Intervenciones de autocuidado para la diabetes tipo 2 en adultos con enfermedades mentales graves

Pregunta de la revisión

¿Cuáles son los efectos de las intervenciones de autocuidado para la diabetes que se adaptan específicamente a los adultos con diabetes tipo 2 y enfermedades mentales graves?

Antecedentes

La diabetes es uno de los trastornos a largo plazo más frecuentes, y afecta a alrededor de 415 000 000 de personas en todo el mundo. Los pacientes con enfermedades mentales graves presentan el doble de probabilidades de desarrollar diabetes que las personas sin problemas de salud mental debido a muchos factores, que incluyen los efectos secundarios de los antipsicóticos y el "estilo de vida" inadecuado como una dieta deficiente y niveles bajos de actividad física. Una vez que se diagnostica, la diabetes tipo 2 se controla mediante una combinación de fármacos y cambios conductuales. Cuando la diabetes no se trata de forma adecuada los pacientes pueden desarrollar complicaciones graves y potencialmente mortales. Los profesionales sanitarios han elaborado programas de educación del paciente para ayudar a los pacientes a autocontrolar la diabetes y reducir las probabilidades de estas complicaciones. Aunque se ha observado que muchos programas para la diabetes tipo 2 son efectivos, se conoce poco acerca de los programas que han sido adaptados específicamente para satisfacer las necesidades de los pacientes con enfermedades mentales graves.

Características de los estudios

Se identificó un estudio que incluyó a 64 adultos con diabetes tipo 2 y esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo. Los investigadores compararon la atención habitual más volantes informativos con un programa de educación de 24 semanas administrado una vez a la semana durante 90 minutos (Diabetes Awareness and Rehabilitation Training). Este programa proporcionó educación básica sobre la diabetes e información sobre la nutrición y el ejercicio. La edad promedio de los participantes fue 54 años; los participantes convivían con la diabetes tipo 2 desde hacía nueve años como promedio y tenían un diagnóstico psiquiátrico desde los 28 años de edad como promedio. Los pacientes del estudio incluido se monitorizaron durante seis meses después del final del programa.

Estas pruebas están actualizadas hasta el 7 marzo 2016.

Resultados clave

En resumen, pocos estudios han evaluado los efectos de los programas de autocuidado para la diabetes en adultos con enfermedades mentales graves. Los autores del único estudio incluido no informaron las complicaciones relacionadas con la diabetes, la mortalidad por todas las causas, los eventos adversos, la calidad de vida relacionada con la salud ni los efectos socioeconómicos. Describieron mejorías pequeñas en el índice de masa corporal y el peso corporal, así como en el conocimiento de la diabetes y la autoeficacia. Las pruebas actuales no son suficientes para mostrar que estos tipos de programas pueden ayudar a los pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedades mentales graves a controlar mejor la diabetes y sus consecuencias.

Calidad de las pruebas

La calidad general de las pruebas se consideró muy baja, debido principalmente al escaso número de estudios y participantes incluidos, y debido a que los resultados informados por los estudios mostraron inconsistencias.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas no son suficientes para mostrar si las intervenciones de autocuidado para la diabetes tipo 2 en pacientes con enfermedades mentales graves son efectivas para mejorar los resultados. Los investigadores deben realizar ensayos adicionales para establecer la eficacia e identificar los componentes activos de estas intervenciones y los pacientes que tienen más probabilidades de beneficiarse con los mismos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes con enfermedades mentales graves presentan el doble de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas sin enfermedades mentales graves. Las guías de tratamiento para la diabetes tipo 2 recomiendan que a la atención habitual se le debe integrar una educación estructurada que debe ofrecerse a todos los pacientes. Sin embargo, en los pacientes con enfermedades mentales graves, la salud física puede ser una prioridad menor y la motivación para cambiar puede ser limitada. Estos retos adicionales implican que los hallazgos informados en las revisiones sistemáticas anteriores de intervenciones de autocuidado para la diabetes no se pueden generalizar a los pacientes con enfermedades mentales graves, y que se podrían necesitar enfoques adaptados a una educación efectiva sobre la diabetes en esta población.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones de autocuidado para la diabetes específicamente adaptadas a los pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedades mentales graves.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en la Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL), en el International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) Search Portal, ClinicalTrials.gov y en la literatura gris. La fecha de la última búsqueda en todas las bases de datos fue el 7 marzo 2016.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de intervenciones de autocuidado para la diabetes en pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedades mentales graves.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron de forma independiente los resúmenes y artículos de texto completo, extrajeron los datos y realizaron la evaluación del riesgo de sesgo. Se utilizó una taxonomía de las técnicas de cambio conductual y el marco para la teoría del cambio conductual para describir la base teórica de las intervenciones y los componentes activos. Se utilizó el método GRADE (Grades of Recommendation, Assessment, Development and Evaluation Working Group) para evaluar los ensayos en cuanto a la calidad general de las pruebas.

Resultados principales: 

Se incluyó un ensayo controlado aleatorio con 64 participantes con esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo. La edad promedio de los participantes fue 54 años; los participantes convivían con diabetes tipo 2 desde hacía nueve años como promedio, y tenían un diagnóstico psiquiátrico desde los 28 años de edad como promedio. Los investigadores evaluaron el programa de 24 semanas Diabetes Awareness and Rehabilitation Training (DART) en comparación con atención habitual más información (AHI). El seguimiento después de la finalización de los ensayos fue de seis meses. El riesgo de sesgo fue principalmente incierto, aunque fue alto para el informe selectivo. Los autores de los ensayos no informaron las complicaciones relacionadas con la diabetes, la mortalidad por todas las causas, los eventos adversos, la calidad de vida relacionada con la salud ni los efectos socioeconómicos. Doce meses de datos sobre los comportamientos de autocuidado según lo medido de acuerdo al gasto total de energía mostró una media de 2148 kcal para el DART y de 1496 kcal para la AHI (52 participantes; pruebas de muy baja calidad), lo que no indica una mejoría significativa. La intervención no tuvo un efecto significativo sobre la hemoglobina glucosilada A1c (HbA1c) a los seis o 12 meses de seguimiento (datos de la HbA1c a los 12 meses 7,9% para el DART versus 6,9% para la AHI; 52 participantes; pruebas de muy baja calidad). Los investigadores observaron mejorías pequeñas en el índice de masa corporal inmediatamente después de la intervención y a los seis meses, junto con mejorías en el peso luego de la intervención. El conocimiento de la diabetes y la autoeficacia mejoraron inmediatamente después de recibir la intervención, así como el conocimiento a los seis meses. La intervención no mejoró la presión arterial.

Tools
Information
Share/Save