centro. Nunca se revelaron las características clínicas ni demográficas de los participantes. Los resultados del ensayo relevantes para esta revisión fueron las evaluaciones de las hemorragias, la mortalidad, la calidad de vida y la duración de la estancia hospitalaria, aunque no hubo datos disponibles para informar sobre ninguno de estos resultados.

No se identificaron ECNA ni estudios CAD completados.

No se identificaron ECA, ECNA o CAD en curso.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save