¿Los cambios en la dieta son efectivos para controlar las anomalías minerales y óseas en los pacientes con nefropatías crónicas?

Los problemas con el metabolismo mineral y óseo son muy frecuentes en los pacientes con nefropatías crónicas (NC) los cuales pueden dar lugar a fracturas en los huesos, problemas con la circulación cardíaca y sanguínea (cardiovasculares) y a veces la muerte. Muchos tratamientos farmacológicos utilizados para tratar las enfermedades minerales-óseas pueden tener efectos secundarios y causar problemas a los pacientes. Se deseaba determinar si los regímenes alimentarios específicos (como la ingesta reducida de proteínas o de fósforo) fueron mejores o peores que las dietas normales o los tratamientos farmacológicos.

Se realizaron búsquedas en la literatura hasta agosto 2015 y se incluyeron nueve estudios que analizaron a 634 participantes; la duración de los estudios varió de cuatro a 24 semanas. Las intervenciones incluyeron pan enriquecido con calcio, ingesta reducida de fósforo, ingesta reducida de proteínas, ingesta muy reducida de proteínas, suplementos poshemodiálisis y dieta con bajo contenido de lípidos. Solamente un estudio informó la muerte; ninguno de los estudios incluidos informó eventos cardiovasculares o fracturas. Un estudio informó eventos adversos. El informe del diseño y los aspectos metodológicos entre los estudios incluidos no fue suficiente para permitir una evaluación consistente del riesgo de sesgo.

Se encontraron pruebas escasas que indicaron que la restricción de proteínas o de fósforo en la dieta puede tener efectos positivos en los pacientes con NC. Las pruebas de un estudio pequeño de baja calidad indicaron que el pan enriquecido con calcio puede ayudar a aumentar el calcio y disminuir el fósforo y el producto calcio × fosfato.

Las pruebas se evaluaron como de baja calidad y no fueron suficientes para informar la toma de decisiones clínicas acerca del valor de la modificación alimentaria en los pacientes con AOM-NC. Ninguno de los estudios incluidos informó los resultados primarios de eventos cardiovasculares o fractura; sólo un estudio informó eventos adversos.

Conclusiones de los autores: 

Hubo pruebas limitadas de baja calidad que indicaron que las intervenciones alimentarias (pan enriquecido con calcio o ingesta reducida de fósforo / proteínas) pueden afectar positivamente las AMO-NC al aumentar el calcio sérico y reducir el fósforo sérico, el producto calcio × fosfato y el FCF-23. Se necesitan ECA grandes y bien diseñados para evaluar los efectos de diversas intervenciones para los pacientes con AOM-NC.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las alteraciones óseas y minerales relacionadas con las nefropatías crónicas (AOM-NC) son una disfunción sistémica del metabolismo mineral y óseo en pacientes con NC. Estudios de investigación recientes indican que la retención de fosfato desempeña una función significativa en el desarrollo de AOM-NC. En comparación con los tratamientos farmacológicos, las intervenciones alimentarias pueden ser sencillas, de bajo costo y factibles para la retención de fosfato. Sin embargo, hay pocas pruebas para apoyar estas intervenciones.

Objetivos: 

El objetivo fue evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de cualquier intervención alimentaria para la prevención y el tratamiento de las AOM-NC.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Riñón y Trasplante (Cochrane Kidney and Transplant) hasta el 27 de agosto de 2015 mediante contacto con el coordinador de búsqueda de ensayos, y se utilizaron términos de búsqueda relevantes para esta revisión. También se hicieron búsquedas en la Chinese Biomedicine Database (CBM) (1976 hasta agosto 2015), China Knowledge Resource Integrated Database (CNKI) (1979 hasta agosto 2015) y VIP (1989 hasta agosto 2015).

Criterios de selección: 

Fueron elegibles para inclusión los ensayos controlados aleatorios (ECA) y los ensayos controlados cuasialeatorios que consideraron intervenciones alimentarias para la prevención o el tratamiento de las AOM-NC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente la elegibilidad y la calidad metodológica y extrajeron los datos. Los resultados continuos (nivel de calcio sérico, nivel de fósforo sérico, producto calcio × fosfato, hormona paratiroidea [PTH], factor de crecimiento de fibroblastos 23 [FCF-23] y fosfatasa alcalina) se expresaron como diferencia de medias (DM) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Los resultados dicotómicos (mortalidad) se expresaron como cocientes de riesgos (CR) con IC del 95%. Se utilizó un modelo de efectos aleatorios para metanalizar los estudios.

Resultados principales: 

Nueve estudios se incluyeron en esta revisión que analizó 634 participantes. La duración de los estudios varió de cuatro a 24 semanas. Las intervenciones incluyeron pan enriquecido con calcio, ingesta reducida de fósforo, ingesta reducida de proteínas, ingesta muy reducida de proteínas, suplementos poshemodiálisis y dieta hipolipemiante. Solamente un estudio informó la muerte; ninguno de los estudios incluidos informó eventos cardiovasculares o fracturas. El informe del diseño y los aspectos metodológicos entre los estudios incluidos no fue suficiente para permitir una evaluación consistente del riesgo de sesgo.

Hubo pruebas limitadas y de baja calidad que indicaron que el pan enriquecido con calcio aumentó el calcio sérico (un estudio, 53 participantes: DM -0,16 mmol/l; IC del 95%: -0,51 a -0,31), redujo el fósforo sérico (53 participantes: DM -0,41 mmol/l; IC del 95%: -0,51 a -0,31) y disminuyó el producto calcio × fosfato (53 participantes: DM -0,62 mmol²/l²; IC del 95%: -0,77 a -0,47).

La ingesta muy reducida de proteínas no fue superior a la ingesta reducida de proteínas convencional en cuanto al efecto sobre el fósforo sérico (dos estudios, 41 participantes: DM -0,12 mmol/l; IC del 95%: -0,50 a 0,25), el calcio sérico (DM 0,00 mmol/l; IC del 95%: -0,17 a 0,17), o la fosfatasa alcalina (DM -22,00 U/l; IC del 95%: -78,25 a 34,25). La PTH fue significativamente inferior en el grupo de ingesta muy reducida de proteínas (dos estudios, 41 participantes: DM -69,64 pmol/l; IC del 95%: -139,83 a 0,54).

Un estudio no informó diferencias significativas en el número de muertes entre la ingesta reducida de fósforo y la dieta normal (279 participantes: CR 0,18; IC del 95%: 0,01 a 3,82). La ingesta reducida de fósforo redujo el fósforo sérico (dos estudios, 359 participantes: DM -0,18 mmol/l; IC del 95%: -0,29 a -0,07; I2 = 0%).

Un estudio informó que los suplementos poshemodiálisis no aumentaron el fósforo sérico en comparación con la dieta normal (40 participantes: DM 0,12 mmol/l; IC del 95%: -0,24 a 0,49).

Un estudio informó que la ingesta reducida de fósforo más carbonato de lantano disminuyó significativamente el FCF-23 (19 participantes: DM -333,80 UR/ml; IC del 95%: -526,60 a -141,00), pero no disminuyó el fósforo sérico (19 participantes: DM -0,10 mg/dl; IC del 95%: -0,38 a 0,58) ni la PTH (19 participantes: DM 31,60 pg/ml; IC del 95%: -29,82 a 93,02).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save