Prevención familiar del consumo de alcohol en los jóvenes

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia acerca de los efectos de los programas familiares o de padres para prevenir o reducir el consumo de alcohol en niños en edad escolar.

Antecedentes

El consumo de alcohol expone a los jóvenes a un mayor riesgo de una variedad de efectos perjudiciales a corto y largo plazo y es motivo de preocupación para los servicios sanitarios, los elaboradores de políticas, los trabajadores sociales de la juventud, los profesores y los padres.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta junio de 2018.

Características de los estudios

Se encontraron 46 ensayos controlados aleatorios (estudios en que los participantes fueron asignados al azar a uno de dos o más grupos de intervención o control) que compararon las intervenciones familiares con ninguna intervención o un componente para adolescentes solamente. Se incluyeron estudios orientados a la población general de padres y niños (intervenciones universales), los orientados a los padres de niños en mayor riesgo de consumo de alcohol (intervenciones selectivas) y los estudios orientados a los padres de niños que ya consumen alcohol (intervenciones indicadas). El interés estaba en los estudios que siguieron a los participantes hasta cuatro años después de la intervención.

La mayoría de los estudios se realizaron en los Estados Unidos o en países europeos (Países Bajos, Suecia, Polonia y Alemania). Un estudio se realizó en India. Las intervenciones se implementaron en diversos ámbitos, incluida la escuela o el domicilio familiar y por Internet o con material impreso. Aunque las intervenciones variaron en intensidad, duración y enfoque, todas estaban orientadas al consumo de alcohol u otras drogas mediante la promoción de enfoques de parentalidad positiva o la mejoría de las relaciones entre padres e hijos. Las intervenciones se centraron en la comunicación, la dinámica familiar, la fijación de reglas y el manejo de los riesgos.

El número total de participantes en los estudios incluidos fue de 39 822, y los jóvenes seleccionados tenían entre cinco y 17 años de edad. El origen étnico de los participantes fue mixto: 12 estudios estaban orientados específicamente a grupos de minorías étnicas.

Resultados clave

En general, no se halló evidencia de efectividad de las intervenciones familiares en la prevalencia, la frecuencia ni el volumen de alcohol consumido en los jóvenes. Algunos análisis centrados en subgrupos específicos de estudios (p.ej. los que incluyen sólo intervenciones universales, orientadas a grupos de minorías étnicas) mostraron pequeños efectos de la intervención, aunque según la variación de los resultados, la variación entre los estudios y la baja calidad general de la evidencia, no se sabe si estas intervenciones tienen un efecto positivo sobre el consumo de alcohol en jóvenes. Algunos estudios informaron de efectos positivos de la intervención sobre los resultados secundarios (suministro de alcohol por los padres, participación de la familia, consumo excesivo de alcohol y dependencia del alcohol) aunque las cifras fueron bajas; no se pudieron agrupar estos estudios, por lo que la evidencia es insuficiente. No se informaron efectos adversos.

Calidad de la evidencia

En general, sólo evidencia de calidad muy baja o baja muestra los efectos pequeños hallados en esta revisión. Muchos de los estudios no describieron de forma adecuada cómo las familias, los jóvenes y los padres fueron asignados a los grupos de estudio o cómo ocultaron la asignación a los grupos a los participantes y el personal. Se disminuyó la calidad de la evidencia debido a la heterogeneidad (variabilidad) entre los estudios y la imprecisión (variación) en los resultados. Estos problemas en la calidad del estudio podrían dar lugar a sobreestimaciones de los efectos de la intervención, de manera que no es posible descartar que pudieran ser sobrevalorados los efectos leves observados en esta revisión.

Los National Institutes of Health (NIH) de los EE.UU. y los National Institutes of Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA), Drug Abuse (NIDA) and Mental Health brindaron el financiamiento para más de la mitad (28/46) de los estudios incluidos en esta revisión. Tres estudios no aportaron información acerca del financiamiento, y sólo 13 artículos declararon un conflicto de intereses evidente.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de esta revisión indican que no hay beneficios claros de los programas familiares para el consumo de alcohol en los jóvenes. Los modelos difieren levemente entre los resultados, aunque en general, la variación, la heterogeneidad y la cantidad de análisis realizados impiden cualquier conclusión acerca de los efectos de la intervención. Se necesitan estudios independientes adicionales para fortalecer la evidencia y aclarar los efectos marginales observados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El consumo de alcohol expone a los jóvenes a un mayor riesgo de una variedad de efectos perjudiciales a corto y largo plazo y es motivo de preocupación para los servicios sanitarios, los elaboradores de políticas, los trabajadores sociales de la juventud, los profesores y los padres.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los programas de prevención familiares universales, selectivos e indicados para prevenir el consumo de alcohol o los problemas con el alcohol en los niños de edad escolar (hasta 18 años de edad).

Específicamente, en cuanto a estos resultados, la revisión buscó:

• evaluar la efectividad de los programas de prevención familiares universales para todos los niños hasta los 18 años ("intervenciones universales");

• evaluar la efectividad de los programas de prevención familiares selectivos para niños de hasta 18 años de edad en riesgo elevado de consumo de alcohol o problemas con el alcohol ("intervenciones selectivas"); y

• evaluar la efectividad de los programas de prevención familiares indicados para niños de hasta 18 años de edad que actualmente consumen alcohol o han iniciado el consumo o el consumo habitual ("intervenciones indicadas").

Estrategia de búsqueda (: 

Se identificó evidencia relevante en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), en la Cochrane Library, MEDLINE (Ovid 1966 hasta junio 2018), Embase (1988 hasta junio 2018), Education Resource Information Center (ERIC; EBSCOhost; 1966 hasta junio 2018), PsycINFO (Ovid 1806 hasta junio 2018), y en Google Scholar. También se realizaron búsquedas en los registros de ensayos clínicos y búsquedas manuales de las referencias de las revisiones sistemáticas relacionadas con el tema y los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ECA grupales que incorporaron a los padres de niños en edad escolar de la población general, sin factores de riesgo conocidos (intervenciones universales), en riesgo elevado de consumo de alcohol o problemas con el alcohol (intervenciones selectivas) o que ya eran consumidores de alcohol (intervenciones indicadas). Las intervenciones psicosociales o educativas que incorporaron a los padres con o sin participación de los niños se compararon con ninguna intervención, o con intervenciones alternativas (p.ej. niños solos), lo que permite el aislamiento experimental de los componentes de padres.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron 46 estudios (39 822 participantes), con 27 clasificados como universales, 12 como selectivos y siete como indicados. Se realizaron los metanálisis según el resultado, incluidos los estudios que informan sobre la prevalencia, la frecuencia o el volumen de alcohol consumido. La calidad general de la evidencia fue baja o muy baja y hubo una alta heterogeneidad no explicada.

Al comparar cualquier intervención familiar con ninguna intervención/atención estándar, no se encontró ningún efecto de la intervención sobre la prevalencia (diferencia de medias estandarizada [DME] 0,00; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,08 a 0,08; estudios = 12; participantes = 7490; I² = 57%; evidencia de baja calidad) ni la frecuencia (DME -0,31; IC del 95%: -0,83 a 0,21; estudios = 8; participantes = 1835; I² = 96%; evidencia de muy baja calidad) del consumo de alcohol en comparación con ninguna intervención/atención estándar. El efecto de cualquier intervención familiar/de padres sobre el volumen de alcohol consumido en comparación con ninguna intervención/atención estándar fue muy pequeño (DME -0,14; IC del 95%: -0,27 a 0,00; estudios = 5; participantes = 1825; I² = 42%; evidencia de baja calidad).

Cuando se compararon las intervenciones de padres/familias con las intervenciones en adolescentes versus las intervenciones con jóvenes solos, no se hallaron diferencias en la prevalencia del consumo de alcohol (DME -0,39; IC del 95%: -0,91 a 0,14; estudios = 4; participantes = 5640; I² = 99%; evidencia de muy baja calidad) ni la frecuencia (DME -0,16; IC del 95%: -0,42 a 0,09; estudios = 4; participantes = 915; I² = 73%; evidencia de muy baja calidad). Para esta comparación, no se pudo agrupar en el metanálisis ningún ensayo que informaba del volumen de alcohol consumido.

En general, los resultados siguieron siendo consistentes en los análisis de subgrupos separados de las intervenciones universales, selectivas e indicadas. No se informaron efectos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save