Uso de la TEP 18F con florbetapir para el diagnóstico temprano de la demencia de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias en pacientes con deterioro cognitivo leve

Pregunta de la revisión: ¿En los pacientes con deterioro cognitivo leve (DCL), el uso de la TEP 18F con florbetapir predice la progresión a la demencia de la enfermedad de Alzheimer (DEA) y otras demencias?

Antecedentes

Debido al envejecimiento global, se espera que el número de personas con demencia aumente de manera significativa en las próximas décadas. Se aconseja el diagnóstico de la demencia en un estadio inicial, aunque no hay un acuerdo generalizado sobre el mejor enfoque. Varias pruebas sencillas realizadas con lápiz y papel y utilizadas por los profesionales sanitarios pueden evaluar a los pacientes con memoria deficiente o deterioro cognitivo. Aún no se sabe si el uso de una TEP especial que detecta el amiloide (uno de los sellos distintivos de la enfermedad de Alzheimer) mejora la capacidad de predecir la progresión del DCL a DEA u otras formas de demencia. Debido a que estas pruebas son costosas, es importante que proporcionen beneficios adicionales.

Objetivo

Se procuró evaluar la exactitud de la TEP18F con florbetapir para identificar a los pacientes con DCL que progresan clínicamente a DEA, otros tipos de demencia o cualquier forma de demencia durante un período de tiempo.

Características de los estudios

La evidencia está actualizada hasta mayo de 2017. Se encontraron tres estudios que incluyeron 453 pacientes con DCL. Dos estudios evaluaron la progresión del DCL a DEA y un estudio evaluó la progresión del DCL a cualquier forma de demencia.

Con respecto a los dos estudios que evaluaron la progresión del DCL a DEA, un estudio incluyó 401 pacientes con un seguimiento de 1,6 años y la media de edad fue 72 años. El otro estudio incluyó 47 pacientes, un seguimiento de tres años y la media de edad fue 72 años.

El otro estudio que consideró cualquier forma de demencia incorporó cinco pacientes mayores de 90 años de edad.

Dos de los estudios fueron financiados por el fabricante de la prueba.

Calidad de la evidencia

La limitación principal de esta revisión fue que los resultados se basaron en tres estudios solamente que no proporcionaron detalles suficientes sobre la forma en que se seleccionó a los pacientes ni si la información de la tomografía se evaluó de forma separada al diagnóstico final. Los estudios se consideraron con alto riesgo de sesgo debido a los posibles conflictos de intereses detectados.

Hallazgos clave

En esta revisión, se encontraron los siguientes resultados basados en los tres estudios.

En el seguimiento de 1,6 años, con evaluación visual, la tomografía clasificó correctamente el 89% de los pacientes que progresaron a DEA pero sólo el 58% de los que no progresaron a DEA. Esto significa que en un grupo de 100 pacientes con DCL, el 15% de los cuales presentará DEA, se esperaría que 13 de 15 pacientes tuviera un resultado positivo y que los otros dos sean falsos negativos. Además, 49 pacientes que no presentarán DEA tendrían un resultado negativo, pero 36 que no presentarán DEA tendrán un resultado positivo (falsos positivos).

En el estudio que siguió a los pacientes por tres años y utilizó la evaluación visual, la tomografía clasificó correctamente al 67% de los pacientes que progresaron a DEA y al 71% de los que no progresaron a DEA. Esto significa que en un grupo de 100 pacientes con DCL, 19 de los cuales presentarán DEA, se esperaría que 13 pacientes tendrían un resultado positivo, y seis, un resultado falso negativo. Además, 58 de 81 pacientes que no progresarán a DEA tendrían un resultado negativo, pero 23 pacientes que no presentarán DEA tendrían un resultado positivo (falsos positivos). El reducido número de participantes evaluados a los tres años disminuyó la confianza en estas estimaciones de exactitud.

Con relación a cualquier forma de demencia, el extremadamente reducido número participantes imposibilitó que se pudieran hacer estimaciones significativas de exactitud.

Se concluye que no se puede recomendar el uso sistemático de la TEP 18F con florbetapir en la práctica clínica para predecir la progresión del DCL a la DEA o cualquier forma de demencia sobre la base de los datos disponibles en la actualidad. Se necesitan más estudios para demostrar su utilidad.

Conclusiones de los autores: 

Aunque la sensibilidad fue buena en un estudio incluido, no se puede recomendar el uso sistemático de la TEP 18F con florbetapir en la práctica clínica para predecir la progresión del DCL a DEA, debido a la baja especificidad y los datos limitados disponibles en la bibliografía.

Debido a la baja sensibilidad y especificidad, el número limitado de pacientes incluidos y los datos limitados disponibles en la bibliografía, no se puede recomendar el uso sistemático en la práctica clínica para predecir la progresión del DCL a cualquier forma de demencia.

Debido a los altos costes de 18F con florbetapir, es importante demostrar claramente la EPD y estandarizar el proceso de esta modalidad antes de extender su uso.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La absorción de 18F con florbetapir por el tejido cerebral, medida con tomografía de emisión de positrones (TEP), es aceptada por organismos reguladores como la Food and Drug Administration (FDA) y la European Medicine Agencies (EMA) para evaluar la carga de amiloide en los pacientes con demencia. Su valor agregado se demuestra principalmente al excluir la patología de Alzheimer en un diagnóstico establecido de demencia. Sin embargo, el National Institute on Aging y la Alzheimer's Association (NIA-AA) revisaron los criterios diagnósticos de la enfermedad de Alzheimer, y la confianza en el diagnóstico del deterioro cognitivo leve (DCL) debido a la enfermedad de Alzheimer puede aumentar al utilizar algunas pruebas de marcadores biológicos de amiloide como el 18F con florbetapir. Estas pruebas, agregadas a los criterios clínicos centrales del DCL, podrían aumentar la exactitud de la prueba diagnóstica (EPD) de una estrategia de evaluación. Sin embargo, todavía no se ha evaluado sistemáticamente la EPD del 18F con florbetapir para predecir la progresión del DCL a la demencia de la enfermedad de Alzheimer (DEA) u otras demencias.

Objetivos: 

Determinar la EPD de la TEP 18F con florbetapir para detectar a los pacientes con DCL en el momento de realizar la prueba que progresarán clínicamente a DEA, otras formas de demencia (no DEA) o cualquier forma de demencia en el seguimiento.

Métodos de búsqueda: 

Esta revisión está actualizada hasta mayo de 2017. Se realizaron búsquedas en MEDLINE (OvidSP), Embase (OvidSP), PsycINFO (OvidSP), BIOSIS Citation Index (Thomson Reuters Web of Science), Web of Science Core Collection, incluido el Science Citation Index (Thomson Reuters Web of Science) y el Conference Proceedings Citation Index (Thomson Reuters Web of Science), LILACS (BIREME), CINAHL (EBSCOhost), ClinicalTrials.gov (https://clinicaltrials.gov) y la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform (WHO ICTRP) (http://www.who.int/ictrp/search/en/). Se hicieron búsquedas en ALOIS, en el registro especializado de estudios de demencia del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia & Cognitive Improvement Group) (http://www.medicine.ox.ac.uk/alois/). Se verificaron las listas de referencias de cualquier estudio y revisión sistemática relevante y se realizó el seguimiento de citas mediante Science Citation Index para identificar cualquier estudio relevante adicional. No se aplicaron restricciones de idioma ni fecha a las búsquedas electrónicas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios que habían definido de manera prospectiva a las cohortes con cualquier definición aceptada de DCL en el momento de realizar la prueba y el uso de 18F con florbetapir para evaluar la EPD de la progresión de DCL a DEA u otras formas de demencia. Además, sólo se seleccionaron los estudios que aplicaron un estándar de referencia para el diagnóstico de la demencia de Alzheimer, por ejemplo, el National Institute of Neurological and Communicative Disorders and Stroke and the Alzheimer’s Disease and Related Disorders Association (NINCDS-ADRDA) o los criterios del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders-IV (DSM-IV).

Obtención y análisis de los datos: 

Se revisaron todos los títulos y los resúmenes identificados en las búsquedas electrónicas en las bases de datos. Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los estudios para inclusión y extrajeron los datos para crear tablas de dos por dos, mostrando los resultados de la prueba binaria clasificados de forma cruzada con el estándar de referencia binaria. Estos datos se utilizaron para calcular la sensibilidad, la especificidad y los intervalos de confianza del 95%. Dos evaluadores independientes realizaron la evaluación de la calidad mediante la herramienta QUADAS-2 más algunos ítems adicionales para evaluar la calidad metodológica de los estudios incluidos.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios, dos de los cuales evaluaron la progresión del DCL a DEA, y uno, la progresión del DCL a cualquier forma de demencia.

La progresión del DCL a DEA se evaluó en 448 participantes. Los estudios informaron datos sobre 401 participantes con 1,6 años de seguimiento y de 47 participantes con tres años de seguimiento. Sesenta y un participantes (15,2%) progresaron a los 1,6 años de seguimiento; nueve participantes (19,1%) progresaron a los tres años de seguimiento.

La progresión del DCL a cualquier forma de demencia se evidenció en cinco participantes a los 1,5 años de seguimiento y tres participantes (60%) progresaron a cualquier forma de demencia.

Hubo inquietudes con respecto a la aplicabilidad en el estándar de referencia de los tres estudios. Con respecto al dominio de flujo y tiempo, dos estudios se consideraron con alto riesgo de sesgo.

DCL a DEA;

La progresión del DCL a DEA en pacientes con un seguimiento de dos años a menos de cuatro años tuvo una sensibilidad del 67% (IC del 95%: 30 a 93) y una especificidad del 71% (IC del 95%: 54 a 85) mediante la evaluación visual (n = 47, un estudio).

La progresión de DCL a DEA en los pacientes con un seguimiento de un año a menos de dos años tuvo una sensibilidad del 89% (IC del 95%: 78 a 95) y una especificidad del 58% (IC del 95%: 53 a 64) mediante la evaluación visual, y una sensibilidad del 87% (IC del 95%: 76 a 94) y una especificidad del 51% (IC del 95%: 45 a 56) mediante la evaluación cuantitativa con el cociente del valor de captación estandarizado (SUVR, por sus siglas en inglés) (n = 401, un estudio).

DCL a cualquier forma de demencia;

La progresión del DCL a cualquier forma de demencia en los pacientes con un seguimiento de un año a menos de dos años tuvo una sensibilidad del 67% (IC del 95%: 9 a 99) y una especificidad del 50% (IC del 95%: 1 a 99) mediante la evaluación visual (n = 5, un estudio).

DCL a cualquier otra forma de demencia (no DEA);

No hubo información sobre la progresión del DCL a cualquier otra forma de demencia (no DEA).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save