Ácidos grasos omega-3 para el tratamiento de la demencia

Antecedentes

Se supone que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (AGPI omega-3) tienen un efecto beneficioso en la función del cerebro. Se ha sugerido que podrían mejorar o retrasar el deterioro de la memoria y la capacidad de realizar las tareas cotidianas en los pacientes con demencia. En esta revisión, se investigaron los ensayos controlados aleatorizados (estudios clínicos en los que las personas son asignadas al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) que comparan los AGPI omega-3, administrados en forma de suplementos o dietas enriquecidas, con el placebo (un tratamiento simulado) en los pacientes con los tipos más comunes de demencia.

Ensayos incluidos

Se incluyeron tres ensayos que investigaron a 632 pacientes con enfermedad de Alzheimer de gravedad leve a moderada. No se encontraron ensayos sobre otros tipos de demencia. En todos los ensayos los participantes tomaron un placebo o suplementos de AGPI omega-3. La calidad de los ensayos fue buena. Los participantes fueron asignados a los grupos al azar. Los participantes y la mayoría de los investigadores no sabían qué tratamiento se administraba.

Resultados

Cuando se combinaron los resultados de los ensayos, se encontró que tomar suplementos de AGPI omega-3 durante seis meses no tenía ningún efecto sobre la cognición (aprendizaje y comprensión), el funcionamiento diario, la calidad de vida o la salud mental. Un estudio muy pequeño observó que los AGPI omega-3 mejoraban las actividades diarias cognitivamente complejas, como ir de compras, cuando se tomaban durante un período de tiempo más largo. Sin embargo, la calidad de la evidencia fue sólo moderada, por lo que esto debería confirmarse en ensayos posteriores. Los AGPI omega-3 tampoco tuvieron efecto en las calificaciones de la gravedad general de la enfermedad. Los ensayos no informaron muy bien los efectos secundarios, pero ninguno de los estudios informó efectos perjudiciales significativos para la salud.

Conclusión

En total, la calidad de la evidencia fue moderada o alta para la mayoría de los efectos medidos, pero no se encontró evidencia de beneficio o daño de los suplementos de AGPI omega-3 en pacientes con enfermedad de Alzheimer de leve a moderada. Los efectos en los pacientes con otros tipos de demencia siguen sin estar claros.

Conclusiones de los autores: 

No se encontró evidencia convincente de la eficacia de los suplementos de AGPI omega-3 en el tratamiento de la EA leve a moderada. Este resultado fue coherente para todos los resultados pertinentes para los pacientes con demencia. Los efectos adversos de los AGPI omega-3 parecían ser bajos, pero en base a la evidencia sintetizada en esta revisión, no se puede hacer una declaración final sobre la tolerabilidad. Los efectos en otras poblaciones siguen sin estar claros.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (AGPI omega-3) procedentes del pescado y las plantas se consideran comúnmente una alternativa no médica prometedora para mejorar las funciones cerebrales y frenar la progresión de la demencia. Esta suposición se basa principalmente en los hallazgos de los estudios preclínicos y las investigaciones epidemiológicas. Los modelos explicativos resultantes apuntan al papel que los AGPI omega-3 desempeñan en el desarrollo y la integridad de las neuronas del cerebro, su efecto antioxidante protector sobre las membranas celulares y los posibles mecanismos neuroquímicos directamente relacionados con la patología específica del Alzheimer. La investigación epidemiológica también encontró evidencia de malnutrición en pacientes con demencia. Teniendo esto en cuenta y el hecho de que los AGPI omega-3 no pueden ser sintetizados por los humanos, los AGPI omega-3 podrían ser una opción de tratamiento prometedora para la demencia.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la suplementación con ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega-3 para el tratamiento de pacientes con demencia.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group) (ALOIS), MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, ClinicalTrials.gov y en el portal/ICTRP de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 10 de diciembre de 2015. Se contactó con los fabricantes de suplementos de omega-3 y se examinaron las listas de referencia de los documentos de referencia y artículos incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) en los que se administraron AGPI omega-3 en forma de suplementos o dietas enriquecidas a pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA), demencia vascular (DVa), demencia con cuerpos de Lewy (DCL), demencia de la enfermedad de Parkinson (DEP) o demencia frontotemporal (DFT).

Obtención y análisis de los datos: 

Las principales medidas de resultado de interés fueron los cambios en las funciones cognitivas globales y específicas, el rendimiento funcional, la gravedad de la demencia y los efectos adversos. Dos autores de la revisión seleccionaron los estudios de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos de acuerdo con el Manual Cochrane para las revisiones sistemáticas de las intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions). La calidad de la evidencia se calificó mediante el enfoque GRADE. Se recibieron datos no publicados de los autores de los ensayos y se recopiló información sobre los efectos adversos de los artículos publicados. Se realizaron metanálisis para las medidas de resultado disponibles a los seis meses.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres ensayos aleatorizados controlados con placebo comparables que investigaban los suplementos de AGPI omega-3 en 632 participantes con EA leve a moderada durante seis, 12 y 18 meses. No se encontraron estudios que investigaran otros tipos de demencia. Todos los ensayos fueron de alta calidad metodológica. La calidad general de la evidencia para la mayoría de los resultados fue alta.

No hubo evidencia de un beneficio de los AGPI omega-3 en la función cognitiva cuando se midió a los seis meses con la Escala de Evaluación de la Enfermedad de Alzheimer - Subescala cognitiva (diferencia de medias estandarizada (DME) -0,02, intervalo de confianza (IC) del 95%: -0,19 a 0,15; 566 participantes; tres estudios; evidencia de alta calidad) o en el Mini-Mental State Examination (diferencia de medias (DM) 0,18; IC del 95%: -1,05 a 1,41; 202 participantes; dos estudios; evidencia de alta calidad) o en las actividades de la vida diaria (DME -0,02; IC del 95%: -0,19 a 0,16; 544 participantes; dos estudios; evidencia de alta calidad). Tampoco hubo efectos a los seis meses de tratamiento sobre la gravedad de la demencia medida con la Clinical Dementia Rating - Sum of Boxes (DM -0,00, IC del 95%: -0,58 a 0,57; 542 participantes; dos estudios; evidencia de alta calidad) o sobre la calidad de vida medida con la Quality of Life Alzheimer's Disease scale (DM -0,10, IC del 95%: -1,28 a 1,08; 322 participantes; un estudio; evidencia de alta calidad). No hubo diferencias a los seis meses en la salud mental medida con la Montgomery-Åsberg Depression Rating Scale (DM -0,10; IC del 95%: -0,74 a 0,54; 178 participantes: un estudio; alta calidad de la evidencia) o el Neuropsychiatric Inventory (DME 0,10; IC del 95%: -0,07 a 0,27; 543 participantes; dos estudios; alta calidad de la evidencia). Un estudio muy pequeño mostró un beneficio de los AGPI omega-3 en las actividades instrumentales de la vida diaria después de 12 meses de tratamiento (DM -3,50; IC del 95%: -4,30 a -2,70; 22 participantes; evidencia de calidad moderada). Los estudios incluidos no midieron la función cognitiva específica. Los estudios no informaron bien sobre los eventos adversos. Dos estudios declararon que todos los eventos adversos fueron leves y que no difirieron en la frecuencia general entre los grupos de AGPI omega-3 y los grupos de placebo. Los datos de un estudio no mostraron diferencias entre los grupos en cuanto a la frecuencia de cualquier evento adverso (riesgos relativos (RR) 1,02; IC del 95%: 0,95 a 1,10; 402 participantes; un estudio; evidencia de calidad moderada) o cualquier evento adverso grave (RR 1,05; IC del 95%: 0,78 a 1,41; 402 participantes; un estudio; evidencia de alta calidad) a los 18 meses de tratamiento.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save