Tratamientos psicológicos para la depresión y la ansiedad en la demencia y el deterioro cognitivo leve

Los síntomas de la depresión y la ansiedad son frecuentes en los pacientes con demencia y deterioro cognitivo leve (DCL). Aunque el tratamiento de estos síntomas se recomienda ampliamente en las guías, no está claro el mejor camino a seguir. Se piensa que los fármacos limitaron la efectividad en este contexto y conllevan el riesgo de efectos secundarios significativos. Los tratamientos psicológicos pueden adaptarse para el uso en pacientes con deterioro cognitivo y pueden ofrecer un tratamiento alternativo.
Esta revisión identificó seis ensayos controlados aleatorios con 439 participantes en los que un tratamiento psicológico para pacientes con demencia se comparó con la atención habitual. La mayoría de los participantes presentaban demencia leve, pero un ensayo se realizó en pacientes con demencia más grave que viven en residencias de ancianos. No se encontró ningún ensayo de participantes con DCL. Las intervenciones psicológicas usadas se basaron en los modelos psicológicos establecidos, como la terapia cognitivo-conductual (TCC), el asesoramiento y la terapia psicodinámica interpersonal. En dos ensayos, el tratamiento psicológico se combinó con otras intervenciones. Se encontraron pruebas de que los tratamientos psicológicos pueden reducir los síntomas depresivos en los pacientes con demencia. Hubo también algunas pruebas a partir de dos ensayos de que el TCC puede reducir los síntomas de ansiedad calificados por el médico en los pacientes con demencia leve. Debido a la imprecisión de los resultados, no pudo precisarse si los tratamientos psicológicos tuvieron un efecto en la calidad de vida de los pacientes, la capacidad de realizar las actividades cotidianas, los síntomas psiquiátricos generales o la cognición, o en los síntomas depresivos calificados por los propios cuidadores. Sin embargo, la mayoría de los estudios no midieron estos resultados.
Aunque estos resultados son prometedores, el número pequeño de estudios y la variación entre ellos en el tipo y la duración del tratamiento dificulta concluir acerca de la mejor manera de proporcionar tratamiento psicológico a los pacientes con demencia y síntomas de depresión o ansiedad. Serían beneficiosos más ensayos de alta calidad en esta área, incluidos los ensayos con participantes con DCL.

Conclusiones de los autores: 

Se encontraron pruebas de que las intervenciones psicológicas agregadas a la atención habitual pueden reducir los síntomas de depresión y la ansiedad calificada por un médico en los pacientes con demencia. Se concluye que las intervenciones psicológicas pueden mejorar el bienestar de los pacientes. Se necesitan más estudios de alta calidad para investigar qué tratamientos son más efectivos y para evaluar el efecto de las intervenciones psicológicas en los pacientes con DCL.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La ansiedad y la depresión son muy frecuentes en los pacientes con demencia y deterioro cognitivo leve (DCL). Las intervenciones psicológicas se sugirieron como un tratamiento potencial para estas poblaciones. La investigación actual indica que los pacientes con demencia y DCL tienen pocas oportunidades de recibir tratamientos psicológicos para mejorar el bienestar. Es probable que una revisión sistemática de las pruebas sobre la efectividad sea útil en cuanto a mejorar los resultados para los pacientes y realizar recomendaciones futuras para la práctica.

Objetivos: 

El objetivo principal de esta revisión fue evaluar la efectividad de las intervenciones psicológicas en la reducción de la ansiedad y la depresión en los pacientes con demencia o deterioro cognitivo leve (DCL).

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas de datos publicados y no publicados en el registro especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group) y en fuentes adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon una intervención psicológica con la atención habitual o una intervención de placebo (control de contactos sociales) en los pacientes con demencia o DCL.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión trabajaron de forma independiente para seleccionar los ensayos, extraer los datos y evaluar el riesgo de sesgo de los estudios, mediante un formulario de extracción de datos. Se estableció contacto con los autores cuando no se disponía de información adicional de los artículos publicados.

Resultados principales: 

Se incluyeron en la revisión seis ECA con 439 participantes con demencia, pero no se identificaron estudios de participantes con DCL. Los estudios incluyeron a pacientes con demencia fuera del ámbito hospitalario o de residencias de ancianos, y se realizaron en varios países. Sólo uno de los estudios se clasificó como de bajo riesgo de sesgo. Cinco estudios presentaron un riesgo de sesgo elevado o poco claro debido a las incertidumbres alrededor de la asignación al azar, el cegamiento y el informe selectivo de los resultados. Los estudios usaron diferentes enfoques psicológicos de la terapia cognitivo-conductual (TCC), de la terapia interpersonal y el asesoramiento. Dos estudios incluyeron intervenciones multimodales con un tratamiento psicológico específico. Los grupos de comparación recibieron atención habitual, programas educativos de control de la atención, retroalimentación diagnóstica o servicios que apenas exceden la atención habitual.

El metanálisis mostró un efecto positivo de los tratamientos psicológicos en la depresión (seis ensayos, 439 participantes, diferencia de medias estandarizada [DME] -0,22; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,41 a -0,03; pruebas de calidad moderada) y en la ansiedad calificada por el médico (dos ensayos, 65 participantes, diferencia de medias [DM] -4,57; IC del 95%: -7,81 a -1,32; pruebas de baja calidad), pero no en la ansiedad calificada por el propio paciente (dos ensayos, DME 0,05; IC del 95%: -0,44 a 0,54) o la ansiedad calificada por el cuidador (un ensayo, DM -2,40; IC del 95%: -4,96 a 0,16). Los resultados fueron compatibles con el beneficio y daño en los resultados secundarios de la calidad de vida del paciente, las actividades cotidianas (AC), los síntomas neuropsiquiátricos y cognitivos, o en los síntomas depresivos calificados por los propios cuidadores. Sin embargo, la mayoría de los estudios no midieron estos resultados. No hubo informes de eventos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save