Intervenciones presenciales versus a distancia y de web 2.0 para promover la actividad física

La actividad física insuficiente da lugar a un mayor riesgo de varias enfermedades crónicas y problemas de salud física y mental. La actividad física regular debe ser un objetivo para todos los adultos y puede proporcionar beneficios a nivel social, emocional y de la salud física. La actividad de la mayoría de los adultos no alcanza los niveles recomendados. Se consideraron los estudios que habían comparado dos enfoques para promover la actividad física (presenciales con un profesional versus uso de tecnologías que permitieron la prescripción a distancia) para decidir qué enfoque era mejor. Se conoce a partir de otro trabajo que ambos enfoques son exitosos. Sólo se encontró un estudio con 225 adultos aparentemente sanos en la literatura médica para responder a la pregunta. Por lo tanto, aún no se conoce qué enfoque es mejor para promover la actividad física y el estado cardiorrespiratorio. Tampoco fue posible formular observaciones con autoridad sobre los eventos adversos y la influencia del método de administración.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para evaluar si las intervenciones presenciales o los enfoques a distancia y de web 2.0 son más efectivos para promover la AF.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las intervenciones presenciales para la promoción de la actividad física (AF) continúan siendo populares a medida que surgen rápidamente enfoques a distancia y de web 2.0, aunque no hay seguridad en cuanto a qué enfoque es más efectivo para lograr cambios que se mantengan a largo plazo.

Objetivos: 

Comparar la efectividad de las intervenciones presenciales versus a distancia y de web 2.0 para la promoción de la AF en adultos que residen en la comunidad (a partir de los 16 años de edad).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, CINAHL y en otras bases de datos (desde las primeras fechas disponibles hasta octubre 2012). Se verificaron las listas de referencias de los artículos relevantes. No se aplicaron restricciones en cuanto al idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios que compararan intervenciones presenciales versus a distancia y de web 2.0 para la promoción de la AF en adultos que residen en la comunidad. Los estudios se incluyeron cuando comparaban una intervención administrada principalmente de forma presencial con una intervención que incluía principalmente métodos a distancia y de web 2.0. Para evaluar el cambio de conducta con el transcurso del tiempo, los estudios incluidos tenían un mínimo de 12 meses de seguimiento desde el inicio de la intervención hasta los resultados finales. Se excluyeron los estudios que presentaron pérdidas durante el seguimiento de más del 20%, cuando no aplicaban un análisis por intención de tratar.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la calidad de cada estudio y extrajeron los datos. Los artículos en idiomas diferentes al inglés se revisaron con la ayuda de un intérprete que era epidemiólogo. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional. Se calcularon las diferencias de medias estandarizadas (DME) y los intervalos de confianza (IC) del 95% para las medidas continuas del estado cardiorrespiratorio.

Resultados principales: 

Un estudio que reclutó a 225 adultos, aparentemente sanos, cumplió los criterios de inclusión. Este estudio se realizó en un país de altos ingresos. A partir de 27 299 referencias halladas, se recuperaron los textos completos de 193 artículos para examinar en comparación con los criterios de inclusión. Sin embargo, sólo había un artículo que cumplió los criterios de inclusión. Este estudio informó el efecto de una intervención para la promoción de la AF sobre el estado cardiorrespiratorio. No se informaron datos sobre la AF, la calidad de vida, ni el costo-eficacia. La diferencia entre los brazos a distancia y de web 2.0 versus los presenciales no fue significativa (DME -0,02; IC del 95%: -0,30 a 0,26; pruebas de alta calidad). El riesgo de sesgo en los estudios incluidos se evaluó como bajo, y no había evidencia de un mayor riesgo de eventos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save