Transferencias de embriones frescos versus congelados para la reproducción asistida

Pregunta de la revisión

¿La estrategia de criotransferencia es segura y efectiva en los tratamientos de FIV e ICSI en comparación con los tratamientos convencionales de FIV e ICSI?


Antecedentes

Convencionalmente, los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) o de inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) consisten en una transferencia de embriones en fresco directamente después de la hiperestimulación ovárica, que se utiliza para recuperar los ovocitos en el procedimiento de FIV/ICSI. En el tratamiento convencional de FIV/ICSI, la transferencia de embriones frescos puede ir seguida de una o más transferencias de embriones congelados en ciclos posteriores, cuando se dispone de suficientes embriones. También se puede optar por la "criotransferencia" de los embriones adecuados y transferir los embriones congelados solo en ciclos posteriores, lo que también se conoce como la estrategia de "criotransferencia". En la estrategia de "criotransferencia" se congelan todos los embriones para transferirlos en un momento posterior en el que los ovarios no estén estimulados. Por lo tanto, este método podría reducir el riesgo de síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO, una reacción exagerada a los medicamentos para la fertilidad), ya que el SHEO es más grave cuando se produce el embarazo. Además, los estudios han indicado que la respuesta hormonal de la mujer a los medicamentos para la fertilidad podría afectar al revestimiento del útero y dificultar la implantación del embrión. Por lo tanto, podría ser beneficioso congelar los embriones y transferirlos más tarde, cuando el revestimiento del útero no esté afectado por los medicamentos para la fertilidad.

En la última década, un número cada vez mayor de clínicas ha aplicado la estrategia de "criotransferencia" como estrategia de tratamiento estándar en su práctica. En la práctica, la estrategia de "criotransferencia" y la estrategia convencional pueden variar desde el punto de vista técnico.

Se comparó la efectividad y seguridad de estas estrategias de tratamiento en mujeres sometidas a tecnología de reproducción asistida.


Características de los estudios

Se examinaron todos los estudios de investigación publicados en la literatura científica hasta el 23 de septiembre de 2020.

En la revisión se incluyeron 15 ensayos controlados aleatorizados (experimentos en los que cada persona tiene la misma posibilidad de ser elegida para recibir el tratamiento o un comparador). Fue posible combinar y analizar los resultados de ocho ensayos con 4712 mujeres.

Resultados clave

Es probable que haya poca o ninguna diferencia en la tasa acumulada de nacidos vivos y en la tasa de embarazos en curso entre la estrategia de "criotransferencia" y la estrategia convencional de FIV/ICSI. Los hallazgos indican que si la tasa acumulativa de nacidos vivos es del 58% después de una estrategia convencional de FIV/ICSI, la tasa después de una estrategia de criotransferencia estaría entre el 57% y el 63%. El hecho de no realizar una transferencia en fresco, como se hace en una estrategia de criotransferencia, podría reducir el riesgo de SHEO en las mujeres en riesgo. Estos hallazgos indican que si la tasa de SHEO es del 3% después de una estrategia convencional de FIV/ICSI, la tasa después de una estrategia de criotransferencia sería del 1%. No existe certeza acerca de si la estrategia de "criotransferencia " tiene algún efecto sobre el riesgo de aborto, la tasa de embarazo múltiple y el tiempo hasta el embarazo, en comparación con la FIV/ICSI convencional.

También se evaluaron las diferencias en los riesgos para la madre y el niño. La estrategia de "criotransferencia" puede aumentar el riesgo de trastornos hipertensivos del embarazo, el riesgo de tener un recién nacido grande para la edad gestacional y puede dar lugar a un mayor peso al nacer de los niños. Se necesita precaución al establecer conclusiones, ya que el análisis se basa en un número muy bajo de episodios.


Calidad de la evidencia

La evidencia fue de calidad moderada para la tasa acumulada de nacidos vivos y de calidad baja para los desenlaces de seguridad. La calidad baja se debió en general a la imprecisión grave en vista de los relativamente pocos episodios, a la heterogeneidad grave no explicada, que significa que los resultados entre los ensayos variaron ampliamente, y al riesgo de sesgo dentro de los ensayos incluidos.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró evidencia de calidad moderada que muestra que una estrategia probablemente no es superior a la otra en cuanto a la tasa acumulada de nacidos vivos y la tasa de embarazos en curso. El riesgo de SHEO puede disminuir con la estrategia de "criotransferencia". Sobre la base de los resultados de los estudios incluidos no fue posible analizar el tiempo hasta el embarazo. Es probable que sea más corto cuando se utiliza una estrategia convencional de FIV/ICSI con transferencia de embriones en fresco en el caso de una tasa acumulada de nacidos vivos similar, ya que en una estrategia de "criotransferencia" la transferencia de embriones se retrasa. El riesgo de trastornos hipertensivos maternos durante el embarazo, de tener un recién nacido grande para la edad gestacional y de que los recién nacidos tengan un mayor peso al nacer puede aumentar tras la estrategia de "criotransferencia". No existe certeza acerca de si la estrategia de "criotransferencia" reduce el riesgo de aborto espontáneo, la tasa de embarazo múltiple o de tener un recién nacido pequeño para la edad gestacional, en comparación con la FIV/ICSI convencional.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) o de inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) consisten convencionalmente en una transferencia de embriones en fresco, posiblemente seguida de una o más transferencias de embriones crioconservados en ciclos posteriores. Una opción alternativa es congelar todos los embriones adecuados y transferir los embriones crioconservados sólo en ciclos posteriores, lo que se conoce como la estrategia de "criotransferencia". Esta es la primera actualización de la revisión Cochrane sobre esta comparación.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la estrategia de criotransferencia en comparación con la estrategia convencional de FIV/ICSI en mujeres sometidas a tecnología de reproducción asistida.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas de estudios relevantes en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Ginecología y fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group), CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL y dos registros de ensayos en curso desde su inicio hasta el 23 de septiembre de 2020, se verificaron las referencias de las publicaciones encontradas y se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener datos adicionales.

Criterios de selección: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los estudios para inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de los estudios. Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados que compararon una estrategia de "criotransferencia " con una estrategia convencional de FIV/ICSI que incluyó una transferencia de embriones frescos en mujeres sometidas a tratamiento de FIV o ICSI.

Obtención y análisis de los datos: 

Los desenlaces principales fueron la tasa de nacidos vivos y la tasa de síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO). Los desenlaces secundarios incluyeron desenlaces de efectividad (que incluyen la tasa de embarazo en curso y la tasa de embarazo clínico), el tiempo hasta el embarazo y desenlaces obstétricos, perinatales y neonatales.

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 estudios en la revisión sistemática, y ocho estudios con 4712 mujeres en el metanálisis. La evidencia general fue de calidad moderada a baja. Se calificaron todos los desenlaces y la calidad se disminuyó debido al riesgo grave de sesgo, la imprecisión grave y la heterogeneidad grave no explicada. El riesgo de sesgo se asoció con el cegamiento poco claro de los investigadores a los desenlaces preliminares de los estudios durante los análisis intermedios, a errores en la unidad de análisis y a la falta de reglas adecuadas para la terminación de los estudios. Hubo falta de evidencia de calidad alta según los criterios GRADE para los desenlaces primarios, lo que se refleja en el lenguaje cauteloso que se utiliza a continuación.

Probablemente haya poca o ninguna diferencia en la tasa acumulada de nacidos vivos entre la estrategia de "criotransferencia" y la estrategia convencional de FIV/ICSI (odds ratio [OR] 1,08; IC del 95%: 0,95 a 1,22; I2 = 0%; ocho ECA, 4712 mujeres; evidencia de calidad moderada). Lo anterior indica que para una tasa acumulada de nacidos vivos del 58% luego de la estrategia convencional, la tasa acumulada de nacidos vivos luego de la estrategia de "criotransferencia" estaría entre el 57% y el 63%.

Las mujeres podrían desarrollar menos síndrome de hiperestimulación ovárica después de la estrategia de "criotransferencia" en comparación con la estrategia convencional de FIV/ICSI (OR 0,26; IC del 95%: 0,17 a 0,39; I2 = 0%; seis ECA, 4478 mujeres; evidencia de calidad baja). Estos datos indican que para una tasa de SHEO del 3% luego de la estrategia convencional, la tasa luego de la estrategia de "criotransferencia" sería del 1%.

Probablemente hay poca o ninguna diferencia entre las dos estrategias en cuanto a la tasa acumulada de embarazos en curso (OR 0,95; IC del 95%: 0,75 a 1,19; I2 = 31%; cuatro ECA, 1245 mujeres; evidencia de calidad moderada).

No fue posible analizar el tiempo hasta el embarazo; por diseño, el tiempo hasta el embarazo es más corto en la estrategia convencional que en la estrategia de "criotransferencia" cuando la tasa acumulada de nacidos vivos es comparable, ya que en la estrategia de "criotransferencia" la transferencia de embriones se retrasa. No existe certeza acerca de si las dos estrategias difieren en cuanto a la tasa acumulada de abortos espontáneos porque la evidencia es de calidad muy baja para este desenlace (OR de Peto 1,06; IC del 95%: 0,72 a 1,55; I2 = 55%; dos ECA, 986 mujeres; evidencia de calidad muy baja) ni para la tasa acumulada de embarazos múltiples (OR de Peto 0,88; IC del 95%: 0,61 a 1,25; I2 = 63%; dos ECA, 986 mujeres; evidencia de calidad muy baja). Los riesgos de trastornos hipertensivos del embarazo (OR de Peto 2,15; IC del 95%: 1,42 a 3,25; I2 = 29%; tres ECA, 3940 mujeres; evidencia de calidad baja), tener un recién nacido grande para la edad gestacional (OR de Peto 1,96; IC del 95%: 1,51 a 2.55; I2 = 0%; tres ECA, 3940 mujeres; evidencia de calidad baja) y un mayor peso al nacer de los recién nacidos (diferencia de medias [DM] 127 g; IC 95% 77,1 a 177,8; I2 = 0%; cinco ECA, 1607 recién nacidos únicos; evidencia de calidad moderada) pueden aumentar luego de la estrategia de "criotransferencia". No existe certeza acerca de si las dos estrategias difieren en cuanto al riesgo de tener un recién nacido pequeño para la edad gestacional porque la evidencia es de calidad baja (OR de Peto 0,82; IC del 95%: 0,65 a 1,05; I2 = 64%; tres ECA, 3940 mujeres; evidencia de calidad baja).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save