Una comparación de diferentes regímenes de antibióticos para el tratamiento de la endocarditis infecciosa

Pregunta de la revisión

Se pretendió evaluar las pruebas existentes acerca de los efectos clínicos beneficiosos y perjudiciales de diferentes regímenes antibióticos utilizados para tratar a los pacientes con endocarditis infecciosa.

Antecedentes

La endocarditis infecciosa es una infección del recubrimiento interno del corazón. Es una infección grave que con frecuencia es mortal y puede requerir una cirugía cardíaca. Los antibióticos son fármacos que tratan las infecciones y son la piedra angular del tratamiento para la endocarditis infecciosa. A pesar de lo anterior, hay diferencias sorprendentes entre las guías en sus recomendaciones para la antibioticoterapia. Además, debido a la dosis y el período durante el que se deben administrar los antibióticos, estos pueden tener efectos secundarios graves como daño renal y del oído y reacciones alérgicas.

Características de los estudios

Se identificaron sólo cuatro estudios que compararon diferentes regímenes antibióticos. Incluyeron un número limitado de pacientes. Cada ensayo investigó diferentes tipos y dosis de antibióticos. Estos estudios se publicaron entre 1998 y 2006, y se llevaron a cabo en los EE.UU., España y Finlandia. Las pruebas están actualizadas hasta 30 abril 2015.

Resultados clave

Un estudio mostró resultados imprecisos sobre la mortalidad por todas las causas (muertes por cualquier causa). Un estudio indicó que un régimen de antibiótico fue superior a otro (cloxacilina más gentamicina fue superior a vancomicina o teicoplanina más gentamicina). Dos estudios no mostraron ninguna diferencia entre los regímenes antibióticos. En cuanto a la necesidad de cirugía cardíaca, la infección no controlada o la recurrencia de la endocarditis, el conocimiento es impreciso. Ningún ensayo evaluó las complicaciones embólicas sépticas (cuando la infección se disemina en el cuerpo y provoca infección en otras áreas como la columna, los ojos o los pulmones) o la calidad de vida. No se sabe en qué medida son seguros estos fármacos.

Calidad de la evidencia

La confianza en los resultados de esta revisión es muy baja. Las pruebas actuales no apoyan ni rechazan ningún régimen de antibioticoterapia para el tratamiento de la endocarditis infecciosa. Los estudios tuvieron limitaciones en la forma en la que se diseñaron y realizaron, y tres fueron patrocinados por el fabricante del fármaco que se evaluó. Además, el limitado número de pacientes incluidos en los estudios dio lugar a incierto resultados inciertos. Se requieren estudios más grandes para proporcionar más información acerca de los mejores regímenes de antibióticos para tratar a los pacientes con endocarditis infecciosa.

Conclusiones de los autores: 

Pruebas limitadas y de muy baja calidad indicaron que no hubo diferencias concluyentes entre los regímenes de antibióticos en cuanto a las tasas de curación u otros resultados clínicos relevantes. Sin embargo, debido a que las pruebas son de muy baja calidad es necesario confirmar estos resultados. La conclusión de esta revisión Cochrane se basó en ensayos controlados aleatorios con alto riesgo de sesgo. Por lo tanto, las pruebas actuales no apoyan ni rechazan ningún régimen de antibioticoterapia para el tratamiento de la endocarditis infecciosa.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La endocarditis infecciosa es una infección microbiana de la superficie endocárdica del corazón. Los antibióticos son la piedra angular del tratamiento, pero su uso no se ha estandarizado debido a diferencias en la presentación, las poblaciones afectadas y la amplia variedad de microorganismos que pueden ser responsables.

Objetivos: 

Evaluar las pruebas existentes acerca de los efectos clínicos beneficiosos y perjudiciales de diferentes regímenes de antibióticos utilizados para tratar a los pacientes con endocarditis infecciosa.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE Classic, EMBASE, LILACS, CINAHL y en el Conference Proceedings Citation Index el 30 abril 2015. También se realizaron búsquedas en tres registros de ensayos y búsquedas manuales en las listas de referencias de los artículos incluidos. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que evaluaron los efectos de los regímenes de antibióticos para tratar la posible endocarditis infecciosa diagnosticada según los criterios modificados de Duke. Como resultados primarios se consideraron la mortalidad por todas las causas, las tasas de curación y los eventos adversos. Se excluyeron los pacientes con posible endocarditis infecciosa y las embarazadas.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos por duplicado. Se construyeron las tablas "Resumen de los hallazgos" y se utilizó la metodología GRADE para evaluar la calidad de los estudios. Se describieron los estudios incluidos de forma narrativa.

Resultados principales: 

Cuatro ensayos controlados aleatorios pequeños, con 728 participantes asignados / 224 analizados, cumplieron los criterios de inclusión. Estos ensayos presentaban un alto riesgo de sesgo. Las compañías farmacéuticas patrocinaron dos de los ensayos. No fue posible agrupar los datos debido a la heterogeneidad en las definiciones de resultado y a los diferentes antibióticos administrados.

Los ensayos incluidos compararon los regímenes antibióticos siguientes. El primer ensayo comparó quinolona (levofloxacina) más tratamiento estándar (penicilina antiestafilocócica [cloxacilina o dicloxacilina], aminoglucósido [tobramicina o netilmicina] y rifampicina) versus tratamiento estándar solo e informó efectos inciertos sobre la mortalidad por todas las causas (8/31 [26%] con levofloxacina más tratamiento estándar versus 9/39 [23%] con tratamiento estándar solo; CR 1,12; IC del 95%: 0,49 a 2,56; pruebas de muy baja calidad). El segundo ensayo comparó daptomicina versus gentamicina a dosis baja más una penicilina antiestafilocócica (nafcilina, oxacilina o flucloxacilina) o vancomicina. Este ensayo mostró efectos inciertos con respecto a las tasas de curación (9/28 [32,1%] con daptomicina versus 9/25 [36%] con gentamicina a dosis baja más penicilina antiestafilocócica o vancomicina, CR 0,89; IC del 95%: 0,42 a 1,89; pruebas de muy baja calidad). El tercer ensayo comparó cloxacilina más gentamicina con un glucopéptido (vancomicina o teicoplanina) más gentamicina. En los participantes que recibieron gentamicina más glucopéptido solamente 13/23 (56%) se curaron versus 11/11 (100%) que recibieron cloxacilina más gentamicina (CR 0,59; IC del 95%: 0,40 a 0,85; pruebas de muy baja calidad). El cuarto ensayo comparó ceftriaxona más gentamicina versus ceftriaxona sola y no encontró diferencias concluyentes en cuanto a la curación (15/34 [44%] con ceftriaxona más gentamicina versus 21/33 [64%] con ceftriaxona sola, CR 0,69; IC del 95%: 0,44 a 1,10; pruebas de muy baja calidad).

Los ensayos informaron los eventos adversos, la necesidad de cirugías cardíacas, la infección no controlada y la recurrencia de la endocarditis y no encontraron diferencias concluyentes entre los grupos de comparación (pruebas de muy baja calidad). Ningún ensayo evaluó los émbolos sépticos o la calidad de vida.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save