Sistemas de recordatorio para pacientes con diabetes mellitus gestacional previa para aumentar la aceptación de las pruebas para la diabetes tipo 2 o la intolerancia a la glucosa

Pregunta de la revisión

Evaluar los efectos de los sistemas de recordatorio para aumentar la aceptación de las pruebas para la diabetes tipo 2 o la intolerancia a la glucosa en las pacientes con antecedentes de diabetes mellitus gestacional (DMG).

Antecedentes

Algunas mujeres presentan concentraciones sanguíneas altas de la glucosa durante el embarazo (denominada DMG). Aunque estas concentraciones sanguíneas altas de la glucosa generalmente se normalizan inmediatamente después del parto, las pacientes que han presentado DMG tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Por lo tanto, es importante que regularmente se examinen los niveles de glucosa en sangre superiores a lo normal (para detectar diabetes tipo 2 o "intolerancia a la glucosa" que es un estado prediabético que a veces precede a la diabetes tipo 2), y que estas pruebas se realicen en los meses posteriores al parto. Sin embargo, por varias razones, muchas pacientes no se realizan la prueba de glucosa en sangre después de presentar DMG.

Características de los estudios

Un único estudio con 256 pacientes que habían presentado DMG analizó si el envío de cartas de recordatorio por correo a 213 pacientes o a los médicos, a los tres meses después del parto, ayudaría a aumentar el número de pacientes que se realizan una prueba de glucosa en sangre en comparación con 43 pacientes a las que no se les enviaron recordatorios.

Resultados clave

Este estudio mostró que, en comparación con ningún recordatorio, un recordatorio por correo fue alrededor de dos a cuatro veces (según la prueba de glucosa en sangre de interés) más probable que estimulara a las pacientes que habían presentado DMG a realizarse una prueba de glucosa en sangre a los tres meses del parto. No pareció haber diferencias en si el recordatorio se le envió a la paciente solamente, al médico solamente o a la paciente y al médico.

El ensayo no evaluó la calidad de vida de las pacientes, ni cuántas pacientes se diagnosticaron posteriormente con diabetes tipo 2 o tuvieron resultados de intolerancia a la glucosa después del parto.

Es necesario evaluar en los estudios otras clases de recordatorios como por correo electrónico y telefónicos, ya que quizás sean más fáciles y más convenientes para las pacientes que los recordatorios por correo. Se necesita conocer más acerca de las preferencias y las actitudes de las pacientes, así como determinar si el aumento de las probabilidades de que la paciente se realice la prueba ayuda a reducir el riesgo de que presente diabetes tipo 2 en el futuro, por ejemplo, al promover una dieta más saludable y más ejercicios.

Calidad de la evidencia

La calidad general de las pruebas se consideró baja, ya que el único estudio incluido incluyó pocas participantes y proporcionó resultados poco precisos.

Vigencia de los datos

Estas pruebas están actualizadas hasta junio de 2013.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados del único ensayo que cumplió con los criterios de inclusión mostraron pruebas de baja calidad de un aumento marcado de la aceptación de las pruebas para la diabetes tipo 2 en las pacientes con DMG previa después de los recordatorios por correo. Es necesario evaluar los efectos de otras formas de sistemas de recordatorio para determinar si la aceptación de las pruebas también aumenta cuando se utilizan recordatorios por correo electrónico y telefónicos. También es necesario lograr una mejor comprensión de por qué algunas pacientes no aprovechan las oportunidades de realizarse el cribado después del parto. Como el objetivo final de aumentar las pruebas después del parto es prevenir el desarrollo posterior de diabetes tipo 2, es importante determinar si el aumento de las tasas de aceptación de las pruebas también aumenta el uso de estrategias preventivas en las pacientes, como las modificaciones en el estilo de vida.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El puerperio inmediato es un momento importante para identificar el riesgo de presentar diabetes en las pacientes con antecedentes de diabetes mellitus gestacional (DMG). La prueba de tolerancia a la glucosa oral y otras pruebas pueden ayudar a guiar el control y la monitorización del estilo de vida para reducir el riesgo futuro de presentar diabetes mellitus tipo 2.

Objetivos: 

Evaluar si los sistemas de recordatorio aumentan la aceptación de las pruebas para la diabetes tipo 2 o la intolerancia a la glucosa en pacientes con antecedentes de DMG.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE y en EMBASE (última búsqueda 1 junio de 2013) y en The Cochrane Library (última búsqueda abril de 2013).

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorios en pacientes que habían presentado DMG en el embarazo índice y a las que luego se les envió cualquier forma de recordatorio (o control) para realizarse una prueba para la diabetes tipo 2 después del parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, examinaron la relevancia de los títulos y los resúmenes. Un revisor extrajo los datos, realizó las evaluaciones del "Riesgo de sesgo" y evaluó la calidad general de los estudios según los criterios GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation); el otro revisor verificó dos veces estos procedimientos. El metanálisis no fue posible, ya que sólo un estudio fue elegible para la inclusión.

Resultados principales: 

En el estudio, solamente se incluyó un ensayo con un riesgo de sesgo incierto en la mayoría de los dominios; la calidad general del estudio se consideró baja. Este ensayo factorial con 256 pacientes comparó tres tipos de estrategias de recordatorio por correo (en 213 pacientes) con atención habitual (ningún recordatorio por correo, 43 pacientes) e informó la aceptación de cuatro tipos posibles de pruebas de glucosa. Las tres estrategias investigadas fueron: recordatorios enviados a la paciente y al médico; recordatorio enviado a la paciente solamente; y recordatorio enviado al médico solamente, todos emitidos aproximadamente tres meses después del parto de la paciente.

Hubo pruebas de baja calidad de que las tres intervenciones de recordatorios aumentaron la aceptación de las pruebas de tolerancia a la glucosa oral en comparación con la atención habitual (ningún sistema de recordatorio): recordatorios a la paciente y al médico (60% de aceptación versus 14%): cociente de riesgos 4,23 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,85 a 9,71); 116 participantes); recordatorio a la paciente solamente (55% de aceptación versus 14%): CR 3,87 (IC del 95%: 1,68 a 8,93); 111 participantes); recordatorio al médico solamente (52% de aceptación versus 14%): CR 3,61 (IC del 95%: 1,50 a 8,71); 66 participantes). Lo anterior representó un aumento de la aceptación del 14% en el grupo de ningún recordatorio al 57% entre los tres grupos de recordatorio. También hubo un aumento de la aceptación de las pruebas de glucosa en ayunas en el grupo de recordatorio en comparación con el grupo de atención habitual: recordatorios a la paciente y al médico versus ningún recordatorio (63% de aceptación versus 40%): CR 1,57 (IC del 95%: 1,01 a 2,44); recordatorio a la paciente solamente (71% de aceptación versus 40%): CR 1,78 (IC del 95%: 1,16 a 2,73); recordatorio al médico solamente (68% de aceptación versus 40%): CR 1,69 (IC del 95%: 1,06 a 2,72). La aceptación de las pruebas aleatorias de glucosa y de hemoglobina glicosilada A1c fue baja y no se observaron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos de recordatorio y ningún recordatorio en estas pruebas. La aceptación de cualquier prueba fue mayor en cada uno de los grupos de recordatorio en comparación con el grupo de ningún recordatorio (CR 1,65 (IC del 95%: 1,12 a 2,41); 1,73 (IC del 95%: 1,18 a 2,52); y 1,55 (IC del 95%: 1,01 a 2,38) en los grupos de recordatorio respectivos.

El ensayo no informó otros resultados primarios de esta revisión (proporción de pacientes diagnosticadas con diabetes tipo 2 o que mostraron intolerancia a la glucosa o intolerancia a la glucosa en ayunas después del parto; o calidad de vida relacionada con la salud). Tampoco informó ningún resultado secundario de la revisión como morbilidad asociada con la diabetes, cambios en el estilo de vida, necesidad de insulina, recurrencia de la DMG o criterios de las pacientes o los profesionales sanitarios acerca de la intervención. No se informaron eventos adversos de la intervención.

Las pruebas de interacción de subgrupos no indicaron que los recordatorios duales (a pacientes y médicos) fueran más exitosos que los recordatorios a las pacientes o los médicos solamente. Tampoco estuvo claro si la aceptación de las pruebas entre las pacientes de los grupos de recordatorio y ningún recordatorio difirió según el tipo de prueba de glucosa realizado.

Tools
Information
Share/Save