Dosis única de dipirona para el tratamiento del dolor postoperatorio agudo

Conclusión

La dipirona (metamizol) a una dosis oral única de 500 mg produce un alivio aceptable del dolor en cerca de siete de diez pacientes con dolor agudo moderado o intenso.

Antecedentes

El dolor agudo dura un tiempo corto y a menudo se percibe poco después de la lesión. La mayoría de las personas que se someten a cirugía, después tienen un dolor de moderado o grave. Los analgésicos se prueban al administrárseles a pacientes que presentan dolor, a menudo después de la extracción de los cordales u otra cirugía menor. Habitualmente este dolor se trata con analgésicos tomados por vía oral. Los resultados pueden aplicarse a otras formas de dolor agudo. Esta es una revisión de una serie de revisiones Cochrane que analizan cuán buenos son los analgésicos.

La dipirona es un fármaco popular para el alivio del dolor en algunos países y se utiliza para tratar el dolor posoperatorio, el dolor tipo cólico (dolor repentino en la barriga), el dolor por cáncer y la migraña (cefalea grave). Otros países (Japón, Reino Unido, EE.UU.) han prohibido su uso debido a una asociación con trastornos sanguíneos potencialmente mortales como la agranulocitosis (deficiencia de ciertos glóbulos).

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos médicas de estudios de la dipirona utilizada para tratar el dolor posterior a la cirugía en adultos y en comparación con placebo (un tratamiento simulado). Los fármacos se podían administrar por vía oral, en una vena, en un músculo, o en el recto. Las pruebas están actualizadas hasta el 11 de agosto de 2015. Se encontraron ocho estudios con 809 participantes tratados con dipirona, placebo y otros analgésicos. Todos los estudios fueron pequeños, pero tuvieron una calidad moderada a buena.

Resultados clave

Una dosis única de 500 mg de dipirona proporcionó una analgesia efectiva (reducción del dolor del 50% o más durante cuatro a seis horas) en siete de diez participantes (70%), en comparación con tres de diez (30%) con placebo (cinco estudios, 288 participantes en la comparación; pruebas de calidad moderada) y menos participantes necesitaron analgésicos adicionales en el transcurso de cuatro a seis horas (7% con dipirona, 34% con placebo; cuatro estudios, 248 participantes; pruebas de baja calidad).

Hubo muy pocos datos para comparar la dipirona directamente con otros analgésicos.

Hubo muy poca información disponible para establecer cualquier conclusión acerca de otras dosis y formas de administrar la dipirona utilizadas en estos estudios, o acerca del número de pacientes que presentaron efectos secundarios. Los estudios informaron que no hubo efectos secundarios graves ni pacientes que abandonaron los estudios debido a los efectos secundarios, aunque no todos los estudios proporcionaron información sobre estos resultados.

Conclusiones de los autores: 

Según información muy limitada, una dosis única de dipirona 500 mg proporciona buen alivio del dolor en cerca del 70% de los pacientes tratados, en comparación con cerca del 30% con placebo. Por cada cinco pacientes que reciben dipirona 500 mg, dos pacientes presentarán este nivel de analgesia durante cuatro a seis horas y no lo habrían logrado con placebo y menos pacientes necesitarían medicación de rescate.

No fue posible comparar la dipirona directamente con otros tratamientos activos, ni evaluar los efectos de diferentes dosis o vías de administración, ni determinar el número de participantes que presentan eventos adversos debido a que no hubo suficientes datos y el informe fue insuficiente.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La dipirona (metamizol) es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo que se utiliza en algunos países para el tratamiento del dolor (posoperatorio, cólico, por cáncer y migraña); este fármaco está prohibido en otros países debido a una asociación con trastornos sanguíneos potencialmente mortales. Esta revisión reemplaza una revisión Cochrane de 2010 que se ha retirado.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia analgésica y los efectos adversos asociados con una dosis única de dipirona para el dolor posoperatorio agudo moderado a intenso con métodos que permitan la comparación con otros analgésicos evaluados en ensayos estandarizados que utilicen métodos y resultados casi idénticos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en las bases de datos Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y LILACS hasta el 11 de agosto de 2015; la Oxford Pain Relief Database; dos registros de ensayos clínicos; y en las listas de referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorios, doble ciego, controlados con placebo de una dosis única de dipirona para el alivio del dolor posoperatorio moderado a intenso en adultos. Se aceptaron las vías orales, rectales, intramusculares e intravenosas de administración.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión consideraron de forma independiente los estudios para su inclusión en la revisión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se utilizó la suma total de alivio del dolor o la diferencia en la intensidad del dolor (TOTPAR o SPID) durante cuatro a seis horas para calcular el número de participantes que lograron al menos un alivio del dolor del 50%. A partir de los resultados obtenidos se calculó el cociente de riesgos y el número necesario a tratar para lograr un resultado beneficioso adicional (NNTB), con intervalos de confianza (IC) del 95%, para que un participante presentara al menos un alivio del dolor del 50% durante cuatro a seis horas en comparación con placebo. Se analizó el uso de medicación de rescate y el tiempo transcurrido hasta el uso de la medicación de rescate como medidas adicionales de eficacia. También se buscó información sobre los eventos adversos y los retiros.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios con 809 participantes que compararon dipirona oral 500 mg (143 participantes), dipirona oral 1000 mg (57 participantes) y dipirona intramuscular 2000 mg (35 participantes) con placebo (236 participantes). Además de placebo, todos los estudios utilizaron controles activos (ibuprofeno, paracetamol, aspirina, flurbiprofeno, ketoprofeno; 338 participantes). Siete estudios utilizaron la vía oral de administración, y un estudio utilizó la vía intramuscular. La media de la edad varió entre 23 y 62 años. Seis estudios incluyeron hombres y mujeres y dos estudios sólo incluyeron mujeres. Todos los estudios fueron pequeños pero tuvieron una calidad moderada a buena.

Más del 70% de los participantes presentaron el resultado primario de al menos un alivio del dolor del 50% durante cuatro a seis horas con la dipirona oral 500 mg en comparación con el 30% con placebo (cinco estudios, 288 participantes; NNTB 2,4 [IC del 95%: 1,8 a 3,1]) (pruebas de calidad moderada). No hubo datos suficientes para evaluar otras dosis o vías de administración de la dipirona.

Menos participantes necesitaron medicación de rescate en el transcurso de cuatro a seis horas con la dipirona 500 mg que con placebo (7% con dipirona versus 34% con placebo; cuatro estudios, 248 participantes) (pruebas de baja calidad).

Los datos sobre los números de participantes que presentaron cualquier evento adverso se informaron de forma inconsistente y no fue posible realizar un análisis. No se informaron eventos adversos graves o retiros debido a eventos adversos (pruebas de muy baja calidad).

Hubo muy pocos datos para comparar la dipirona directamente con otros tratamientos activos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save