Intervenciones farmacológicas para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca en pacientes con miocardiopatía de Chagas

Pregunta de la revisión
Se revisaron las intervenciones farmacológicas para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca en pacientes con miocardiopatía de Chagas.

Antecedentes
Nombrada en honor al médico brasileño Carlos Chagas, la enfermedad de Chagas es causada por el parásito Trypanosoma cruzi . Es común en América Latina y Central y provoca la miocardiopatía de Chagas (enfermedad del músculo cardíaco). Es una causa importante de insuficiencia cardíaca. El número de pacientes infectados con la enfermedad de Chagas se ha calculado entre diez a 12 millones en todo el mundo y alrededor del 20% al 30% de los pacientes infectados por Trypanosoma cruzi desarrollará cardiopatía sintomática en algún momento de la vida. En 2005 se calculó que en las Américas había 7 694 500 pacientes infectados por Trypanosoma cruzi y 1 772 365 presentaban cardiopatía de Chagas. Además, los pacientes infectados de los países con endemicidad en América Latina migran por todo el mundo. Como resultado de ello, lo que se creía que era un problema de salud en América se está convirtiendo rápidamente en un problema de salud mundial. Se ha calculado que 300 167 pacientes con infección por Trypanosoma cruzi viven en los Estados Unidos, con 30 000 a 45 000 casos de miocardiopatía y de 63 a 315 infecciones congénitas anualmente. Las opciones estándar de tratamiento para la insuficiencia cardíaca no relacionada con la enfermedad de Chagas se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca relacionada con la enfermedad de Chagas. Sin embargo, debido a las diferencias significativas entre las poblaciones afectadas, es importante evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de las intervenciones farmacológicas para la insuficiencia cardíaca relacionada con la enfermedad de Chagas.

Características de los estudios
Se identificó un nuevo ensayo, por lo que ahora hay tres estudios con 108 participantes. Todos los estudios se realizaron en Brasil durante 2004, 2007 y 2012. Dos ensayos evaluaron los efectos de carvedilol versus placebo; un ensayo evaluó rosuvastatina versus placebo.

Resultados clave
Los resultados no fueron concluyentes en cuanto a que el carvedilol redujo la mortalidad por todas las causas o mejoró la calidad de vida más que placebo. El perfil de seguridad del carvedilol para la miocardiopatía de Chagas no está claro. Un estudio evaluó el efecto de la rosuvastatina versus placebo, pero no mostró un tamaño del efecto. Por lo tanto, los resultados de los ensayos clínicos disponibles no apoyan ni rechazan el uso del carvedilol o la rosuvastatina en el tratamiento de esta entidad clínica. Se justifica la realización de estudios de investigación adicionales que exploren la aplicabilidad exacta de los agentes de tratamiento para la insuficiencia cardíaca convencional en la miocardiopatía de Chagas.

Calidad de la evidencia
La confianza en los resultados de esta revisión es muy baja porque los ensayos incluidos tuvieron un alto riesgo de sesgo y fueron pequeños, lo que generó resultados poco precisos.

Fecha de la búsqueda: 15 de febrero de 2016.

Conclusiones de los autores: 

Esta primera actualización de la revisión encontró evidencia de calidad muy baja sobre los efectos del carvedilol o la rosuvastatina, comparados con placebo, para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca en los pacientes con enfermedad de Chagas. Los tres ensayos incluidos tuvieron un escaso poder estadístico y alto riesgo de sesgo. No hubo datos concluyentes para apoyar o rechazar el uso del carvedilol o la rosuvastatina para el tratamiento de la miocardiopatía de Chagas. A menos que ensayos clínicos aleatorizados aporten evidencia del efecto del tratamiento y se establezca el equilibrio entre los posibles efectos beneficiosos y perjudiciales, los encargados de la elaboración de políticas, los médicos y los académicos deben ser cautelosos al recomendar o administrar el carvedilol o la rosuvastatina para tratar la insuficiencia cardíaca en los pacientes con enfermedad de Chagas. Se desconocen la eficacia y la seguridad de otras intervenciones farmacológicas para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca en pacientes con enfermedad de Chagas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La miocardiopatía relacionada con la enfermedad de Chagas es una causa importante de morbilidad y mortalidad en América Latina. A pesar de la carga significativa para el sistema de salud, no hay certeza con respecto a la eficacia y la seguridad de las intervenciones farmacológicas para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca en pacientes con enfermedad de Chagas. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada en 2012.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de las intervenciones farmacológicas actuales para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca en pacientes con miocardiopatía de Chagas.

Métodos de búsqueda: 

Se actualizaron las búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; The Cochrane Library 2016, número 1), MEDLINE (Ovid; 1946 hasta la primera semana de febrero de 2016), EMBASE (Ovid; 1947 hasta la séptima semana de 2016), LILACS (1982 hasta el 15 de febrero de 2016) y Web of Science (Thomson Reuters; 1970 hasta el 15 de febrero de 2016). Se examinaron las listas de referencias de los artículos incluidos. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos clínicos aleatorizados (ECA) que evaluaron los efectos de las intervenciones farmacológicas para tratar la insuficiencia cardíaca en pacientes adultos (de 18 años o más) con insuficiencia cardíaca sintomática (clases II a IV de la New York Heart Association), independientemente de la etapa de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (reducida o preservada), con miocardiopatía de Chagas. No se aplicaron límites a la duración del seguimiento. Los resultados primarios fueron mortalidad por todas las causas, mortalidad cardiovascular a los 30 días, tiempo transcurrido hasta la descompensación cardíaca y período sin enfermedad (a los 30, 60 y 90 días) y eventos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se calculó el riesgo relativo (RR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% para los resultados dicotómicos. Para medir la heterogeneidad estadística se utilizó la estadística I². Se utilizó un modelo de efectos fijos para sintetizar los resultados. Se estableció contacto con los autores para obtener datos adicionales. Se realizaron tablas "Resumen de los hallazgos" y se utilizó la metodología GRADE para evaluar la calidad de la evidencia.

Resultados principales: 

En esta actualización se identificó un nuevo ensayo. Por lo tanto, esta versión incluye tres ensayos (108 participantes). Dos ensayos compararon carvedilol con placebo y otro evaluó rosuvastatina con placebo. Todos los ensayos tuvieron alto riesgo de sesgo.

El metanálisis de dos ensayos mostró una proporción menor de mortalidad por todas las causas en los grupos de carvedilol en comparación con los grupos placebo (RR 0,69; IC del 95%: 0,12 a 3,88; I² = 0%; 69 participantes; evidencia de calidad muy baja). Ninguno de los ensayos informó la mortalidad cardiovascular, el tiempo transcurrido hasta la descompensación cardíaca ni los períodos sin enfermedad.

Un ensayo (30 participantes) no encontró diferencias en los reingresos hospitalarios (RR 1,00; IC del 95%: 0,31 a 3,28; evidencia de calidad muy baja) ni en los eventos adversos informados (RR 0,92; IC del 95%: 0,67 a 1,27; evidencia de calidad muy baja) entre los grupos de carvedilol y placebo.

Hubo evidencia de calidad muy baja de dos ensayos con efectos no concluyentes sobre la calidad de vida (CdV) entre los grupos de carvedilol y placebo. Un ensayo (30 participantes) evaluó la calidad de vida con el Minnesota Living With Heart Failure Questionnaire (21 ítems; las puntuaciones de los ítems varían de 0 a 5; una puntuación más baja de MLHFQ es mejor). La DM fue -14,74; IC del 95%: -24,75 a -4,73. El otro ensayo (39 participantes) midió la CdV con la encuesta de salud Medical Outcomes Study 36-item short-form (SF-36; las puntuaciones de los ítems varían de 0 a 100; una puntuación más alta del SF-36 es mejor). No se proporcionaron datos.

Un ensayo (39 participantes) evaluó el efecto de rosuvastatina versus placebo. El ensayo no informó sobre resultados primarios ni eventos adversos. Hubo evidencia de calidad muy baja de efectos inciertos sobre la CdV (no se proporcionaron datos).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save