Infusión de agua versus insuflación de aire para la colonoscopia

La colonoscopia es un examen visual del recubrimiento interno del intestino grueso con una cámara en un tubo flexible que se introduce a través del ano. La colonoscopia puede brindar un diagnóstico visual de las enfermedades colorrectales. En particular, las colonoscopias son una herramienta importante en la detección del cáncer colorrectal y son el valor de referencia para la detección temprana de los tumores y los pólipos ubicados en la pared intestinal. Los pólipos pueden convertirse en cáncer colorrectal y un procedimiento normal es eliminarlos al ser identificados. La colonoscopia permite la extracción de los pólipos, ahorrando la necesidad de cirugía a cielo abierto.

El grado de protección del cáncer colorrectal ofrecido por la colonoscopia depende del rendimiento técnico. Por ejemplo, es importante que la colonoscopia se realice a través de la longitud completa del colon, lo cual permite la revisión de todos los segmentos colónicos. Otra medida de la calidad de una colonoscopia es si puede detectar una lesión en el colon, como los adenomas.

La colonoscopia estándar emplea insuflaciones de aire para ampliar el lumen con objeto de lograr una mejor visualización y facilitar el avance del colonoscopio a través del intestino grueso. Los ensayos clínicos recientes han propuesto que el uso de agua en lugar de la insuflación de aire puede disminuir el malestar del paciente y facilitar el paso del colonoscopio entre los segmentos difíciles del intestino grueso. Además, la colonoscopia con agua puede eliminar las heces residuales y de ese modo mejorar la visión y la detección de los adenomas.

La finalidad de esta revisión fue comparar la efectividad de la nueva colonoscopia con infusión de agua con la colonoscopia de aire estándar.

Se incluyeron 16 ensayos con 2933 colonoscopias en esta revisión. La revisión indicó que la completitud de la colonoscopia fue similar entre la infusión de agua y la insuflación de aire estándar, y que la detección de adenomas (participantes con al menos un adenoma detectado) mejoró con la colonoscopia de agua (36% versus 31% en el grupo de aire).

Además, los participantes presentaron significativamente menos dolor con la colonoscopia de agua en comparación con el procedimiento estándar.

La detección del cáncer y las lesiones precancerosas durante la colonoscopia estándar dista de ser perfecta. Las mejorías en la detección de adenomas con la colonoscopia con infusión de agua, aunque pequeñas, pueden ayudar a aumentar la tasa de detección de adenomas. Este hecho puede reducir el riesgo de desarrollo de cáncer colorrectal después de una colonoscopia sin hallazgos anormales.

Conclusiones de los autores: 

La completitud de la colonoscopia, es decir la tasa de intubación cecal, no mejoró con la infusión de agua en comparación con la colonoscopia estándar de insuflación de aire. Sin embargo, la detección de adenomas, evaluada con dos medidas diferentes (es decir la tasa de detección de adenomas y el número de adenomas detectados por procedimiento), aumentó levemente con la colonoscopia con infusión de agua. La mejoría en la detección de adenomas podría deberse a los efectos de limpieza de las infusiones de agua sobre la mucosa. La detección de las lesiones premalignas durante la colonoscopia estándar es subóptima, y, por lo tanto, las mejorías en la detección de adenomas con la colonoscopia con infusión de agua, aunque sean pequeñas, pueden ayudar a reducir el riesgo del carcinoma colorrectal de intervalo. El beneficio más obvio de la colonoscopia con infusión de agua fue la reducción del dolor abdominal relacionado con el procedimiento, que puede mejorar la aceptación de la colonoscopia de detección/vigilancia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La colonoscopia es una modalidad de diagnóstico y terapéutica utilizada ampliamente. Es probable que una gran parte de la población sea sometida a una colonoscopia para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades colorrectales, o al participar en programas de detección del cáncer colorrectal. Para aliviar el dolor, se ha propuesto la infusión de agua en vez de la insuflación de aire tradicional durante la fase de inserción de la colonoscopia, con objeto de mejorar la aceptación del procedimiento por parte del paciente. Además, el método de infusión de agua puede mejorar la detección temprana de las neoplasias precancerosas.

Objetivos: 

Comparar las técnicas de infusión de agua con la insuflación de aire estándar, evaluando específicamente la calidad técnica y la eficacia de la detección, así como la aceptación del paciente del procedimiento de infusión de agua.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas de ensayos controlados aleatorios elegibles en el registro especializado del Grupo Cochrane de Cáncer Colorrectal (Cochrane Colorectal Cancer Group) (febrero 2014), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2014, número 1), Ovid MEDLINE (1950 hasta febrero 2014), Ovid EMBASE (1974 hasta febrero 2014) y en ClinicalTrials.gov (1999 hasta febrero 2014).

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que comparaban la infusión de agua (intercambio de agua o métodos de inmersión de agua) en comparación con la insuflación de aire estándar durante la fase de inserción de la colonoscopia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los estudios para la inclusión y extrajeron los datos de los estudios elegibles. Se realizó el análisis utilizando el software Review Manager(RevMan 5).

Resultados principales: 

Se incluyeron 16 ensayos controlados aleatorios que constaban de 2933 colonoscopias. Las medidas de resultado primarias fueron la tasa de intubación cecal y la detección de adenomas; los resultados secundarios fueron el tiempo necesario para lograr el ciego, el dolor experimentado por los participantes durante el procedimiento, la finalización de la intubación cecal sin sedación/analgesia y los eventos adversos. La completitud de la colonoscopia, es decir la tasa de intubación cecal, fue similar entre la infusión de agua y la insuflación de aire estándar (cociente de riesgos 1,00; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,97 a 1,03; p = 0,93). La tasa de detección de adenomas, es decir el número de participantes con al menos un adenoma detectado, mejoró levemente con la infusión de agua (cociente de riesgos 1,16; IC del 95%: 1,04 a 1,30; p = 0,007). Si se supone que la fracción de pacientes sometidos a la colonoscopia de detección en los que se detectó uno o más adenomas fue de 20 por 100 con la colonoscopia estándar, el uso de colonoscopia con agua puede aumentar la fracción a 23 por 100 individuos. A partir de los resultados, es posible que hasta 68 000 más del 1 700 000 colonoscopias de detección ambulatorias, realizadas anualmente en los Estados Unidos, puedan detectar adenomas si se utiliza la colonoscopia con infusión de agua. Además, con la infusión de agua los participantes experimentaron significativamente menos dolor (diferencia de medias en la puntuación del dolor en una escala de 0 a 10: -1,57; IC del 95%: -2,00 a -1,14; p < 0,00001) y una proporción significativamente inferior de participantes solicitó sedación o analgesia a petición, o ambos (cociente de riesgos 1,20; IC del 95%: 1,14 a 1,27; p < 0,00001). El análisis cualitativo indica que la colonoscopia con infusión de agua no se asoció con una tasa notablemente mayor de eventos adversos en comparación con el procedimiento estándar.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save