¿Los profesionales sanitarios que llegan a la escena de un paro cardíaco deben administrar un período de compresiones de tórax primero antes de proporcionar un choque eléctrico rápido?

El paro cardíaco fuera del hospital (PCFH) es una causa principal de muerte a nivel global. El paro cardíaco ocurre cuando el ritmo del corazón se vuuelve desorganizado y el corazón se vuelve inefectivo para bombear sangre al resto del cuerpo. Los períodos prolongados de oxígeno reducido al cerebro pueden causar daño permanente. La causa del paro cardíaco puede ser un ataque cardíaco (infarto de miocardio) aunque es diferente.

El ritmo desorganizado en el que entra el corazón en el paro cardíaco a menudo es susceptible al tratamiento de choque eléctrico (desfibrilación). Las compresiones del tórax también son muy importantes, debido a que de alguna manera imitan la acción del corazón al bombear sangre rica en oxígeno a través del cuerpo, y rescatan los órganos al proporcionarles oxígeno y nutrientes. Algunos científicos han propuesto que es mejor que los profesionales sanitarios administren un período de compresiones del tórax antes de la provisión de un choque eléctrico para reiniciar el corazón, en lugar de proporcionar un choque eléctrico inmediato, cuando llegan al lugar de lo hechos. La idea es que las compresiones del tórax dan lugar a una probabilidad mayor de que el choque eléctrico sea exitoso, debido a que las compresiones del tórax comienzan a rescatar las condiciones dentro del cuerpo, haciéndolo un ambiente más conducente para un ritmo cardíaco normal que se establece después de la desfibrilación. Se decidió investigar esta cuestión mediante la realización de una revisión sistemática Cochrane para evaluar si las pruebas de los ensayos apoyarían esta teoría. Se realizaron búsquedas en bases de datos disponibles hasta mayo de 2013 para encontrar ensayos adecuados para la revisión, y se incluyeron cuatro ensayos controlados aleatorios con un total de 3090 pacientes.

Después de examinar los estudios y los datos disponibles, no fue posible tener seguridad en cuanto a que un enfoque fue superior a otro, y no fue posible establecer si los dos tratamientos tuvieron efectos similares sobre los resultados. No se encontraron efectos adversos asociados con ningún tratamiento. Actualmente, no hay pruebas definitivas que permitan concluir que las compresiones del tórax deben ser el tratamiento inicial para los pacientes con PCFH sobre el tratamiento inmediato de choque eléctrico. Sin embargo, se considea que la cantidad y calidad de la investigación en esta área actualmente no son suficientes para permitir extraer conclusiones firmes. Para extender la comprensión de la eficacia de estas dos estrategias diferentes, se necesitan ensayos controlados aleatorios rigurosos adicionales.

Conclusiones de los autores: 

Debido a la baja calidad de las pruebas disponibles, no fue posible determinar de una manera concluyente si la desfibrilación inmediata y la RCP de un minuto y medio a tres minutos como tratamiento inicial antes de la desfibrilación tienen efectos similares sobre las tasas de retorno de la circulación espontánea, la supervivencia hasta el alta o la lesión neurológica.

Tampoco fue posible establecer la conclusión de si alguno de los dos enfoques terapéuticos proporciona un grado de superioridad en el PCFH.

Se propone que se realicen más estudios de investigación rigurosos sobre este tema mediante ECA de alta calidad, que incluyan tamaños de la muestra más grandes y un análisis de subgrupos adecuado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El paro cardíaco súbito (PCS) es un problema de salud común asociado con niveles altos de mortalidad. El paro cardíaco es causado por tres grupos de arritmias: fibrilación ventricular (FV) o taquicardia ventricular (TV) sin pulso, actividad eléctrica sin pulso (AESP) y asistolia. La arritmia más común encontrada en el paro cardíaco fuera del hospital (PCFH) es la FV. Durante la FV o la TV, la reanimación cardiopulmonar (RCP) proporciona perfusión y oxigenación a los tejidos, mientras la desfibrilación restaura un ritmo cardíaco viable. Se sabe que la desfibrilación exitosa temprana mejora los resultados en la FV/TV. Sin embargo, se ha formulado la hipótesis de que un período de RCP antes de la desfibrilación crea un ambiente fisiológico más conducente, aumentando la probabilidad de desfibrilación exitosa. Por lo tanto, el orden de prioridad de la RCP versus desfibrilación sigue siendo un tema de debate. Debido a que los estudios anteriores no han sido concluyentes, se realizó una revisión sistemática de las pruebas disponibles en un intento por establecer conclusiones sobre si la RCP más desfibrilación tardía o desfibrilación inmediata dio lugar a mejores resultados en pacientes con PCFH.

Objetivos: 

Examinar si una RCP inicial de un minuto y medio a tres minutos administrada por paramédicos antes de la desfibrilación versus desfibrilación inmediata al ingresar al hospital influyó en las tasas de supervivencia, los resultados neurológicos o las tasas de retorno de la circulación espontánea (RCE) en el PCFH.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: Registro Cochrane Central de ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled trials) (CENTRAL) (2013, número 6); MEDLINE (Ovid) (1948 hasta mayo 2013); EMBASE (1980 hasta mayo 2013); el Institute for Scientific Information (ISI) Web of Science (1980 hasta mayo 2013) y la China Academic Journal Network Publishing Database (China National Knowledge Infrastructure (CNKI), 1980 hasta mayo 2013). Se incluyeron estudios publicados en todos los idiomas. También se hicieron búsquedas de ensayos en curso en las bases de datos Current Controlled Trials y Clinical Trials. Se examinaron las listas de referencias de los estudios incluidos en la revisión en comparación con las listas de referencia de las hojas de pruebas relevantes del International Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR).

Criterios de selección: 

El grupo de participantes constó de adultos a partir de los 18 años de edad que presentaban PCFH y FV o TV sin pulso en el momento de la llegada paramédica del servicio médico de urgencia (SMU). Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos controlados cuasialeatorios que evaluaban los efectos de la RCP de un minuto y medio a tres minutos versus desfibrilación como tratamiento inicial en la supervivencia y los resultados neurológicos de estos participantes. Se excluyeron los estudios observacionales y de diseño cruzado.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente. Se estableció contacto con los autores de los estudios para solicitar datos adicionales cuando fue necesario. El cociente de riesgos (CR) para cada resultado se calculó y se resumió en el metanálisis después de considerar la heterogeneidad. Se utilizó el programa Review Manager para todos los análisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ECA con un total de 3090 participantes (un estudio usó un diseño de asignación al azar por grupos). Se consideró que tres ensayos tenían un riesgo relativamente bajo de sesgo y uno, un riesgo relativamente alto. Al comparar la supervivencia hasta el alta hospitalaria, 38 de 320 participantes (11,88%) sobrevivieron hasta el alta en el grupo de RCP inicial más desfibrilación tardía en comparación con 39 de 338 participantes (11,54%) en el grupo de desfibrilación inmediata (CR 1,09; IC del 95%: 0,54 a 2,20; Ji2 = 10,78; grados de libertad (gl) = 5; valor de p 0,06; I2 = 54%, pruebas de baja calidad).

Al comparar el resultado neurológico en el momento del alta hospitalaria (CR 1,12; IC del 95%: 0,65 a 1,93; pruebas de baja calidad), la tasa de retorno de la circulación espontánea (RCE) (CR 0,94; IC del 95%: 0,77 a 1,15; pruebas de baja calidad) y la supervivencia un año más tarde (CR 0,77; IC del 95%: 0,24 a 2,49; pruebas de baja calidad), no fue posible descartar la superioridad de ninguno de los tratamientos.

Los efectos adversos no se asociaron con ningún tratamiento.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save