Inmunoterapia (oral y sublingual) para la alergia alimentaria a la fruta

Pregunta de revisión y antecedentes

Se examinaron las pruebas acerca del efecto de la inmunoterapia oral y sublingual en pacientes con una alergia alimentaria a la fruta. La alergia alimentaria es una respuesta anormal a algunos alimentos, generalmente después de comerlos. El tratamiento principal para la alergia alimentaria es evitar los alimentos, pero en los pacientes con alergia alimentaria comer accidentalmente estos alimentos puede causar reacciones graves.

La inmunoterapia es un posible tratamiento a largo plazo para la alergia alimentaria, incluida la alergia alimentaria a la fruta. La inmunoterapia es un proceso en el que se dan dosis crecientes de las cosas a las que el paciente es alérgico (alergeno) durante un período de tiempo para ayudar a que el paciente sea menos sensible al alergeno. En la inmunoterapia oral, se le da a comer una cantidad pequeña del alergeno al paciente. En la inmunoterapia sublingual, un extracto del alergeno se pone debajo de la lengua.

Características de los estudios

Se encontraron dos estudios con 89 participantes en total. Uno consideró la inmunoterapia oral en pacientes con alergia a la manzana y la comparó con ningún tratamiento y uno examinó la inmunoterapia sublingual en pacientes con alergia al melocotón y la comparó con placebo. Ambos estudios se realizaron en adultos. Las pruebas están actualizadas hasta julio de 2015.

Resultados clave

El estudio de inmunoterapia oral para la alergia a la manzana encontró que a los ocho meses los participantes que recibieron la intervención fueron menos sensibles a la manzana que los pacientes que no recibieron la intervención. El estudio de inmunoterapia sublingual para la alergia al melocotón no encontró una diferencia entre los grupos en cuanto a la sensibilidad a los seis meses. En ambos estudios hubo más efectos secundarios en los pacientes que recibieron el tratamiento, pero no fueron graves. En general, la calidad de las pruebas es muy baja porque ambos estudios fueron pequeños, los resultados no fueron similares entre los estudios y hubo problemas en el diseño de los estudios. Se necesitan más estudios de investigación antes de poder decir si el tratamiento oral y sublingual funciona para la alergia alimentaria a la fruta.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para el uso de ITO o ITSL para tratar la alergia a la fruta específicamente relacionada con el melocotón y la manzana. Las reacciones adversas leves o moderadas se informaron con mayor frecuencia en los pacientes que recibieron ITO o ITSL. Sin embargo, fue posible tratar con éxito estas reacciones mediante fármacos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La alergia alimentaria es una respuesta inmunológica anormal después de la exposición (generalmente ingestión) a un alimento. La eliminación del alergeno es el tratamiento principal para la alergia alimentaria, incluida la alergia a la fruta. La ingestión accidental de alimentos alergénicos puede dar lugar a reacciones anafilácticas graves. La inmunoterapia específica (ITE) al alergeno es un tratamiento específico cuando evitar los alimentos alergénicos es problemático. Recientemente se han realizado estudios sobre diferentes tipos de inmunoterapia para el tratamiento de la alergia alimentaria, incluida la inmunoterapia oral (ITO) y la inmunoterapia sublingual (ITSL).

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad de la inmunoterapia oral y sublingual en niños y adultos con alergia alimentaria a la fruta, en comparación con placebo o una estrategia de eliminación.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas de resultados publicados en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, CINAHL y AMED, además de en registros de ensayos y el Journal of Negative Results in BioMedicine para literatura gris. La fecha de la búsqueda más reciente fue julio 2015.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon ITO o ITSL con placebo o una dieta de eliminación. Los participantes fueron niños o adultos con diagnóstico de alergia alimentaria que presentaron reacciones inmediatas a la fruta.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar recomendados por La Colaboración Cochrane. El efecto del tratamiento se evaluó mediante los cocientes de riesgos (CR) para los resultados dicotómicos.

Resultados principales: 

Se identificaron dos ECA (n = 89) elegibles para inclusión. Estos ECA analizaron la inmunoterapia oral o sublingual en adultos con alergia a la manzana o al melocotón, respectivamente. Ambos estudios reclutaron un escaso número de participantes y utilizaron diferentes métodos para proporcionar estos tipos diferentes de inmunoterapia. Ambos estudios se consideraron con alto riesgo de sesgo en al menos un dominio. En general, la calidad de las pruebas se consideró muy baja debido al pequeño número de estudios y participantes y el posible sesgo. Los estudios fueron clínicamente heterogéneos, por lo que los resultados no se agruparon. Un estudio que comparó ITSL con placebo para la alergia al melocotón no detectó una diferencia significativa entre el número de pacientes desensibilizados a los seis meses después de un ensayo alimentario doble ciego controlado con placebo (CR 1,16; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,49 a 2,74). El segundo estudio, que comparó ITO versus ningún tratamiento para la alergia a la manzana, encontró un efecto sobre la desensibilización a favor de la intervención cuando se utilizó una prueba de provocación oral a los ocho meses, pero los resultados fueron imprecisos (CR 17,50; IC del 95%: 1,13 a 270,19). Ningún estudio informó datos sobre pruebas de tolerancia inmunológica. En ambos estudios la incidencia de eventos adversos leves y moderados fue mayor en los grupos de intervención que en los grupos control. En el estudio que comparó ITSL con placebo, los pacientes del grupo de intervención presentaron significativamente más reacciones adversas locales que los participantes del grupo control (CR 3,21; IC del 95%: 1,51 a 6,82), aunque no hubo una diferencia significativa en el número de participantes que presentaron reacciones adversas sistémicas (CR 0,81; IC del 95%: 0,22 a 3,02). En el estudio de ITO, dos de los 25 participantes del grupo de intervención informaron efectos secundarios relevantes, mientras que ningún participante del grupo control informó efectos secundarios relevantes.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save