Administración de inmunoglobulina anti-D después del aborto espontáneo para la prevención de la aloinmunización Rhesus

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Una embarazada Rhesus-negativo (Rh negativo) puede desarrollar anticuerpos Rh en su torrente sanguíneo si su feto es Rh positivo. La formación de anticuerpos posterior puede atacar los eritrocitos de un feto Rh positivo durante el embarazo. En consecuencia, el recién nacido puede ser anémico y, en casos graves, puede morir. Otras revisiones Cochrane aportan pruebas claras de que la administración de inmunoglobulina anti-D (anti-D) dentro de las 72 horas después del nacimiento de un recién nacido Rh positivo a una madre Rh negativa y durante el tercer trimestre reduce la formación de anticuerpos Rh en embarazos futuros. Las perspectivas de desarrollar anticuerpos Rh también pueden disminuirse si la inmunoglobulina anti-D se administra a las pacientes Rh negativas después de un aborto espontáneo o una dilatación y legrado para el aborto espontáneo incompleto después de 12 semanas. Sin embargo, la revisión sólo identificó un ensayo controlado aleatorio de calidad deficiente (que incluyó 48 mujeres) que consideró la administración de inmunoglobulina anti-D después de la dilatación y el legrado terapéutico o el aborto espontáneo para prevenir la aloinmunización Rh (desarrollo de anticuerpos en respuesta a antígenos de una proteína ajena). El estudio incluido no informó datos sobre los resultados primarios o secundarios de la revisión. Es necesaria una investigación de mayor calidad en este campo.

Conclusiones de los autores: 

Existen datos insuficientes para evaluar la práctica de la administración de inmunoglobulina anti-D a una madre Rh negativo no sensibilizada después del aborto espontáneo. Por lo tanto, hasta que estén disponibles pruebas de alta calidad, la práctica de la profilaxis de Inmunoglobulina anti-D después del aborto espontáneo para prevenir la aloinmunización de Rh no puede generalizarse y debe basarse en las guías de la práctica estándar de cada país.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Una mujer Rhesus-negativo (Rh negativo) puede desarrollar anticuerpos durante su primer embarazo si su feto es Rh positivo, lo que puede causar, si no se trata, morbilidad fetal o mortalidad en los embarazos siguientes.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración de inmunoglobulina (Ig) anti-D después del aborto espontáneo en una mujer Rh negativa, sin anticuerpos anti-D.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group), (31 de diciembre de 2012).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) en pacientes Rh negativas sin anticuerpos de Ig anti-D que se administraron después del aborto espontáneo en comparación con la ausencia de tratamiento o el tratamiento con placebo después del aborto espontáneo como control.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y la calidad de los mismos. Dos revisores extrajeron los datos y comprobaron su exactitud.

Resultados principales: 

Se incluyó un ECA con 48 mujeres que tuvieron un aborto espontáneo entre las ocho y las 24 semanas de gestación. De las 19 mujeres en el grupo de tratamiento, 14 tuvieron dilatación y legrado terapéutico, y cinco tuvieron aborto espontáneo; de las 29 mujeres en el grupo de control, 25 tuvieron dilatación y legrado terapéutico y cuatro tuvieron aborto espontáneo. El grupo de tratamiento recibió una inyección intramuscular de Ig anti-D de 300 µg y se comparó con un grupo de control que recibió placebo de gammaglobulina homogénea de 1 cc.

Los resultados primarios de esta revisión (desarrollo de una prueba positiva de Kleihauer Betke, una prueba que detecta células fetales en la sangre materna; y el desarrollo de la aloinmunización RhD en un embarazo posterior) no se informaron en el estudio incluido.

De igual manera, ninguno de los resultados secundarios de la revisión se informaron en el estudio incluido: necesidad de un mayor control para una presunta muestra de sangre fetal y transfusiones fetales en embarazos posteriores, morbilidad neonatal como anemia neonatal, ictericia, encefalopatía por bilirrubina, eritroblastosis, prematuridad, hipoglucemia (glucemia baja) en embarazos posteriores, eventos adversos maternos de la administración anti-D incluida la reacción anafiláctica y las infecciones hematógenas.

El estudio incluido informó embarazos Rh positivos posteriores en tres mujeres en el grupo de tratamiento y seis mujeres en el grupo de control. Sin embargo, debido al tamaño pequeño de la muestra, el estudio no logró mostrar ninguna diferencia en la sensibilización materna o el desarrollo de aloinmunización Rh en los embarazos posteriores.

Share/Save