Hipnosis para el tratamiento del dolor durante el trabajo de parto y parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las experiencias de las mujeres del dolor durante el trabajo de parto son variables y complejas aunque la intensidad del dolor empeorara debido al temor, la tensión y la ansiedad. Se han propuesto técnicas como la hipnosis como formas de ayudar a afrontar estos temores y ansiedades.

La hipnosis es un estado alterado de la conciencia que incluye, en parte, un foco de atención para reducir la percepción del ambiente externo. La mayor respuesta de los individuos que reciben hipnosis a las comunicaciones, conocidas como sugerencias, puede facilitar cambios útiles en la percepción y el comportamiento. Las mujeres pueden ser guiadas en la hipnosis por un profesional durante el trabajo de parto o pueden aprender autohipnosis durante el embarazo, para su uso posterior durante el trabajo de parto. A veces, este entrenamiento prenatal se complementa con el uso de una grabación sonora de las sugerencias hipnóticas.

Para el parto, la hipnosis a menudo se utiliza para concentrar la atención en la sensación de comodidad o de adormecimiento así como para mejorar la sensación de relajación y de seguridad en las mujeres.

Esta revisión incluyó estudios tanto sobre la hipnosis guiada por un profesional como sobre las técnicas de autohipnosis. Se incluyeron siete ensayos que asignaron al azar a 1213 mujeres a la hipnosis o a los grupos control que recibieron: preparación estándar para el parto, atención habitual, una grabación para la relajación combinada con la práctica de relajación en clases prenatales, asesoramiento de apoyo o psicoterapia de apoyo. No hubo diferencias significativas entre las mujeres del grupo de hipnosis y las del grupo de control en cuanto al uso adicional de fármacos para el tratamiento del dolor, el número de partos normales o la satisfacción de las mujeres con el método de alivio del dolor. Los ensayos individuales pequeños informaron que la hipnosis redujo la intensidad del dolor, acortó la duración del trabajo de parto y redujo el número de mujeres que permanecieron en el hospital durante más de dos días después del nacimiento del neonato en comparación con las mujeres que recibieron entrenamiento en relajación o asesoramiento de apoyo. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos. En seis ensayos las mujeres recibieron entrenamiento en autohipnosis durante el embarazo para su uso posterior durante el trabajo de parto. En el otro ensayo, el hipnoterapeuta estuvo presente durante el trabajo de parto de la mujer. Todos los ensayos excepto uno estuvieron en riesgo moderado o alto de sesgo y sólo un estudio informó los datos sobre las mujeres que se acercaron para considerar la posibilidad de participar en el ensayo pero que eligieron no participar.

La hipnosis puede ayudar a aliviar el dolor durante el trabajo de parto aunque la investigación realizada hasta el presente no ha mostrado beneficios de forma concluyente.

Conclusiones de los autores: 

Todavía hay sólo un número pequeño de estudios que evalúan el uso de hipnosis para el trabajo de parto y el parto. Aunque la intervención es promisoria, se necesita investigación adicional antes de realizar recomendaciones con respecto a su utilidad clínica para el tratamiento del dolor en la atención médica de la madre.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta revisión es una de una serie de revisiones Cochrane que examinan el control del dolor durante el parto. Estas revisiones contribuyen a resumir las revisiones sistemáticas de control del dolor para las mujeres en trabajo de parto y comparten un protocolo genérico. Se examinaron las pruebas actuales con respecto al uso de hipnosis para el tratamiento del dolor durante el trabajo de parto y el parto. Esta revisión actualiza los hallazgos con respecto a la hipnosis de una revisión anterior de las terapias complementarias y alternativas para el tratamiento del dolor en el trabajo de parto en una revisión independiente.

Objetivos: 

Examinar la efectividad y la seguridad de la hipnosis para el tratamiento del dolor durante el trabajo de parto y el parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group, 11 enero 2012) y en las listas de referencias de estudios primarios y artículos de revisión.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y ensayos controlados cuasialeatorios que compararan la preparación para el trabajo de parto mediante hipnosis o el uso de hipnosis durante el trabajo de parto, con o sin uso concurrente de métodos de alivio del dolor farmacológicos o no farmacológicos versus placebo, ningún tratamiento o cualquier fármaco o técnica analgésica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. Siempre que fue posible, se estableció contacto con los autores de los estudios en busca de información adicional sobre los datos y la metodología.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos que aleatorizaron a un total de 1213 mujeres. Todos los ensayos, a excepción de uno, fueron de riesgo de sesgo de moderado a alto. Aunque seis de los siete ensayos evaluaron la hipnoterapia prenatal, hubo diferencias considerables entre estos ensayos en cuanto al momento adecuado y la técnica. Un ensayo proporcionó hipnoterapia durante el trabajo de parto. No se encontraron diferencias significativas entre las mujeres del grupo de hipnosis y las del grupo de control para los resultados primarios: uso de fármacos para el alivio del dolor (cociente de riesgos [CR] promedio 0,63; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,39 a 1,01; seis estudios, 1032 mujeres), parto vaginal espontáneo (CR promedio 1,35; IC del 95%: 0,93 a 1,96; cuatro estudios, 472 mujeres) o satisfacción con el alivio del dolor (CR 1,06; IC del 95%: 0,94 a 1,20; un estudio, 264 mujeres). Hubo una heterogeneidad estadísticamente significativa en los datos sobre el uso de fármacos para aliviar el dolor y el parto vaginal espontáneo. En dos estudios se informó que el resultado primario de la sensación de afrontamiento del trabajo de parto no mostró ningún efecto beneficioso (ningún dato utilizable disponible para esta revisión).

Para los resultados secundarios, no se identificó ninguna diferencia significativa entre las mujeres en el grupo de hipnosis y las mujeres en el grupo de control para la mayoría de los resultados cuando hubo datos disponibles. Por ejemplo, no hubo diferencias significativas en cuanto a la satisfacción con la experiencia del parto (CR promedio 1,36; IC del 95%: 0,52 a 3,59; dos estudios, 370 mujeres), los ingresos a la unidad de cuidados intensivos neonatales (CR promedio 0,58; IC del 95%: 0,12 a 2,89; dos estudios, 347 mujeres) o la lactancia materna en el momento del alta del hospital (CR 1,00; IC del 95%: 0,97 a 1,03; un estudio, 304 mujeres). Hubo algunas pruebas de beneficios para las mujeres en el grupo de hipnosis comparado con el grupo de control en cuanto a la intensidad del dolor, la duración del trabajo de parto y la estancia hospitalaria materna, aunque estos hallazgos se basaron en estudios individuales con números pequeños de mujeres. Se encontró que la intensidad del dolor fue inferior para las mujeres del grupo de hipnosis que para las del grupo de control en un ensayo de 60 mujeres (diferencia de medias [DM] -0,70; IC del 95%: -1,03 a -0,37). El mismo estudio encontró que la duración promedio del trabajo de parto desde los 5 cm de dilatación hasta el nacimiento (minutos) fue significativamente más corta para las mujeres en el grupo de hipnosis (diferencia de medias -165,20; IC del 95%: -223,53 a -106,87; un estudio, 60 mujeres). Otro estudio halló que una proporción más pequeña de mujeres en el grupo de hipnosis permaneció en el hospital durante más de dos días después del parto en comparación con las mujeres en el grupo de control (CR 0,11; IC del 95%: 0,02 a 0,83; un estudio, 42 mujeres).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save