Tratamiento complementario con sultiame para la epilepsia

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La epilepsia es una afección neurológica frecuente que se caracteriza por crisis convulsivas recurrentes. La mayoría de los pacientes responden de manera adecuada a los fármacos antiepilépticos convencionales, aunque un 30% no logra la remisión. El sultiame es un fármaco antiepiléptico que se usa ampliamente en algunos países europeos y en Israel. Se realizó una búsqueda de ensayos controlados aleatorios que compararon sultiame como tratamiento complementario con placebo o control activo y se incluyó un estudio. Aunque este único estudio indica que el sultiame puede lograr el cese de las crisis convulsivas en los pacientes con síndrome de West, las pruebas son limitadas debido al tamaño pequeño de la muestra y al riesgo de sesgo significativo. Se requieren ensayos controlados aleatorios adicionales si se pretenden conclusiones significativas sobre la eficacia y el perfil de efectos secundarios del sultiame como tratamiento complementario para la epilepsia.

Conclusiones de los autores: 

El sultiame puede causar un cese en las crisis convulsivas cuando se usa como tratamiento complementario a la piridoxina en los pacientes con síndrome de West. El estudio incluido fue pequeño y presentó un riesgo de sesgo significativo que limita la repercusión de las pruebas. No es posible realizar conclusiones sobre la aparición de los efectos adversos del fármaco, el cambio en la calidad de vida o la reducción media de la frecuencia de las crisis convulsivas. No existen pruebas sobre el uso de sultiame como tratamiento complementario en pacientes con epilepsia, aparte del síndrome del West. Se requieren ensayos controlados aleatorios amplios, multicéntricos para informar a la práctica clínica si el sultiame puede usarse como tratamiento complementario para la epilepsia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La epilepsia es una afección neurológica frecuente caracterizada por crisis convulsivas recurrentes. La mayoría de los pacientes responden a fármacos antiepilépticos convencionales, sin embargo, alrededor del 30% presenta crisis convulsivas, a pesar del uso de fármacos antiepilépticos múltiples. El sultiame es un fármaco antiepiléptico ampliamente utilizado en Europa e Israel. Se presenta un resumen de las pruebas sobre el uso de sultiame como tratamiento complementario para la epilepsia.

Objetivos: 

Comparar la eficacia y el perfil de efectos secundarios del sultiame como tratamiento complementario comparado con placebo u otro fármaco antiepiléptico.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsqueda en el registro especializado del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group), en Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE y en WHO IRCTRP Search Portal el 28 de agosto de 2012. No se impusieron restricciones de idioma. Se contactó con los fabricantes de sultiame y con los investigadores en el área para obtener estudios en curso o no publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos complementarios aleatorios controlados con placebo del sultiame en pacientes de diferentes edades con epilepsia de cualquier etiología.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y extrajeron los datos. Se evaluaron los siguientes resultados: (1) reducción en la frecuencia de las crisis convulsivas del 50% o mayor entre el valor inicial y final del seguimiento (2) cese completo de las crisis convulsivas durante el seguimiento (3) frecuencia media de las crisis convulsivas (4) tiempo hasta la finalización del tratamiento (5) efectos adversos del fármaco (6) calificación de la calidad de vida. Los análisis primarios fueron del tipo intención de tratar (intention to treat analysis). Se presenta un análisis narrativo.

Resultados principales: 

Se incluyó un ensayo que representó a 37 pacientes con un nuevo diagnóstico del síndrome de West. El sultiame se administró como tratamiento complementario a la piridoxina. No se informaron datos para los resultados (1), (3) o (6). El cociente de riesgos (CR) general con intervalos de confianza (IC) del 95% para el cese completo de las crisis convulsivas durante un período de seguimiento de nueve días versus placebo fue de 0,71 (IC del 95%: 0,53 a 0,96). El análisis significativo del tiempo hasta la finalización del tratamiento y de los efectos adversos del fármaco fue imposible debido a que los datos eran incompletos.

Share/Save