Agente tensioactivo para la bronquiolitis en neonatos gravemente enfermos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La bronquiolitis es una de las causas más frecuentes de insuficiencia respiratoria en neonatos. No hay opciones de tratamiento establecidas para la bronquiolitis. El agente tensioactivo puede ser útil en la bronquiolitis debido al efecto beneficioso en la mecánica pulmonar. Tres ensayos controlados aleatorios (ECA) pequeños, que incluyen a 79 participantes, indicaron que el uso de agente tensioactivo en neonatos y niños gravemente enfermos con bronquiolitis podría disminuir la duración de la ventilación mecánica y la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos sin efectos secundarios. El número limitado de estudios con pequeño número de participantes fue la limitación de esta revisión. En ninguno de los tres estudios incluidos se observaron efectos adversos ni complicaciones en el grupo de tratamiento ni en el grupo de control. Se necesitan ensayos más amplios para establecer dichos beneficios del agente tensioactivo para la bronquiolitis en neonatos y niños gravemente enfermos.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas disponibles no son suficientes para establecer la efectividad del tratamiento con agente tensioactivo para la bronquiolitis en neonatos en estado crítico que requieren ventilación mecánica. Se necesitan ensayos más amplios con un poder estadístico y un análisis de costo-eficacia adecuados para evaluar la efectividad del tratamiento con agente tensioactivo exógeno en neonatos con bronquiolitis que deben tratarse con cuidados intensivos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La bronquiolitis es una de las causas más frecuentes de insuficiencia respiratoria en neonatos; algunos recién nacidos necesitan cuidados intensivos y ventilación mecánica. Faltan pruebas con respecto al tratamiento efectivo para la bronquiolitis aparte de la atención de apoyo. En los casos graves de bronquiolitis se observaron anomalías en la cantidad o la calidad (o ambas) del agente tensioactivo. La administración exógena de agente tensioactivo parece cambiar favorablemente la hemodinámica pulmonar y podría ser un tratamiento potencialmente alentador para la bronquiolitis grave. 

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de la administración exógena de agente tensioactivo (es decir, la administración intratraqueal de agente tensioactivo de cualquier tipo [ya sea de origen animal o sintético], en cualquier dosis y en cualquier momento después de iniciar la asistencia respiratoria) en comparación con placebo, ninguna intervención o atención habitual para reducir la mortalidad y la duración de la asistencia respiratoria en neonatos y niños con bronquiolitis que requieren ventilación mecánica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL 2012, número 4, que contiene el registro especializado del Grupo Cochrane de Infecciones Respiratorias Agudas (Cochrane Acute Respiratory Infections Group), MEDLINE (1948 hasta mayo 2012, semana 1), EMBASE (1974 hasta mayo 2012), CINAHL (1982 hasta mayo 2012), LILACS (1985 hasta mayo 2012) y Web of Science (1985 hasta mayo 2012).

Criterios de selección: 

Se tuvieron en cuenta los ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios prospectivos que evaluaban el efecto del agente tensioactivo exógeno en neonatos y niños con bronquiolitis que requerían ventilación mecánica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron los estudios de forma independiente. Se extrajeron los datos mediante un formulario predefinido, se analizaron los datos de forma independiente y se realizó un metanálisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres pequeños ECAs que involucraban a 79 participantes. Dos ensayos no usaron placebo en los brazos de control y el tercer ensayo usó un placebo de aire. Dos estudios incluidos no describieron la mortalidad. Se consideró que algunos de los estudios incluidos tenían un riesgo de sesgo incierto pero ninguno de ellos tenía un riesgo de sesgo elevado. Nuestro análisis agrupado de los tres ensayos reveló que la duración de la ventilación mecánica no varió entre los grupos (diferencia de medias [DM] -63,04; intervalo de confianza [IC] del 95%: -130,43 a 4,35 horas), aunque la duración de la internación en la unidad de cuidados intensivos (UCI) fue menor en el grupo de agente tensioactivo comparado con el grupo de control: DM -3,31 (IC del 95%: -6,38 a -0,25 días). Tras excluir un ensayo que generó una heterogeneidad significativa, la duración de la ventilación mecánica y la duración de la estancia en la UCI fueron significativamente menores en el grupo de agente tensioactivo comparado con el grupo de control: DM -28,99 (IC del 95%: -40,10 a -17,87 horas) y DM -1,81 (IC del 95%: -2,42 a -1,19 días), respectivamente. La administración de agente tensioactivo tuvo efectos favorables sobre la oxigenación y la eliminación de CO2. No se observaron efectos adversos ni complicaciones en ninguno de los tres estudios incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save