Modalidades de electroterapia para la capsulitis adhesiva (hombro congelado)

Antecedentes

El hombro congelado es una causa habitual de dolor y rigidez del hombro. El dolor y la rigidez del hombro pueden prolongarse por hasta dos a tres años antes de desaparecer, y en las primeras etapas el dolor puede ser muy intenso.

Las modalidades de electroterapia (también conocidas como agentes electrofísicos) son tipos de fisioterapia que procuran aliviar el dolor y mejorar la función mediante un aumento de la energía (eléctrica, sonora, lumínica, térmica) en el cuerpo. Los ejemplos incluyen ultrasonido terapéutico, terapias con láser de baja intensidad (TLBI), corriente interferencial, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET), y tratamiento de campo electromagnético pulsátil (TCEMP). Las modalidades de electroterapia son administradas por diferentes médicos, incluidos los fisioterapeutas, los quiroprácticos y los osteópatas. En la práctica, los pacientes con hombro congelado rara vez reciben una única modalidad de electroterapia de forma aislada de otros componentes del tratamiento con fisioterapia (por ejemplo tratamiento manual, ejercicio).

Características de los estudios

Este resumen de una revisión Cochrane actualizada presenta lo que se sabe a partir de la investigación acerca de los efectos beneficiosos y perjudiciales de las modalidades de electroterapia en pacientes con hombro congelado. Después de buscar todos los estudios relevantes publicados hasta mayo de 2014, se incluyeron 19 ensayos (1249 participantes). De los participantes incluidos, un 61% eran mujeres, la edad promedio fue de 55 años y la duración promedio de la afección fue de 5,5 meses. La duración promedio de la administración de las intervenciones de electroterapia fue de cuatro semanas.

Resultados clave - TLBI y ejercicio en comparación con placebo y ejercicio

Dolor (las puntuaciones más altas indican dolor más intenso)

Los pacientes que recibieron TLBI y ejercicio presentaron menos dolor que los pacientes que recibieron placebo más ejercicio - el dolor fue de 19 puntos menos (con una variación de 15 a 23 puntos menos) a la cuarta semana de tratamiento (mejoría absoluta del 19%, con una variación de un 15% a un 23% de mejoría).

- Los pacientes que recibieron terapia manual y TLBI calificaron el cambio en la puntuación de dolor como de 32 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

- Los pacientes que recibieron placebo y ejercicio calificaron el cambio en la puntuación de dolor como de 51 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

Deterioro de la función (las puntuaciones más altas indican peor deterioro de la función)

Los pacientes que recibieron TLBI y ejercicio presentaron menos deterioro de la función que los pacientes que recibieron placebo y ejercicio - el deterioro de la función fue de 12 puntos menos (con una variación de 6 a 18 puntos menos) a la cuarta semana de tratamiento (mejoría absoluta de 12%, con una variación de un 6% a un 18% de mejoría).

- Los pacientes que recibieron TLBI y ejercicio calificaron el cambio en la función como de 36 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

- Los pacientes que recibieron placebo y ejercicio calificaron el cambio en la función como de 48 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

Abducción activa del hombro (los grados mayores de movimiento indican una mayor abducción del hombro)

Los pacientes que recibieron TLBI y ejercicio presentaron una mayor abducción activa del hombro que los pacientes que recibieron placebo y ejercicio - la abducción activa del hombro fue de 9 grados más (con una variación de 2 a 16 grados más) a la cuarta semana de tratamiento (mejoría absoluta del 5%, con una variación de un 1% a un 9% de mejoría).

- Los pacientes que recibieron TLBI y ejercicio presentaron una abducción activa del hombro de 79 grados.

- Los pacientes que recibieron placebo y ejercicio presentaron una abducción activa del hombro de 70 grados.

Efectos secundarios

Ninguna persona en ninguno de los grupos informó ningún efecto secundario.

Alivio del dolor informado por el participante de un 30% o mayor, evaluación general del éxito del tratamiento y calidad de vida

Dichos resultados no se midieron en este ensayo.

Calidad de la evidencia

Hubo pruebas de baja calidad de que la TLBI durante seis días puede mejorar más la evaluación general del éxito del tratamiento que el placebo, cuando se lo midió a los seis días. Es probable que estudios de investigación adicionales cambien las estimaciones.

Existe mucha inseguridad acerca de si el TCEMP durante dos semanas mejora el dolor o la función más que el placebo debido a las pruebas de muy baja calidad de un ensayo.

Hubo pruebas de calidad moderada de que la TLBI más ejercicio durante ocho semanas puede mejorar más el dolor, hasta cuatro semanas, y la función, hasta cuatro meses, que el placebo más ejercicio. Estudios de investigación adicionales pueden cambiar las estimaciones.

Existe mucha inseguridad acerca de si el ultrasonido terapéutico, el TCEMP, la fonoforesis Iodex, la diatermia continua de onda corta, una combinación de iontoforesis Iodex con diatermia continua de onda corta, o la combinación de ultrasonido terapéutico con estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET) son complementos efectivos al ejercicio.

Conclusiones de los autores: 

Sobre la base de las pruebas de muy baja calidad de un ensayo, la TLBI durante seis días puede ser más efectiva que el placebo en cuanto al éxito general del tratamiento a los seis días. Sobre la base de las pruebas de calidad moderada de un ensayo, la TLBI más ejercicio durante ocho semanas puede ser más efectiva que el ejercicio solo en cuanto al dolor hasta las cuatro semanas, y en cuanto a la función hasta los cuatro meses. No está claro si el TCEMP es más o menos efectivo que el placebo, o si otras modalidades de electroterapia son un complemento efectivo al ejercicio. Se necesitan ensayos controlados aleatorios adicionales de alta calidad para establecer los efectos beneficiosos y perjudiciales de las intervenciones de fisioterapia (que comprenden modalidades de electroterapia, tratamiento manual y ejercicio, y que reflejan la práctica clínica) en comparación con intervenciones con pruebas de beneficios (por ejemplo inyección de glucocorticoides o distensión artrográfica de la articulación).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La capsulitis adhesiva (también denominada hombro congelado) es un trastorno común caracterizado por dolor de aparición espontánea, restricción progresiva del movimiento del hombro y discapacidad que restringe las actividades cotidianas, laborales y recreativas. Las modalidades de electroterapia, que procuran aliviar el dolor y mejorar la función mediante un aumento de la energía (eléctrica, sonora, lumínica, térmica) en el cuerpo, a menudo se administran como componentes de una intervención de fisioterapia. Esta revisión forma parte de una serie de revisiones que conforman una actualización de la revisión Cochrane "Intervenciones fisioterapéuticas para el dolor del hombro".

Objetivos: 

Resumir las pruebas disponibles con respecto a los efectos beneficiosos y perjudiciales de las modalidades de electroterapia, administradas solas o en combinación con otras intervenciones, para el tratamiento de la capsulitis adhesiva.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, CINAHL Plus, ClinicalTrials.gov y World Health Organization (WHO) International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) hasta mayo 2014, sin restricciones de idioma y se revisaron las listas de referencias de artículos de revisión y artículos recuperados para identificar cualquier otro ensayo potencialmente relevante.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos clínicos controlados que utilizaran un método cuasialeatorio de asignación y que incluyeran a adultos con capsulitis adhesiva y compararan cualquier modalidad de electroterapia con placebo, ningún tratamiento, una modalidad diferente de electroterapia o cualquier otra intervención. Los dos asuntos principales de la revisión se centraron en si las modalidades de electroterapia son efectivas en comparación con placebo o ningún tratamiento, o si son un complemento efectivo al tratamiento manual o al ejercicio (o ambos). Los resultados de interés principales fueron el alivio del dolor informado por el participante del 30% o mayor, el dolor general, la funcionalidad, la evaluación general del éxito del tratamiento, la abducción activa del hombro, la calidad de vida y el número de participantes que presentaron eventos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente seleccionaron los ensayos para la inclusión, extrajeron los datos, realizaron una evaluación del riesgo de sesgo y evaluaron la calidad del conjunto de pruebas para los principales resultados mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 19 ensayos en la revisión (1249 participantes). Cuatro ensayos informaron el uso de un método adecuado de ocultación de la asignación y seis ensayos realizaron el cegamiento de los participantes y el personal. Sólo dos modalidades de electroterapia (terapia con láser de baja intensidad [TLBI] y tratamiento de campo electromagnético pulsátil [TCEMP]) se compararon con placebo. Ningún ensayo comparó una modalidad de electroterapia más tratamiento manual y ejercicio con tratamiento manual y ejercicio solamente. Las dos principales preguntas de la revisión fueron investigadas en nueve ensayos.

Las pruebas de baja calidad de un ensayo (40 participantes) indicaron que la TLBI durante seis días puede dar lugar a una mejoría a los seis días. Un 80% (16/20) de los participantes informaron el éxito del tratamiento con la TLBI en comparación con un 10% (2/20) de los participantes que recibieron placebo (cociente de riesgos [CR] 8,00; intervalo de confianza [IC] del 95%: 2,11 a 30,34; diferencia de riesgos absolutos 70%; IC del 95%: 48% a 92%). Ningún participante en ninguno de los grupos formó eventos adversos.

No hubo seguridad en cuanto a si el TCEMP durante dos semanas mejoró el dolor o la función más que el placebo a las dos semanas debido a las pruebas de calidad muy baja de un ensayo (32 participantes). Setenta y cinco por ciento (15/20) de los participantes informaron un alivio del dolor del 30% o más con el TCEMP en comparación con un 0% (0/12) de los participantes que recibieron placebo (CR 19,19; IC del 95%: 1,25 a 294,21; diferencia de riesgos absolutos 75%; IC del 95%: 53% a 97%). Cincuenta y cinco por ciento (11/20) de los participantes informaron la recuperación total de la función de la articulación con el TCEMP en comparación con un 0% (0/12) de los participantes que recibieron placebo (CR 14,24; IC del 95%: 0,91 a 221,75; diferencia de riesgos absolutos 55%; IC del 95%: 31% a 79).

Las pruebas de calidad moderada de un ensayo (63 participantes) indicaron que la TLBI más ejercicio durante ocho semanas probablemente da lugar a una mejoría mayor cuando se la mide a la cuarta semana de tratamiento, pero a un número similar de eventos adversos, en comparación con placebo más ejercicio. La puntuación media del dolor a las cuatro semanas fue de 51 puntos con placebo más ejercicio, mientras que con la TLBI más ejercicio la puntuación media del dolor fue de 32 puntos en una escala de 100 puntos (diferencia de medias [DM] 19 puntos, IC del 95%: 15 a 23; diferencia de riesgos absolutos 19%; IC del 95%: 15% a 23%). La puntuación media del deterioro de la función fue de 48 puntos con placebo más ejercicio, mientras que con la TLBI más ejercicio la puntuación media del deterioro de la función fue de 36 puntos en una escala de 100 puntos (DM 12 puntos, IC del 95%: 6 a 18; diferencia de riesgos absolutos 12%; IC del 95%: 6% a 18%). La abducción activa media fue de 70 grados con placebo más ejercicio, mientras que con la TLBI más ejercicio la abducción activa media fue de 79 grados (DM 9 grados, IC del 95%: 2 a 16; diferencia de riesgos absolutos 5%; IC del 95%: 1% a 9%). Ningún participante en ninguno de los grupos formó eventos adversos. Los beneficios de la TLBI sobre la función se mantuvieron a los cuatro meses.

Sobre la base de las pruebas de muy baja calidad de seis ensayos, no existe la seguridad de si el ultrasonido terapéutico, el TCEMP, la diatermia continua de onda corta, la fonoforesis Iodex, la combinación de iontoforesis Iodex con diatermia continua de onda corta, o la combinación de ultrasonido terapéutico con estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET) fueron complementos efectivos al ejercicio. Sobre la base de las pruebas de calidad baja o muy baja de 12 ensayos, no existió la seguridad de si las diversas modalidades de electroterapia (administradas solas o en combinación con tratamiento manual, ejercicio, u otras intervenciones activas) fueron más o menos efectivas que otras intervenciones activas (por ejemplo inyección de glucocorticoides).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save