Entrenamiento cognitivo por ordenador para la prevención de la demencia en pacientes con deterioro cognitivo leve

Antecedentes

Los términos "cognición" y "funcionalidad cognitiva" describen todas las actividades mentales relacionadas con el pensamiento, el aprendizaje, la memoria y la comunicación. Con la edad, se producen cambios normales en la cognición. También existen enfermedades que afectan la cognición, sobre todo la demencia, en que se afecta a tal punto de interferir en la capacidad del individuo para realizar las actividades cotidianas. Más frecuente que la demencia es una afección que se describe a menudo como deterioro cognitivo leve (DCL), por la que puede detectarse en los exámenes un deterioro leve de la cognición (más que el esperado para la edad) que en su mayoría no afecta la funcionalidad cotidiana. Para algunos pacientes, el DCL es un estadio que anticipa la evolución a la demencia. Existe mucho interés en aquello que podría prevenir el deterioro adicional de la cognición en pacientes con DCL. El entrenamiento cognitivo por ordenador (ECO) se ha sugerido como un medio para lograr esta prevención. El entrenamiento cognitivo comprende un conjunto de tareas estandarizadas para "ejercitar el cerebro" de diversas maneras. Hoy en día, los ejercicios de entrenamiento cognitivo a menudo suelen ser ejecutados mediante ordenadores o tecnología móvil, para que los pacientes puedan realizarlos por sí solos en su domicilio. Se buscó saber si el ECO es una manera efectiva para que los pacientes con DCL mantengan la funcionalidad cognitiva y reduzcan el riesgo de presentar demencia.

Lo realizado

Se realizaron búsquedas, en la bibliografía médica y hasta el 15 de marzo 2018, de ensayos en que un grupo de pacientes con DCL hubieran participado de ECO por al menos 12 semanas y que se hubieran comparado con otro grupo que no recibió ECO. Este grupo "control" podía haber participado en una actividad alternativa, o los miembros del grupo podían no haber recibido ninguna intervención. Para que la comparación sea lo más justa posible, debía decidirse al azar si los participantes se asignaban al grupo de ECO o de control El interés central era verificar si los participantes del estudio presentaban demencia y la funcionalidad cognitiva general, pero también se buscó evidencia sobre habilidades cognitivas particulares, las actividades cotidianas, la calidad de vida, el estado de ánimo o el bienestar mental y cualquier efecto perjudicial.

Datos encontrados

Se encontraron ocho ensayos con 660 participantes para incluir en la revisión. Siete de los ensayos (623 participantes) compararon el ECO con una actividad alternativa. Ninguno de los ensayos incluidos examinó la aparición de demencia, por lo que esta revisión no presenta evidencia de si la participación en el entrenamiento cognitivo por ordenador ayudará a prevenir la demencia. El resultado principal con relación a los otros resultados de interés fue que la calidad general de la evidencia era muy baja. La baja calidad se debió principalmente al tamaño pequeño de la muestra, los problemas con los métodos de estudio y las diferencias entre los ensayos. Por lo tanto, hay mucha incertidumbre acerca de los resultados de los estudios (aunque se halló cierta evidencia de un beneficio escaso del ECO para la cognición) y se considera probable que se obtengan resultados diferentes con los estudios de investigación futuros.

Conclusiones

Lamentablemente, no es aún posible responder a la pregunta de revisión con algún grado de certeza. Se cree que sigue siendo un área importante para el estudio adicional. Sería importante ver estudios más amplios, que serían más capaces de detectar efectos del ECO, y estudios más largos, necesarios para indicar si hay beneficio, si los efectos beneficiosos son duraderos y si existe la posibilidad de prevenir o retrasar el desarrollo de demencia.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia disponible en la actualidad no permite determinar si el entrenamiento cognitivo por ordenador prevendrá la demencia clínica o mejorará/mantendrá la funcionalidad cognitiva en los pacientes con evidencia de deterioro cognitivo. A pesar del gran tamaño del efecto observado en los estudios individuales, no es posible derivar implicancias para la práctica clínica debido a las siguientes razones: número de ensayos bajo, muestras pequeñas, riesgo de sesgo, incongruencia entre los ensayos y alta imprecisión de los resultados. Es poco probable que se presenten eventos adversos directos, aunque el tiempo y a veces el dinero que implican los programas de entrenamiento cognitivo por ordenador pueden representar una carga significativa. Se necesita investigación adicional, que debe concentrarse en mejorar el rigor metodológico, con selección de medidas de resultado apropiadas y evaluación de la generalizabilidad y la persistencia de los efectos. Se necesitan ensayos con seguimiento a largo plazo para determinar el potencial de esta intervención para reducir el riesgo de demencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El número de personas que viven con demencia es cada vez mayor. La demencia clínica no se presenta de modo repentino, sino que es precedida por un período de deterioro cognitivo aparte del cambio normal relacionado con la edad. El cuadro de los pacientes en este estadio intermedio, entre la funcionalidad cognitiva normal y la demencia clínica, a menudo se describe como deterioro cognitivo leve (DCL). Se han orientado la investigación y los esfuerzos clínicos para hallar intervenciones que modifiquen la enfermedad y poder prevenir o retrasar la evolución del DCL a la demencia clínica.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de al menos 12 semanas de entrenamiento cognitivo por ordenador (ECO) sobre el mantenimiento o la mejoría de la funcionalidad cognitiva y la prevención de la demencia en pacientes con deterioro cognitivo leve.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas hasta el 31 mayo 2018 en ALOIS (www.medicine.ox.ac.uk/alois) y se hicieron búsquedas adicionales en MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL, ClinicalTrials.gov, y en el WHO portal/ICTRP (www.apps.who.int/trialsearch) para identificar ensayos publicados, no publicados y en curso.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos cuasialeatorios en que se comparó el entrenamiento cognitivo mediante tecnología de ordenador interactiva con una intervención de control activo o inactivo. Las intervenciones de entrenamiento cognitivo por ordenador (ECO) experimentales debían adherirse a los siguientes criterios: duración mínima de la intervención de 12 semanas; cualquier forma de entrenamiento cognitivo por ordenador interactivo, incluidos los ejercicios de ordenador, los juegos de ordenador, los dispositivos móviles, la consola de videojuegos y la realidad virtual. Los participantes eran adultos con un diagnóstico de deterioro cognitivo leve (DCL) o deterioro neurocognitivo leve (DNL), o con alto riesgo de deterioro cognitivo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los ECA incluidos. Los efectos del tratamiento se expresaron como diferencias medias (DM) o diferencias de medias estandarizadas (DME) para los resultados continuos y como cocientes de riesgos (CR) para los resultados dicotómicos. Se utilizaron los criterios GRADE para describir la calidad general de la evidencia de cada resultado.

Resultados principales: 

Ocho ECA, con un total de 660 participantes, cumplieron los criterios de inclusión. La duración de los ensayos incluidos varió de 12 semanas a 18 meses. Sólo un ensayo utilizó un control inactivo. El riesgo de sesgo en la mayoría de los estudios fue poco claro o alto en varios dominios. En general, la posibilidad de establecer conclusiones se vio obstaculizada por la evidencia de muy baja calidad. Casi todos los resultados fueron muy imprecisos; también hubo problemas relacionados con el riesgo de sesgo, la incongruencia entre los ensayos y la falta de direccionalidad de la evidencia.

Ningún ensayo aportó datos sobre la incidencia de demencia. Para las comparaciones del ECO con controles activos e inactivos, fue muy baja la calidad de la evidencia en el otro resultado primario de funcionalidad cognitiva global inmediatamente después del período de intervención. Por lo tanto, no fue posible extraer conclusiones relacionadas con este resultado.

Debido a la calidad muy baja de la evidencia, tampoco se pudo determinar si hubo efecto del ECO en comparación con el control activo en los resultados secundarios de memoria episódica, memoria de trabajo, funcionalidad ejecutiva, depresión, rendimiento funcional y mortalidad. Se halló evidencia de calidad baja que indica que probablemente no haya efectos sobre la velocidad de procesamiento (DME 0,20; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,16 a 0,56; dos estudios; 119 participantes), la fluidez verbal (DME -0,16; IC del 95%: -0,76 a 0,44; tres estudios; 150 participantes) ni la calidad de vida (diferencia de medias [DM] 0,40; IC del 95%: -1,85 a 2,65; 1 estudio, 19 participantes).

Cuando se comparó el ECO con el control inactivo, se obtuvieron datos sobre cinco resultados secundarios, incluida la memoria episódica, la función ejecutiva, la fluidez verbal, la depresión y el rendimiento funcional. Se halló evidencia de muy baja calidad; por lo tanto, no fue posible extraer conclusiones relacionadas con estos resultados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save