Uso de máquinas para preservar los riñones de donantes cadavéricos antes del trasplante

¿Cuál es el problema?

El trasplante de riñón es el tratamiento de elección para los pacientes con insuficiencia renal terminal. Sin embargo, no es suficiente el número de órganos donados disponibles. Además, mientras el riñón donado está fuera del cuerpo se encuentra privado de oxígeno, y la interrupción de la circulación permite la formación de pequeños coágulos que causan daños en el órgano. Este daño sigue siendo una barrera principal para el trasplante, ya que hace que muchos órganos no sean viables y se asocia con una menor supervivencia de los riñones trasplantados. Tradicionalmente, el riñón se conservaba en hielo (almacenamiento en frío estático). Las máquinas con soluciones frías (máquina de perfusión hipotérmica) o calientes (máquina de perfusión normotérmica) que circulan a través de los riñones donados procuran reducir el daño durante el transporte y por lo tanto mejorar los resultados para estos órganos.

¿Qué se hizo?

Se realizó una búsqueda rigurosa de estudios que compararan la máquina de perfusión hipotérmica, la máquina de perfusión normotérmica y el almacenamiento en frío estático estándar. Posteriormente, los datos de los estudios incluidos podían combinarse para el análisis adicional. El resultado primario fue la tasa de función retardada del injerto (FRI) (número de pacientes que necesitaron apoyo de diálisis extra en la semana posterior al trasplante). El resultado secundario principal de interés fue la supervivencia del riñón al año (número de riñones trasplantados funcionales al año).

¿Qué se encontró?

Se incluyeron 16 estudios (2266 participantes) que compararon la máquina de perfusión hipotérmica con el almacenamiento en frío estático. El uso de la máquina de perfusión hipotérmica en lugar del almacenamiento en frío estático estándar reduce el riesgo de FRI en cerca de un 23%. Dos informes realizaron el análisis económico en países de EE.UU. y europeos, y ambos calcularon el ahorro de costos con el uso de la máquina de perfusión hipotérmica. Dos estudios informaron que la máquina de perfusión hipotérmica prolonga el tiempo que el riñón donado sobrevive en el receptor; sin embargo, no se pudo realizar un análisis para confirmar este dato. Sigue siendo incierto el efecto de la MPH sobre otros resultados (incidencia de rechazo agudo, supervivencia del paciente, estancia hospitalaria, función del riñón a largo plazo, duración de la FRI).

No se identificaron estudios finalizados que investigaran la máquina de perfusión normotérmica, aunque se identificó un estudio en curso.

Conclusiones

En comparación con el almacenamiento en frío estático estándar, la máquina de perfusión hipotérmica reduce la tasa de FRI en el riñón de donante cadavérico, y es probable que resulte en una mayor supervivencia del riñón trasplantado y el ahorro general de costes. Se necesitan estudios que consideren la máquina de perfusión normotérmica para evaluar si se obtienen mejores resultados.

Conclusiones de los autores: 

La MPH es superior al AFE en el trasplante renal de donante cadavérico. Lo anterior es válido tanto para riñones de DME como de DMC, y sigue siendo así en la actualidad (estudios realizados en la última década). Como la tasa de FRI general es más alta en los riñones de DMC, se necesitan menos perfusiones para prevenir un episodio de FRI (7,26 versus 13,60 en riñones de DME).

No se requieren estudios adicionales que consideren exclusivamente la repercusión de la MPH en la incidencia de FRI. Una forma efectiva de obtener datos adicionales de supervivencia del trasplante a largo plazo serían los informes de seguimiento que detallan esta variable de los participantes de los estudios ya incluidos en esta revisión.

El análisis económico, sobre la base de los resultados de esta revisión, ayudaría a consolidar la MPH como el método de preservación estándar en el trasplante renal de donantes cadavéricos.

Se requieren ECA que analicen la MP(sub)N.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El trasplante de riñón es el tratamiento de elección para los pacientes con insuficiencia renal terminal. La extracción, el transporte y el trasplante del órgano causan lesión por isquemia de reperfusión. El almacenamiento en frío estático (AFE) es el estándar actual aceptado mediante el cual se almacena el riñón en hielo después de la extracción del donante, para después retirarlo del contenedor con hielo en el momento de la implantación. Sin embargo, se dispone ahora de tecnología para perfundir o "bombear" el riñón durante la fase de transporte o en el centro de recepción. Este procedimiento se puede realizar a diversas temperaturas y con distintos perfundidos. La efectividad del tratamiento se manifiesta clínicamente como función retardada del injerto (FRI), en que el riñón no logra producir orina inmediatamente después del trasplante.

Objetivos: 

Comparar la máquina de perfusión hipotérmica (MPH) y la máquina de perfusión (sub)normotérmica (MPN) con el AFE estándar.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de estudios del Grupo Cochrane de Riñón y Trasplante (Cochrane Kidney and Transplant Register of Studies) hasta el 18 octubre 2018, mediante contacto con el especialista en información, utilizando términos de búsqueda relevantes para esta revisión. Los estudios en el registro especializado se identifican mediante búsquedas en CENTRAL, MEDLINE y EMBASE, en actas de congresos, en el International Clinical Trials Register (ICTRP) Search Portal y en ClinicalTrials.gov.

Criterios de selección: 

Se consideraron para la inclusión todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos cuasialeatorios que compararon las MPH/MPN con el AFE para el trasplante renal de donante cadavérico. Se incluyeron todos los tipos de donantes (donantes de muerte circulatoria [DMC] y encefálica [DME], donantes según criterios estándar y extendidos/ampliados). Fueron elegibles para su inclusión los estudios apareados y no apareados.

Obtención y análisis de los datos: 

Se cribaron los resultados de la búsqueda bibliográfica y se utilizó un formulario de extracción de datos estándar para recopilar los datos. Ambos pasos fueron realizados por dos autores de la revisión independientes. Los resultados dicotómicos se expresaron como cociente de riesgos (CR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Las escalas continuas de medición se expresaron como diferencia de medias (DM). Para el análisis de datos se utilizaron los modelos de efectos aleatorios. El resultado primario fue la incidencia de FRI. Los resultados secundarios fueron: la supervivencia del injerto a un año, la incidencia de fracaso primario (FP), la duración del FRI, la supervivencia del injerto a largo plazo, las implicaciones económicas, la función del injerto, la supervivencia del paciente y la incidencia del rechazo agudo.

Resultados principales: 

Aunque ningún estudio informó sobre la MPN, se identificó un estudio en curso.

Se incluyeron 16 estudios (2266 participantes) que compararon la MPH con el AFE; se pudieron metanalizar 15 estudios. Catorce estudios informaron sobre la necesidad de diálisis en la primera semana posterior al trasplante (incidencia de FRI); hay evidencia de certeza alta de que la MPH reduce el riesgo de FRI en comparación con el AFE (CR 0,77; IC del 95%: 0,67 a 0,90; P = 0,0006). La MPH reduce el riesgo de FRI en los riñones de DMC siete estudios, 772 participantes: CR 0,75; IC del 95%: 0,64 a 0,87; P = 0,0002; evidencia de certeza alta), así como los riñones de los DME (cuatro estudios, 971 participantes: CR 0,78; IC del 95%: 0,65 a 0,93; P = 0,006; evidencia de certeza alta). El número de perfusiones requeridas para prevenir un episodio de FRI (número necesario a tratar, NNT) fue de 7,26 y 13,60 en riñones de DMC y DME respectivamente. En todos los estudios realizados en la última década, se utilizó la máquina LifePort y se confirmó que la MPH reduce la incidencia de FRI en la actualidad (cinco estudios, 1355 participantes: CR 0,77; IC del 95%: 0,66 a 0,91; P = 0,002; evidencia de certeza alta). Los informes de análisis económicos indican que la MPH puede resultar en ahorro de costes en países de Norteamérica y Europa.

Dos estudios informaron que la MPH también mejora la supervivencia del injerto; sin embargo, no fue posible metanalizar estos resultados. No pudo demostrarse una reducción de la incidencia del FP. Sigue siendo incierto el efecto de la MPH sobre otros resultados (incidencia de rechazo agudo, supervivencia del paciente, estancia hospitalaria, función del riñón a largo plazo, duración de la FRI).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save