Intervenciones psicológicas para la psicosis en adolescentes

Preguntas de la revisión

¿Las intervenciones psicológicas son efectivas y seguras para los adolescentes con psicosis? ¿Existen diferencias en el efecto entre las distintas intervenciones psicológicas?

Antecedentes

La psicosis es una enfermedad mental caracterizada por alteraciones en los pensamientos y percepciones como delirios (falsas creencias), alucinaciones (ver u oír cosas que otros no ven ni oyen) y puede darse durante la adolescencia. Cuando esto sucede, el joven debe acudir a un profesional de la salud mental que a menudo le prescribirá medicamentos. Sin embargo, junto con los medicamentos, es probable que los adolescentes con psicosis se beneficien de terapias psicológicas apropiados para su edad como la terapia de rehabilitación cognitiva, la psicoeducación, la terapia familiar y la psicoterapia de grupo. Estas intervenciones pueden abordar las necesidades sociales y psicológicas, como la integración con los compañeros y hacer frente al estigma y la exclusión. Esta revisión examina los efectos de dichas intervenciones para jóvenes con psicosis usando datos de ensayos controlados aleatorizados.

Búsqueda

El documentalista del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia) buscó en su registro de ensayos en marzo de 2016 y en marzo de 2019 ensayos que hubieran asignado al azar a adolescentes con psicosis a diferentes grupos terapéuticos. Los grupos terapéuticos podían incluir intervenciones psicológicas (con o sin su tratamiento habitual), solo medicamentos, tratamiento habitual y otras intervenciones psicológicas (con o sin tratamiento habitual).

Ensayos encontrados

Esta revisión solo incluye siete ensayos realizados en diversas partes del mundo. Los ensayos compararon varias intervenciones psicológicas diferentes con el tratamiento habitual o con otros tipos de intervenciones psicológicas, e informaron sobre diferentes criterios de valoración, lo que dificulta la comparación de estudios. Los autores de la revisión estaban interesados en el efecto de estas terapias sobre siete criterios de valoración principales: estado global, estado mental, efectos adversos, funcionamiento cognitivo, funcionamiento global, uso del servicio y abandono temprano del estudio. Ninguno de los estudios incluidos informó sobre datos de efectos adversos.

Resultados

El efecto absoluto de las intervenciones psicológicas (IP, comparación de las IP con el tratamiento habitual [TH])

Los análisis de los datos informados sugieren que la terapia de rehabilitación cognitiva podría ayudar a mejorar la memoria a corto plazo (una función cognitiva), pero el tratamiento habitual podría ser mejor que la terapia de rehabilitación cognitiva para mejorar el estado mental. La terapia de grupo también puede ser útil para mejorar el estado global. Todos los demás análisis de los criterios de valoración principales mostraron que las IP tenían poco o ningún efecto en comparación con el TH.

Efectos relativos de las IP (comparación de una IP con otro tipo de IP)

Los análisis no mostraron diferencias reales entre los distintos tipos de IP.

Conclusiones

Algunas intervenciones psicológicas podrían tener efectos beneficiosos para los criterios de valoración seleccionados, pero, en general, la mayoría de los resultados indican poco o ningún efecto. Sin embargo, todos los resultados se basaron en datos de un reducido número de estudios con pocos participantes. También preocupan los métodos empleados en estos estudios. Por ello, existe una considerable incertidumbre acerca de la fiabilidad de los hallazgos. No es posible establecer conclusiones firmes basadas en esta evidencia. Se necesitan ensayos controlados aleatorizados pertinentes y bien realizados.

Conclusiones de los autores: 

La mayoría de las estimaciones del efecto de los principales desenlaces son ambiguas. Solo se sugiere un efecto para cuatro resultados en las tablas del Resumen de hallazgos presentadas. Comparada con el TH, el TRC puede tener un efecto positivo en el funcionamiento cognitivo, sin embargo el mismo estudio informa datos que indican que el TH puede tener un efecto positivo en el estado mental. Otro estudio que comparó la TPG con el TH informa datos que sugieren que la TPG puede tener un efecto positivo en el estado global. Sin embargo, la estimación de los efectos para todos los criterios de valoración principales de esta revisión deben considerarse con importante cautela, ya que se basan en datos de un pequeño número de estudios con riesgo de sesgo variable. Nuevos datos podrían alterar estos resultados y se necesitan estudios más amplios y de mejor calidad antes de poder llegar a conclusiones firmes sobre los efectos de las intervenciones psicológicas en los adolescentes con psicosis.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La psicosis es una enfermedad caracterizada por alteraciones del pensamiento y las percepciones que resultan en delirios y alucinaciones. La psicosis es muy poco frecuente en adolescentes pero puede tener graves consecuencias. Los fármacos antipsicóticos son el tratamiento principal y han mostrado su efectividad. Sin embargo,existe nueva evidencia que sugiere que ciertas intervenciones psicológicas, como la terapia de rehabilitación cognitiva, la psicoeducación, la terapia familiar y la psicoterapia de grupo, podrían ser útiles para adolescentes con psicosis.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de varias intervenciones psicológicas para los adolescentes con psicosis.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos basado en estudios del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia) que incluye registros de ensayos clínicos (última búsqueda el 8 de marzo de 2019).

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados con asignación aleatoria que compararan varias intervenciones psicológicas con el tratamiento habitual u otras terapias psicológicas para adolescentes con psicosis. Para los análisis, se incluyeron los ensayos que cumplían con los criterios de inclusión e informaban datos utilizables.

Obtención y análisis de los datos: 

Se examinaron los estudios para su inclusión y se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios incluidos, de manera independiente y fiable. Para los datos dicotómicos se calcularon los riesgos relativos (RR) e intervalos de confianza (IC) del 95% sobre la base de un análisis por intención de tratar. Para los datos continuos, se usaron las diferencias de medias (DM) y los IC del 95%. Se utilizó un modelo de efectos aleatorios en los análisis. Con el uso de GRADE se creó una tabla "Resumen de los hallazgos".

Resultados principales: 

La presente revisión incluye 7 estudios (n = 319) que evalúan un grupo heterogéneo de intervenciones psicológicas con riesgo de sesgo variable. Ninguno de los estudios informó acerca de eventos adversos. Ninguno de los estudios fue patrocinado por la industria. A continuación, se resumen los principales resultados de cuatro de las seis comparaciones, y la certeza de estos (basados en el sistema GRADE). Todas las puntuaciones de las escalas son puntuaciones medias finales.

Terapia de rehabilitación cognitiva (TRC) + tratamiento habitual (TH) versus TH

Dos estudios compararon el añadir TRC al TH de los participantes con TH solo. Un estudio informó el estado global (CGAS, puntuación alta= bueno). No hubo diferencias claras entre los grupos de tratamiento (DM -4,90; IC del 95%: -11,05 a 1,25; participante = 50; estudios = 1; certeza muy baja). Un estudio informó el estados mental (PANSS, puntuación alta= malo). Las puntuaciones fueron claramente más bajas en el grupo de TH (DM 8,30; IC del 95%: 0,46 a 16,14; participante = 50; estudios = 1; certeza muy baja). Claramente, más participantes del grupo de TRC mostraron una mejoría en el funcionamiento cognitivo (prueba de memoria inmediata de números) en comparación con las cifras que mostraron una mejoría en el grupo de TH (1 estudio, n = 31, RR 0,58, IC del 95%: 0,37 a 0,89; certeza muy baja). Para el funcionamiento global (VABS, puntuación alta = bueno), los análisis de las puntuaciones informadas no mostraron diferencias claras entre los grupos de tratamiento (DM 5,90; IC del 95%: -3,03 a 14,83; participante = 50; estudios = 1; certeza muy baja). El número de participantes que abandonaron el estudio de forma temprana fue similar en cada grupo (RR 0,93; IC del 95%: 0,32 a 2,71; participantes = 91; estudios = 2; certeza baja).

Terapia psicosocial en grupo (TPG) + TH versus TH

Un estudio evaluó los efectos de añadir TPG a la medicación habitual del participante. Las puntuaciones del estado global (CGAS, alto = bueno) fueron claramente más altas en el grupo de TPG (MD 5,10, IC del 95% 1,35 a 8,85; participantes = 56; estudios = 1; certeza muy baja), pero hubo poca o ninguna diferencia clara entre los grupos en cuanto a las puntuaciones del estado mental (PANSS, alta = malo, DM -4,10, IC del 95%: -8,28 a 0,08; participantes = 56; estudios = 1; certeza muy baja) y no hubo diferencias claras entre los grupos en cuanto al número de participantes que abandonaron el estudio antes de tiempo (RR 0,43, IC del 95%: 0,15 a 1,28; participantes = 56; estudios = 1; certeza muy baja).

Programa de rehabilitación cognitiva (PRC) + Programa de tratamiento psicoeducativo (PTP) versus PTP

Un estudio evaluó los efectos de combinar dos intervenciones psicológicas (PRC + PTP) con solo PTP. Las puntuaciones del estado global (CGAS, puntuación alta = bueno) no fueron claramente diferentes (DM 1,60, IC del 95% -6,48 a 9,68; participantes = 25; estudios = 1; certeza muy baja), al igual que las puntuaciones del estado mental (BPRS total, puntuación alta = malo, DM -5,40, IC del 95%: -16,42 a 5,62; participantes = 24; estudios = 1; certeza muy baja) y las del funcionamiento cognitivo (SPAN-12, puntuación alta = bueno, DM 2,40 IC del 95%: -2,67 a 7,47; participantes = 25, estudios = 1; certeza muy baja).

Terapia psicoeducativa (PE) + terapia multifamiliar (TMF) versus terapia grupal no estructurada (TGNE, todos a largo plazo)

Un estudio comparó PE + TMF con TGNE. El análisis de las puntuaciones informadas del estado global (CGAS, puntuación alta = bueno, DM 3,38, IC del 95% -4,87 a 11,63; participantes = 49; estudios = 1; certeza muy baja)y de las puntuaciones del estado mental (PANSS total, puntuación alta = malo, DM -8,23, IC del 95%: -17,51 a 1,05; participantes = 49; estudios = 1; certeza muy baja) no mostraron diferencias claras. El número de participantes que requirieron ingreso hospitalario ((RR 0,84; IC del 95%: 0,36 a 1,96; participantes = 49; estudios = 1) y el número de participantes que abandonaron el estudio antes de tiempo en cada grupo también fueron similares (RR 0,52, IC del 95%: 0,10 a 2,60; participantes = 55; estudios = 1; certeza baja).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save