Administración de suplementos de zinc para la prevención de la mortalidad, la morbilidad y el retraso del crecimiento en niños de 6 meses a 12 años de edad

Pregunta de la revisión

Esta revisión investigó la efectividad de la administración de suplementos de zinc para la prevención de las enfermedades y la mortalidad, y para promover el crecimiento, en niños de entre 6 meses y 12 años de edad.

Antecedentes

El zinc es un micronutriente esencial y la deficiencia de zinc es un problema importante de salud pública en los países de ingresos bajos y medios. La deficiencia de zinc deteriora el crecimiento y contribuye con numerosas muertes de niños por año debido a la diarrea, la neumonía y el paludismo. Esta revisión procuró determinar si la administración de suplementos de zinc a los niños ayuda a prevenir la muerte, las enfermedades y los déficit de crecimiento en los niños.

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en una gama amplia de bases de datos electrónicas para obtener estudios que hubiesen asignado al azar a niños de 6 meses a 12 años de edad a la administración de suplementos de zinc o a un grupo de control que no recibiera zinc. Ochenta estudios aleatorios con 205 401 participantes elegibles fueron incluidos en esta revisión. Las pruebas se actualizaron hasta diciembre de 2012.

Resultados clave y calidad de las pruebas

La administración de suplementos de zinc a los niños podría reducir el riesgo de muerte en general, y el riesgo de muerte debido a la diarrea, la infección de las vías respiratorias inferiores (IVRI) o el paludismo. La calidad de las pruebas sobre la mortalidad global fue alta, aunque las pruebas sobre otros resultados críticos fueron sólo de calidad moderada. Los niños que reciben zinc experimentan menos enfermedad diarreica que los niños que no reciben zinc; sin embargo, el zinc no parece reducir el riesgo de infección respiratoria o paludismo en los niños. La administración de suplementos de zinc puede tener un efecto muy pequeño sobre el crecimiento, aunque el consumo de una mayor cantidad de calorías probablemente tendría un efecto mayor para muchos niños desnutridos. Los niños que reciben suplementos de zinc pueden experimentar vómitos como efecto secundario.

Conclusiones de los autores: 

Se cree que los beneficios de la administración preventiva de suplementos de zinc superan los efectos perjudiciales en las áreas en las que el riesgo de deficiencia de zinc es relativamente alto. La investigación adicional debe determinar las características de las de intervenciones óptimas como la dosis de los suplementos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La deficiencia de zinc es prevalente en los países de ingresos bajos y medios, y contribuye con morbilidad significativa relacionada con diarrea, neumonía y paludismo y con mortalidad entre los niños pequeños. La deficiencia de zinc también deteriora el crecimiento.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración de suplementos de zinc para la prevención de la mortalidad y la morbilidad, y para promover el crecimiento, en los niños de 6 meses a 12 años de edad.

Estrategia de búsqueda (: 

Entre diciembre 2012 y enero 2013, se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, MEDLINE In-Process and Other Non-Indexed Citations, Embase, African Index Medicus, Conference Proceedings Citation Index, Dissertation Abstracts, Global Health, IndMED, LILACS, WHOLIS, metaRegister of Controlled Trials y en WHO ICTRP.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de la administración preventiva de suplementos de zinc en niños de 6 meses a 12 años de edad en comparación con ninguna intervención, placebo o control en lista de espera. Se excluyó a los niños hospitalizados y a los niños con enfermedades o trastornos crónicos. Se excluyó la fortificación o la ingesta de alimentos, los alimentos espolvoreados y las intervenciones terapéuticas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron los estudios, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se estableció contacto con los autores de los ensayos para obtener información faltante.

Resultados principales: 

Se incluyeron 80 ensayos controlados aleatorios con 205 401 participantes elegibles. No se consideró que las pruebas sobre los análisis clave de los resultados de la morbilidad y la mortalidad se vieran afectadas por el riesgo de sesgo. El cociente de riesgos (CR) para la mortalidad por todas las causas fue compatible con una reducción y un aumento pequeño del riesgo de muerte con la administración de suplementos de zinc (CR 0,95; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,86 a 1,05; 14 estudios, pruebas de alta calidad) y también para la mortalidad por causa específica debido a la diarrea (CR 0,95; IC del 95%: 0,69 a 1,31; cuatro estudios, pruebas de calidad moderada), la infección de las vías respiratorias inferiores (IVRI) (CR 0,86; IC del 95%: 0,64 a 1,15; tres estudios, pruebas de calidad moderada), o el paludismo (CR 0,90; IC del 95%: 0,77 a 1,06; dos estudios, pruebas de calidad moderada).

La administración de suplementos redujo la morbilidad por diarrea, incluida la incidencia de diarrea por cualquier causa (CR 0,87; IC del 95%: 0,85 a 0,89; 26 estudios, pruebas de calidad moderada), aunque los resultados para la IVRI y el paludismo fueron imprecisos: IVRI (CR 1; IC del 95%: 0,94 a 1,07; 12 estudios, pruebas de calidad moderada); paludismo (CR 1,05; IC del 95%: 0,95 a 1,15; cuatro estudios, pruebas de calidad moderada).

Hubo pruebas de calidad moderada de una mejoría muy pequeña en la altura con la administración de suplementos (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,09; IC del 95%: -0,13 a -0,06; 50 estudios), aunque el tamaño de este efecto podría no ser clínicamente importante. Hubo un efecto positivo de mediano a grande sobre el estado del zinc.

La administración de suplementos se asoció con un aumento del número de participantes con al menos un episodio de vómitos (CR 1,29; IC del 95%: 1,14 a 1,46; cinco estudios, pruebas de alta calidad). No se hallaron pruebas claras de efectos beneficiosos o perjudiciales de la administración de suplementos con respecto a la hemoglobina o el estado del hierro. La administración de suplementos tuvo un efecto negativo sobre el estado del cobre.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save