Corticosteroides para el tratamiento de las náuseas y los vómitos no relacionados con la quimioterapia, la radioterapia ni la cirugía en pacientes adultos con cáncer

Antecedentes

Las náuseas son un síntoma frecuente en el cáncer avanzado. Si bien las náuseas y los vómitos pueden estar relacionados con los tratamientos oncológicos, como la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía, un número significativo de pacientes con cáncer avanzado también presenta náuseas no relacionadas con estos tratamientos. Las náuseas y los vómitos también pueden causar trastornos psicológicos y tener una repercusión negativa sobre la calidad de vida de los pacientes con cáncer; a menudo no se tratan de manera adecuada.

Características de los estudios

En agosto de 2016, se encontraron tres estudios relevantes con 451 participantes. El tamaño de los ensayos varió de 51 a 280 participantes. La duración de los estudios incluidos varió de siete a 14 días. Dos estudios compararon dexametasona con placebo. El tercer estudio comparó varias medicinas adicionales en diversas combinaciones que incluyeron metoclopramida, clorpromazina, tropisetrón y dexametasona.

Resultados clave y calidad de la evidencia

La evidencia actual se basa en un escaso número de estudios con un número pequeño de participantes. La calidad de la evidencia de los estudios se clasificó mediante cuatro niveles: muy baja, baja, moderada o alta. La evidencia de calidad muy baja resulta en una menor confiabilidad en los resultados. La evidencia de alta calidad significa que existe mucha seguridad en cuanto a los resultados. A partir de la evidencia disponible se establecen las siguientes conclusiones:

1) se encontró evidencia de muy baja calidad de los efectos de los esteroides sobre las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer;

2) no hubo evidencia acerca de cómo funcionan los esteroides en diferentes tipos de cáncer; y

3) se informaron pocos efectos secundarios y los fármacos generalmente se toleraron bien. Se necesitan más estudios de alta calidad para determinar si los esteroides son agentes antieméticos efectivos.

Conclusiones de los autores: 

Hay pocos estudios que evalúen los efectos de los corticosteroides sobre las náuseas y los vómitos no relacionados con la quimioterapia, la radioterapia ni la cirugía en pacientes adultos con cáncer. Esta revisión encontró evidencia de muy baja calidad que no apoya ni refuta la administración de corticosteroides en este contexto. Se necesitan estudios de alta calidad adicionales para determinar si los corticosteroides son eficaces en este contexto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las náuseas son un síntoma frecuente en el cáncer avanzado, con una prevalencia de hasta el 70%. Si bien las náuseas y los vómitos pueden estar relacionados con los tratamientos oncológicos, como la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía, un número significativo de pacientes con cáncer avanzado también presenta náuseas no relacionadas con estos tratamientos. Las náuseas y los vómitos también pueden causar trastornos psicológicos y tener una repercusión negativa sobre la calidad de vida de los pacientes con cáncer; al igual que el dolor, a menudo las náuseas no se tratan de manera adecuada. El mecanismo de acción exacto de los corticosteroides en las náuseas no está claro; sin embargo, se administran para controlar varias complicaciones específicas del cáncer que incluyen la compresión de la médula espinal, la presión intracraneal elevada y la carcinomatosis con linfangitis. También se administran de forma habitual en los cuidados paliativos para una gran variedad de indicaciones no específicas como el dolor, las náuseas, la anorexia, la fatiga y la depresión. Sin embargo, hay poca evidencia objetiva de la eficacia en el control de los síntomas y los corticosteroides tienen una variedad amplia de efectos adversos que son dependientes de la dosis y la duración del tratamiento. Debido a su uso generalizado, es importante determinar la evidencia de los efectos sobre las náuseas y los vómitos no relacionados con el tratamiento del cáncer.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los corticosteroides sobre las náuseas y los vómitos no relacionados con la quimioterapia, la radioterapia ni la cirugía en los pacientes adultos con cáncer.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE Ovid, Embase Ovid, CINAHL EBSCO, Science Citation Index Web of Science, Latin America and Caribbean Health Sciences (LILACS), Conference Proceedings Citation Index - Science Web of Science, y en registros de ensayos clínicos, desde su inicio hasta el 23 agosto 2016.

Criterios de selección: 

Fue elegible para la revisión cualquier ensayo controlado aleatorio o prospectivo doble ciego que incluyera pacientes adultos de 18 años de edad y más con cáncer avanzado con náuseas y vómitos no relacionados con la quimioterapia, la radioterapia, ni la cirugía que administrara corticosteroides como tratamiento antiemético.

Obtención y análisis de los datos: 

Todos los autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se utilizaron las medias aritméticas y las desviaciones estándar de cada resultado para informar la diferencia de medias (DM), con intervalo de confianza (IC) del 95%. Se evaluó la calidad de la evidencia mediante GRADE y se creó una tabla de "Resumen de los hallazgos".

Resultados principales: 

Tres estudios cumplieron los criterios de inclusión con 451 participantes. El tamaño de los ensayos varió de 51 a 280 participantes. Dos estudios compararon dexametasona con placebo y el tercer estudio comparó varias intervenciones adicionales en diversas combinaciones que incluyeron metoclopramida, clorpromazina, tropisetrón y dexametasona. La duración de los estudios varió de siete a 14 días. En el metanálisis de la intensidad de las náuseas se incluyeron dos estudios (127 participantes) con datos a los ocho días; en el tercer estudio no hubo datos disponibles que incorporaran las mismas medidas de resultado. El tratamiento con el corticosteroide dexametasona dio lugar a menos náuseas (medidas en una escala de 0 a 10, con una puntuación inferior que indicaba menos náuseas) en comparación con placebo a los ocho días (DM 0,48 menos náuseas; IC del 95%: 1,53 inferior a 0,57 mayor; evidencia de muy baja calidad), aunque este resultado no fue estadísticamente significativo (P = 0,37). La frecuencia de eventos adversos no fue significativamente diferente entre los grupos y las intervenciones se toleraron bien. Los factores que limitaron el análisis estadístico incluyeron la falta de mediciones estandarizadas de las náuseas y el uso de diferentes agentes, dosis y comparaciones. El análisis de subgrupos según el tipo de cáncer no fue posible debido a que no hubo suficientes datos. La calidad de esta evidencia se disminuyó tres niveles, de alta a muy baja, debido a imprecisión, posible sesgo de selección, sesgo de desgaste y escaso número de participantes en los estudios incluidos.

Tools
Information
Share/Save