Electrocoagulación para las metástasis hepáticas

¿La electrocoagulación (corriente eléctrica de alta frecuencia) aplicada localmente puede destruir el cáncer diseminado al hígado?

Antecedentes

Cuando el cáncer se disemina en el cuerpo (metástasis), el hígado es uno de los sitios más comunes. Además del cáncer de hígado (primario, o cáncer de hígado original), las metástasis hepáticas (nuevos cánceres que se desarrollan en otras partes del cuerpo además del cáncer original) del cáncer colorrectal son los cánceres más frecuentes que afectan al hígado. Más de la mitad de los pacientes con cáncer diseminado al hígado muere a causa de las complicaciones. Las metástasis en el hígado se pueden destruir a través de diferentes métodos; uno de ellos es la electrocoagulación por diatermia. Este método requiere la colocación de un electrodo especial en la zona del cáncer o cerca de ella. El electrodo se utiliza para transmitir corrientes eléctricas de alta frecuencia, que generan altas temperaturas. Esto hace que las proteínas del tejido se coagulen y así lo destruyen. El electrodo se coloca mediante un corte en el abdomen con una laparotomía (cirugía abierta) o una laparoscopia (cirugía de mínimo acceso).

Métodos

Se buscaron los ensayos clínicos aleatorizados que evaluaran el efecto de la electrocoagulación por diatermia, administrada sola o con otra intervención, versus ninguna intervención, o cualquier otro tratamiento, en personas con cáncer de cualquier localización que se hubiera diseminado al hígado. Se analizó el efecto de la electrocoagulación sobre el riesgo de muerte, la calidad de vida, los episodios adversos (efectos no deseados causados por la intervención), el tiempo hasta la muerte, el fracaso en la eliminación de las metástasis hepáticas o la recidiva de las mismas, el tiempo hasta la progresión de las metástasis hepáticas y la respuesta tumoral.

Características de los estudios

La última búsqueda de evidencia se realizó el 6 de octubre de 2020. Solo se identificó un ensayo clínico aleatorizado. El ensayo asignó a los participantes de forma aleatoria a cuatro grupos de intervención: electrocoagulación (uso de diatermia) sola; electrocoagulación más dimetilsulfóxido; electrocoagulación más alopurinol; versus un grupo control que solo recibió una solución de alopurinol por vía oral. El tratamiento se inició el quinto día después de la extirpación quirúrgica del colon sigmoide (última sección del intestino), y se realizó un seguimiento de los participantes durante cinco años. El ensayo incluyó a 306 participantes, pero solo se obtuvieron datos de 223 participantes.

Resultados clave

Sobre la base de un ensayo clínico aleatorizado, con alto riesgo de sesgo y pocos participantes, no se encontró evidencia suficiente para determinar si la electrocoagulación por diatermia sola, comparada con una solución de alopurinol (control), marcó una diferencia en el riesgo de muerte y de muerte posoperatoria en las personas con metástasis hepáticas de cáncer de colon; la electrocoagulación en combinación con alopurinol o dimetilsulfóxido puede disminuir levemente el riesgo de muerte en comparación con la intervención control, pero la evidencia también es insuficiente e incierta. Existe mucha incertidumbre acerca de si existe una diferencia en la muerte posoperatoria entre el grupo de electrocoagulación combinada con alopurinol o dimetilsulfóxido versus la intervención control. Los datos sobre otros episodios adversos y complicaciones, la recidiva de las metástasis hepáticas, el tiempo hasta la progresión de las metástasis hepáticas, la respuesta tumoral y la calidad de vida relacionada con la salud fueron inexistentes o insuficientes para el análisis.

Calidad de la evidencia

La evidencia se consideró de certeza baja a muy baja porque el ensayo no se realizó correctamente, lo que supone un alto riesgo de sesgo en cuanto a la fiabilidad de los datos obtenidos. El ensayo incluyó un número relativamente pequeño de participantes y en general describió pocos episodios. Los resultados informados no fueron suficientes, ya que solo se comunicaron pocos desenlaces de interés para las personas con metástasis hepáticas y sus médicos.

La electrocoagulación por diatermia ya no se utiliza de la forma descrita en el ensayo, porque ha sido sustituida por otras técnicas. Esto podría ser la causa de la falta de ensayos adicionales.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia sobre los efectos beneficiosos y perjudiciales de la electrocoagulación sola o en combinación con alopurinol o dimetilsulfóxido en personas con metástasis hepáticas no es suficiente, ya que se basa en un ensayo clínico aleatorizado de certeza baja a muy baja.

Existe mucha incertidumbre acerca de si hay diferencias en la mortalidad por todas las causas y en la mortalidad posoperatoria entre la electrocoagulación sola y el control. También existe incertidumbre acerca de si la electrocoagulación en combinación con alopurinol o dimetilsulfóxido podría dar lugar a una ligera reducción de la mortalidad por todas las causas, en comparación con una solución vehicular de alopurinol (control). Existe mucha incertidumbre acerca de si hay diferencias en la mortalidad posoperatoria entre el grupo de electrocoagulación combinada con alopurinol o dimetilsulfóxido versus el control. Los datos sobre otros eventos adversos y complicaciones, el fracaso en la eliminación de las metástasis hepáticas o la recidiva de las metástasis hepáticas, el tiempo hasta la progresión de las metástasis hepáticas, las medidas de respuesta tumoral y la calidad de vida relacionada con la salud fueron los más escasos o no se informaron de manera suficiente para el análisis.

La electrocoagulación por diatermia ya no se utiliza de la forma descrita, lo que puede explicar la falta de ensayos adicionales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los tumores hepáticos primarios y las metástasis hepáticas del carcinoma colorrectal son los dos tumores malignos más frecuentes que afectan el hígado. El hígado es el segundo sitio más frecuente de enfermedad metastásica, solo después de los ganglios linfáticos. Más de la mitad de los pacientes con enfermedad hepática metastásica morirán a causa de las complicaciones derivadas de las metástasis. La electrocoagulación por diatermia es un método utilizado para destruir el tejido tumoral, mediante una corriente eléctrica de alta frecuencia que genera altas temperaturas, aplicada localmente con un electrodo (aguja, cuchilla o bola). El objetivo de este método es destruir el tumor por completo, si es posible en una sola sesión. Con el tiempo, otras técnicas han sustituido a la electrocoagulación por diatermia, pero la evidencia no está clara.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la electrocoagulación por diatermia, administrada sola o con otra intervención versus ninguna intervención, otros métodos de ablación o tratamientos sistémicos, en personas con metástasis hepáticas.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de ensayos controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group), CENTRAL, MEDLINE Ovid, Embase Ovid, LILACS, Science Citation Index Expanded, Conference Proceedings Citation Index - Science, CINAHL, ClinicalTrials.gov, ICTRP y FDA hasta octubre de 2020.

Criterios de selección: 

Se consideraron todos los ensayos aleatorizados que evaluaron los efectos beneficiosos y perjudiciales de la electrocoagulación por diatermia, administrada sola o con otra intervención, versus comparadores, en personas con metástasis hepáticas, independientemente de la ubicación del tumor primario.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane. El riesgo de sesgo de los ensayos incluidos se evaluó mediante dominios de riesgo de sesgo predefinidos, y los resultados de la revisión se presentaron incorporando la certeza de la evidencia mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyó un ensayo clínico aleatorizado con 306 participantes (175 hombres; 131 mujeres) que habían sido sometidos a una resección del colon sigmoide y que tenían cinco o más metástasis hepáticas visibles y palpables. El diagnóstico se confirmó mediante evaluación histológica (biopsia) y por el nivel de antígeno carcinoembrionario (CEA). El ensayo se realizó en Irak. La media de edad de los participantes varió entre 38 y 79 años. Los participantes se asignaron al azar a cuatro grupos de estudio diferentes. Se realizaron biopsias de las metástasis hepáticas y se trataron (solo una vez) en tres de los grupos: 75 recibieron electrocoagulación por diatermia sola, 76 recibieron electrocoagulación más alopurinol, 78 recibieron electrocoagulación más dimetilsulfóxido. En el cuarto grupo de intervención, 77 participantes que actuaron como controles recibieron una solución vehicular de alopurinol 5 ml cuatro veces al día por vía oral; las metástasis no se tocaron. El estado del hígado y de los pulmones se siguió mediante ecografías y no se utilizaron agentes de contraste. Se realizó un seguimiento de los participantes durante cinco años.

Los análisis se basan en datos por protocolo que analizaron solamente a 223 participantes. Se consideró que el ensayo tuvo un alto riesgo de sesgo. Tras excluir a los "pacientes no evaluables", los grupos parecieron ser comparables en cuanto a las características iniciales.

La mortalidad debida a la diseminación de la enfermedad a los cinco años de seguimiento fue del 98% en el grupo de electrocoagulación (57/58 personas evaluables); del 87% en el grupo de electrocoagulación más alopurinol (46/53 personas evaluables); del 86% en el grupo de electrocoagulación más dimetilsulfóxido (49/57 personas evaluables); y del 100% en el grupo control (55/55 personas evaluables). No se observaron diferencias en la mortalidad entre el grupo de electrocoagulación sola versus el grupo control (razón de riesgos [RR] 0,98; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,94 a 1,03; 113 participantes; evidencia de certeza muy baja). Se observó una menor mortalidad en el grupo de electrocoagulación combinada con alopurinol o dimetilsulfóxido versus el grupo control (RR 0,87; IC del 95%: 0,80 a 0,95; 165 participantes; evidencia de certeza baja). Hay mucha incertidumbre con respecto a las muertes posoperatorias entre el grupo de electrocoagulación sola versus el grupo control (RR 1,03; IC del 95%: 0,07 a 16,12; 152 participantes; evidencia de certeza muy baja) y entre los grupos de electrocoagulación combinada con alopurinol o dimetilsulfóxido versus el grupo control (RR 1,00; IC del 95%: 0,09 a 10,86; 231 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Los autores del ensayo no informaron datos sobre el número de participantes con otros eventos adversos y complicaciones, la recidiva de las metástasis hepáticas, el tiempo hasta la progresión de las metástasis hepáticas, las medidas de respuesta tumoral ni la calidad de vida relacionada con la salud. No se proporcionaron datos sobre el fracaso en la eliminación de las metástasis hepáticas en el grupo control.

No hubo información sobre la financiación o los conflictos de intereses.

No se identificaron ensayos en curso.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save