Grupos de apoyo en línea para pacientes con cáncer de mama

Pregunta de la revisión

Se revisaron las pruebas de los efectos de los grupos de apoyo en línea para las pacientes con cáncer de mama sobre la angustia emocional, la inseguridad, la ansiedad, la depresión y la calidad de vida.

Antecedentes

Las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama pueden estar afectadas física, psicológica y emocionalmente. Tienen incertidumbres con respecto al futuro y pueden necesitar información y apoyo para ayudarles a afrontar su enfermedad. Cada vez más, los pacientes con cáncer acceden a Internet para buscar la información y el apoyo que necesitan; muchos se asocian a grupos de apoyo en línea. En este momento se sabe poco acerca de cómo la participación en grupos de apoyo en línea afecta psicológica y emocionalmente a las pacientes con cáncer de mama.

Características de los estudios

Se realizó una búsqueda sistemática en la bibliografía sin restricciones con respecto al idioma o el país. En esta revisión se incluyeron seis estudios, con una población total de 492 pacientes con cáncer de mama. Cinco de los seis estudios tenían muestras pequeñas. Las participantes en los estudios fueron predominantemente mujeres "blancas", bien educadas, con ingresos moderados a altos y con cualquier estadio de cáncer de mama sometidas a una variedad de tratamientos.

Los grupos de apoyo en línea en estos seis ensayos se mantuvieron durante seis a 30 semanas e incluyeron de ocho a 15 miembros. Las pacientes participaron en estos grupos entre 1,5 y 2,5 horas por semana. Los investigadores informaron todos los ensayos en inglés y realizaron su investigación en los Estados Unidos.

Resultados clave

Ninguno de los ensayos incluidos midió la angustia emocional ni la inseguridad. Las pacientes que participaron en grupos de apoyo en línea no mostraron mejorías en la ansiedad ni la calidad de vida en comparación con las de los grupos control (que incluyeron pacientes con características similares que no participaron en grupos de apoyo en línea). Sin embargo, las pacientes que participaron en los grupos de apoyo en línea mostraron una reducción pequeña a moderada de la depresión en comparación con las de los grupos control.

Los resultados no mostraron diferencias en la depresión entre los grupos dirigidos por compañeras y los dirigidos por profesionales sanitarios. Sin embargo, las pacientes que participaron en grupos en línea estándar (dirigidos por participantes sin la estimulación de profesionales sanitarios) informaron una mayor reducción de la depresión y la ansiedad que las de otros tipos de grupos en línea (en los que el investigador invitó de forma específica a las participantes a responder a las necesidades de apoyo de otras participantes).

Calidad de la evidencia

Estudios pequeños de calidad baja o muy baja atribuida principalmente al diseño deficiente del estudio y a otras deficiencias, proporcionaron pruebas sobre la efectividad de los grupos de apoyo en línea para las pacientes con cáncer de mama. Se necesitan ensayos rigurosos grandes que incluyan participantes étnica y económicamente diversas que proporcionen pruebas consistentes sobre la efectividad de los grupos de apoyo en línea para las pacientes con cáncer de mama.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión no encontró las evidencia necesarias para mostrar si la participación en los grupos de apoyo en línea fue beneficiosa para las pacientes con cáncer de mama, porque los ensayos identificados fueron pequeños y de calidad baja o muy baja. Se necesitan ensayos rigurosos grandes, con participantes étnica y económicamente diversas para proporcionar evidencia consistentes con respecto a los resultados psicosociales seleccionados para esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las tasas de supervivencia de las pacientes con diagnóstico de cáncer de mama mejoran cada día. Sin embargo, algunas pacientes pueden presentar efectos físicos, psicológicos y emocionales después del diagnóstico, así como durante y después del tratamiento. Los grupos de apoyo pueden brindar oportunidades a las personas de intercambiar experiencias y aprender de otras. Como el número de grupos de apoyo en línea ha aumentado, cada vez más pacientes con cáncer de mama tendrán la posibilidad de acceder a ellos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los grupos de apoyo en línea sobre la angustia emocional, la inseguridad, la ansiedad, la depresión y la calidad de vida (CdV) de las pacientes con cáncer de mama.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas de ensayos en el registro especializado del Grupo Cochane de Cáncer de Mama (Cochrane Breast Cancer Specialised Register), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2016, número 4), MEDLINE, Embase y en PsycINFO el 2 mayo 2016, y se hicieron búsquedas manuales en revistas y en listas de referencias. También se hicieron búsquedas en el World Health Organization's International Clinical Trials Registry Platform (WHO ICTRP) search portal y en clinicaltrials.gov el 2 mayo 2016.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaron los efectos de los grupos de apoyo en línea sobre las pacientes con diagnóstico de cáncer de mama y las pacientes que han finalizado el tratamiento para el cáncer de mama. Se incluyeron los estudios que compararon los grupos de apoyo en línea con un grupo de atención habitual y los estudios que compararon dos o más tipos de grupos de apoyo en línea (sin un grupo de atención habitual).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Los datos de resultado se presentaron mediante las diferencias de medias (DM) y las diferencias de medias estandarizadas (DME) junto con los intervalos de confianza (IC) del 95%, y se utilizó el modelo de efectos fijos cuando fue apropiado. La calidad del conjunto de pruebas se evaluó con el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis estudios (492 pacientes) que evaluaron los grupos de apoyo en línea para las pacientes con cáncer de mama. Los grupos de apoyo en línea en estos seis ensayos se mantuvieron durante seis a 30 semanas. Las pacientes participaron en estos grupos entre 1,5 y 2,5 horas por semana, y los investigadores realizaron todos los estudios en los EE.UU. Las participantes fueron predominantemente blancas, bien educadas y con ingresos moderados a altos. Cuatro estudios compararon un grupo de apoyo en línea versus un grupo control, y los otros dos compararon un grupo de apoyo en línea "moderado" versus uno "conducido por una compañera" y un grupo de apoyo en línea "estándar" versus uno "mejorado", respectivamente.

Ninguno de los estudios incluidos midió la "angustia emocional" ni la inseguridad. Un estudio (78 pacientes) en el cual faltaron datos para el análisis no informó efectos positivos del apoyo en línea sobre la "angustia" y la "angustia específica por el cáncer" versus el apoyo proporcionado por un grupo control. Dos estudios midieron la ansiedad: Un estudio (72 pacientes) no encontró diferencias en la ansiedad al final de la intervención entre el grupo de apoyo en línea y el grupo control (DM -0,40; IC del 95%: -6,42 a 5,62; evidencia de baja calidad) y el segundo estudio (184 pacientes) informó una reducción en los niveles de ansiedad al final de la intervención al comparar el grupo de apoyo "estándar" (dirigido por participantes sin la estimulación por parte de profesionales sanitarios) versus un grupo de apoyo en línea "mejorado" (en el que el investigador invitó de forma específica a las participantes a responder a las necesidades de apoyo de otra participante).

Cinco estudios (414 mujeres) midieron la depresión. Tres estudios compararon la depresión en el grupo de apoyo en línea con la depresión en el grupo control. Los datos agrupados de dos estudios (120 pacientes) mostraron una reducción pequeña a moderada de la depresión en el grupo de apoyo en línea en comparación con los grupos control al final de la intervención (DME -0,37; IC del 95%: -0,75 a 0,00; evidencia de muy baja calidad). El tercer estudio, un estudio piloto (30 pacientes), no proporcionó datos para el análisis pero no informó diferencias en la depresión entre las participantes de los grupos de apoyo y control al final de la intervención. De los dos estudios restantes que midieron la depresión, un estudio (60 pacientes) no proporcionó datos extraíbles para la comparación pero no informó diferencias en los síntomas depresivos entre un grupo de apoyo "moderado" y uno "conducido por una compañera"; el otro estudio (184 pacientes) informó una mayor reducción en la depresión en el grupo de apoyo "estándar" que en el grupo de apoyo en línea "mejorado".

Tres estudios midieron la calidad de vida. Un estudio piloto (30 pacientes) proporcionó datos limitados para el análisis pero no informó cambios en la calidad de vida al final de la intervención. Sólo dos estudios (140 pacientes) proporcionaron datos para el agrupamiento y no mostraron efectos positivos sobre la calidad de vida a los cuatro meses después de la intervención en comparación con los controles (DME -0,11; IC del 95%: -0,47 a 0,24; evidencia de muy baja calidad). A los 12 meses después de la intervención, un estudio (78 pacientes) informó que el grupo de intervención no logró mejores puntuaciones en la calidad de vida que el grupo control (DM -10,89; IC del 95%: -20,41 a -1,37; evidencia de baja calidad).

No se encontraron datos para los análisis de subgrupos sobre el estadio de la enfermedad, la modalidad de tratamiento y los tipos y las dosis de las intervenciones. Ningún estudio midió los efectos adversos.

Tools
Information
Share/Save