Ultrasonido terapéutico para el dolor lumbar crónico

El ultrasonido es un tratamiento que utiliza vibración para proporcionar calor y energía en partes de la región lumbar de la espalda — incluidos los músculos, los ligamentos, los tendones y los huesos de la espalda. Su objetivo es reducir el dolor y acelerar la curación. El dolor lumbar crónico es el dolor en la región lumbar que se prolonga durante más de 12 semanas.

Pregunta de la revisión: ¿El ultrasonido es un tratamiento seguro y efectivo para el dolor lumbar crónico?

Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorios (un tipo de estudio) que compararan el ultrasonido con otros tratamientos. Todos los pacientes incluidos en estos estudios eran adultos (18 años de edad o más) con “dolor lumbar no específico” y crónico. El “dolor lumbar no específico” y crónico es el dolor en la espalda sin causa conocida que se prolonga durante más de 12 semanas.

Los tratamientos de comparación incluyeron ejercicio, tratamientos eléctricos, manipulación espinal y “tratamientos de placebo”. Los tratamientos de placebo también se llaman “tratamientos simulados”. Son tratamientos que no presentan ningún efecto de tratamiento real, como el ultrasonido con el aparato de ultrasonido apagado.

Los pacientes sometidos al ultrasonido en estos estudios habitualmente recibieron seis a 18 sesiones de tratamiento con ultrasonido.

Se deseaba observar si el ultrasonido ayudaba con el dolor, la calidad de vida, la satisfacción del paciente y la capacidad para realizar actividades cotidianas normales, incluidas las actividades laborales.

Antecedentes:

El dolor lumbar crónico es una causa común de dolor y problemas para realizar las actividades normales que se observa en las personas en todo el mundo. El dolor lumbar crónico a menudo da lugar a que el paciente solicite atención médica, cambie su estilo de vida, e incluso pierda el trabajo.

El ultrasonido terapéutico es un tratamiento utilizado ampliamente para el dolor lumbar. Cuando un paciente recibe tratamiento con ultrasonido, un profesional sanitario utiliza un dispositivo manual que frota contra la piel de la región lumbar de la espalda. El dispositivo produce una vibración que atraviesa la piel. El objetivo es proporcionar calor y energía en partes del cuerpo bajo la piel para aliviar el dolor y acelerar la recuperación. Sin embargo, no está claro si el ultrasonido es un tratamiento seguro y efectivo.

Características de los estudios

Se buscaron estudios (ensayos controlados aleatorios) publicados hasta octubre de 2013. Se encontraron siete estudios pequeños que incluían a un total de 362 pacientes adultos que estaban recibiendo tratamiento para el dolor lumbar crónico. Todos los pacientes incluidos en estos estudios presentaban “dolor lumbar no específico”.

La mayoría de los pacientes presentaban dolor lumbar leve a moderado en cuanto a la gravedad del dolor y la capacidad para realizar las actividades diarias.

Todos los estudios se realizaron en “ámbitos de atención secundaria”. En otras palabras, todos los pacientes habían sido evaluados por un médico u otro profesional de la salud antes de ser tratados.

Los estudios incluidos en esta revisión compararon el ultrasonido con otros tratamientos.

La mayoría de los estudios sólo proporcionaron seguimiento a corto plazo para los pacientes que estaban siendo tratados. En otras palabras, se hizo un seguimiento de los pacientes sólo durante unos días o unas semanas. En condiciones ideales, los estudios de los tratamientos para el dolor lumbar crónico deben realizar el seguimiento de los pacientes durante muchos meses o años.

En ninguno de los estudios se informó sobre un financiamiento comercial.

Resultados clave

No se encontraron pruebas convincentes de que el ultrasonido es un tratamiento efectivo para el dolor lumbar. No hubo pruebas de alta calidad de que el ultrasonido mejora el dolor o la calidad de vida.

Se encontraron algunas pruebas de que el ultrasonido puede mejorar la función relacionada con la espalda — la capacidad de la persona de utilizar la espalda. Pero esos efectos eran tan pequeños que no podían provocar ninguna diferencia en la vida de los pacientes.

Los estudios incluidos en esta revisión no proporcionaron información sobre la seguridad del tratamiento con ultrasonido en cuanto a las lesiones u otros eventos perjudiciales relacionados con el tratamiento con ultrasonido.

Por lo tanto, no es posible determinar los efectos del ultrasonido sobre el dolor lumbar crónico sobre la base de estos estudios.

Calidad de la evidencia

La calidad de las pruebas sobre el ultrasonido deja mucho que desear. En esta revisión, se encontraron pruebas de calidad “moderada” con respecto a la función relacionada con la espalda. Las pruebas sobre otros resultados fueron de calidad “baja” o “muy baja”. Hay una gran necesidad de seguir investigando con estudios más amplios y mejores.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron pruebas de alta calidad para apoyar el uso de ultrasonido para mejorar el dolor o la calidad de vida en los pacientes con dolor lumbar crónico no específico. Hay algunas pruebas de que el ultrasonido terapéutico tiene un efecto pequeño sobre la mejoría de la función lumbar a corto plazo, aunque es poco probable que este beneficio sea clínicamente importante. Las pruebas de las comparaciones entre otros tratamientos y el ultrasonido terapéutico para el dolor lumbar crónico no fueron determinantes y en general fueron de baja calidad. Debido a que hay pocos ensayos aleatorios de alta calidad y los ensayos disponibles son muy pequeños, es probable que los ensayos amplios futuros con una metodología válida tengan un impacto importante sobre la confianza en el cálculo del efecto y puedan cambiar el cálculo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor lumbar crónico no específico se ha convertido en una de las causas principales de discapacidad en la población adulta en todo el mundo. El ultrasonido terapéutico es utilizado con frecuencia por los fisioterapeutas en el tratamiento del dolor lumbar y es uno de los agentes electrofísicos utilizado más ampliamente en la práctica clínica.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es determinar la efectividad del ultrasonido terapéutico en el tratamiento del dolor lumbar crónico no específico.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas electrónicas utilizando las bases de datos CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, PEDro y PsycLIT en octubre 2013. Se examinaron las listas de referencias de los estudios aptos y las revisiones sistemáticas relevantes y también se realizó la búsqueda de citas hacia adelante.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios sobre el ultrasonido terapéutico para el dolor lumbar crónico no específico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de cada ensayo y extrajeron los datos. Cuando hubo una homogeneidad clínica y estadística suficiente, se realizó un metanálisis. La calidad de las pruebas para cada comparación se determinó utilizando el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos controlados aleatorios pequeños, con un total de 362 participantes con dolor lumbar crónico. Dos de los estudios presentaron un riesgo bajo de sesgo y reunieron 6 o más de los 12 criterios utilizados para evaluar el riesgo de sesgo. Todos los estudios se realizaron en ámbitos de atención secundaria y la mayoría utilizó ultrasonido terapéutico además del tratamiento con ejercicios en diversas intensidades durante 6 a 18 sesiones de tratamiento. Hubo pruebas de calidad moderada de que el ultrasonido terapéutico mejora la función específica de la espalda (diferencia de medias estandarizada [DME] [IC del 95%] -0,45 [-0,84 a -0,05]) en comparación con placebo a corto plazo. Hubo pruebas de baja calidad de que el ultrasonido terapéutico no es mejor que el placebo en cuanto a la mejoría del dolor a corto plazo (diferencia de medias [DM] [IC del 95%]-7,12 [-17,99 a 3,75]; escala de cero a 100 puntos). Hubo pruebas de baja calidad de que el ultrasonido terapéutico más ejercicio no es mejor que el ejercicio solo para la mejoría del dolor a corto plazo (DM [IC del 95%] -2,16 [-4,66 a 0,34]; escala de cero a 50 puntos), o la discapacidad funcional (DM [IC del 95%] -0,41 [-3,14 a 2,32]; porcentual). Los estudios que compararon el ultrasonido terapéutico versus placebo o versus solo ejercicio no informaron la satisfacción general con el tratamiento ni la calidad de vida. Hubo pruebas de baja calidad de que la manipulación espinal reduce el dolor y la discapacidad funcional más que el ultrasonido a corto plazo y a plazo medio. También hay pruebas de calidad muy baja de que no hay ningún beneficio claro en ninguna medida de resultado entre la estimulación eléctrica y el ultrasonido terapéutico; y de que la fonoforesis da lugar a mejores puntuaciones en el SF-36 en comparación con el ultrasonido terapéutico. Ninguno de los estudios incluidos informó sobre los eventos adversos relacionados con la aplicación del ultrasonido terapéutico.

Tools
Information
Share/Save