Cerebrolisina para la demencia vascular

Antecedentes

La demencia vascular es una forma común de demencia causada por un flujo sanguíneo deficiente al cerebro. Actualmente no hay tratamientos probados ni autorizados para la demencia vascular. La cerebrolisina es un fármaco que se fabrica a partir de cerebros de cerdos y se administra en forma de inyección. En algunos países, la cerebrolisina se utiliza como tratamiento para la demencia vascular. Un resumen anterior de 2013 consideró todos los estudios de cerebrolisina y demencia vascular. No fue posible establecer una conclusión definitiva sobre si cerebrolisina tuvo efectos beneficiosos.

Propósito de esta revisión

Se deseaba determinar si la cerebrolisina puede tener efectos beneficiosos en los pacientes con demencia vascular. Había particular interés en los efectos del fármaco sobre la memoria y el pensamiento; el funcionamiento cotidiano; los efectos secundarios y la calidad de vida de los pacientes con demencia vascular y sus cuidadores. Como ha pasado algún tiempo desde la última revisión de la cerebrolisina, se deseaba actualizar la revisión con la búsqueda de nuevos estudios.

Lo realizado

Se buscaron los estudios que describieran el efecto de la cerebrolisina en pacientes con demencia vascular. Se realizaron búsquedas en las bases de datos de estudios científicos, incluidos los recursos de los países en los que se utiliza habitualmente la cerebrolisina. Para ser incluidos en la revisión, los estudios debían haber decidido al azar si los pacientes eran tratados con cerebrolisina o con un comparador. Los resultados de los estudios incluidos se combinaron para determinar el efecto de la cerebrolisina. También se evaluó la calidad de los estudios y la credibilidad de los resultados. La evidencia está actualizada hasta mayo de 2019.

Datos encontrados

Se encontraron seis estudios con un total de 597 pacientes con demencia vascular. El método de tratamiento con cerebrolisina difirió entre los estudios, con diferentes concentraciones de cerebrolisina y duraciones del tratamiento. Los estudios informaron que la cerebrolisina tuvo efectos beneficiosos sobre la memoria y el pensamiento y sobre el funcionamiento cotidiano. No se informó el riesgo de efectos secundarios con el tratamiento. Ninguno de los estudios describió la calidad de vida de los pacientes con demencia vascular o de sus cuidadores.

Aunque los estudios indicaron un efecto beneficioso del tratamiento con cerebrolisina, los resultados no son definitivos. Los estudios incluidos tuvieron varios problemas que pueden haber dado lugar a resultados engañosos. Incluso si el efecto beneficioso informado en los estudios es real, el efecto fue modesto y puede no ser importante para los pacientes con demencia. Se necesita un estudio grande y bien realizado para comprender mejor si la cerebrolisina es un tratamiento útil para los pacientes con demencia vascular.

Conclusiones de los autores: 

Los ciclos de cerebrolisina intravenosa mejoraron la cognición y la función general en los pacientes con demencia vascular, sin que se indicaran efectos adversos. Sin embargo, estos datos no son definitivos. Los análisis estuvieron limitados por la heterogeneidad y los artículos incluidos tuvieron un alto riesgo de sesgo. Si hay efectos beneficiosos de la cerebrolisina, los efectos pueden ser demasiado pequeños para ser clínicamente significativos. No se han realizado nuevos estudios sobre la cerebrolisina en la demencia vascular desde la última revisión Cochrane. La cerebrolisina se continúa utilizando y promoviendo como un tratamiento para la demencia vascular, pero la base de la evidencia que la apoya es débil. Se necesitan ensayos metodológicamente sólidos con un poder estadístico adecuado para evaluar apropiadamente los efectos de la cerebrolisina en la demencia vascular.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aunque la demencia vascular es la segunda causa más frecuente de demencia a nivel mundial, todavía se carece de tratamientos basados en la evidencia. La cerebrolisina es una preparación derivada del cerebro porcino que se dice que tiene actividad neurotrófica y neuroprotectora. En muchas partes del mundo la cerebrolisina, administrada como una serie de infusiones intravenosas diarias, se utiliza como una intervención potencial para la demencia vascular. Una revisión Cochrane anterior sobre cerebrolisina en la demencia vascular proporcionó resultados inconsistentes. Se deseaba actualizar la revisión para agregar nuevos estudios de la literatura internacional y emplear métodos contemporáneos para evaluar la fortaleza de la evidencia.

Ésta es la primera actualización de una revisión publicada por primera vez en 2013.

Objetivos: 

Primario: evaluar el efecto de la cerebrolisina sobre la función cognitiva, la función global y la mortalidad por todas las causas en pacientes con demencia vascular.

Secundario: evaluar los efectos adversos de la cerebrolisina y evaluar el efecto de la cerebrolisina sobre la calidad de vida y la carga del cuidador.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en ALOIS, MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL, ISI Web of Knowledge, LILACS, la Cochrane Library, ClinicalTrials.gov y el ICTRP de la OMS el 16 de junio de 2017, el 9 de mayo de 2018 y el 9 de mayo de 2019. Se amplió la búsqueda al agregar cuatro bases de datos chinas, en las que se realizaron búsquedas desde el 1 de enero de 2012 hasta el 19 de mayo de 2019. Se verificaron las bibliografías de los trabajos relevantes identificados y se estableció contacto con compañías farmacéuticas, autores de ensayos y expertos en el campo para identificar cualquier dato adicional publicado o no publicado.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorizados de cerebrolisina utilizada en pacientes con demencia vascular. No se aplicaron restricciones de idioma.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los ensayos para inclusión y evaluaron la calidad metodológica. Los datos se extrajeron y analizaron mediante las diferencias de medias (DM) o las diferencias de medias estandarizadas (DME) con intervalos de confianza del 95% (IC del 95%) para los resultados continuos. Los resultados dicotómicos se informaron como riesgo relativo (RR) con un IC del 95%. La solidez de la evidencia disponible se evaluó mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se identificaron seis ensayos controlados aleatorizados con un total de 597 participantes que fueron elegibles para su inclusión en la revisión de 2013. En esta actualización no se eligieron estudios nuevos para inclusión . Los participantes de los estudios incluidos, donde se informó la gravedad de la demencia, presentaron una gravedad leve a moderada de la demencia vascular (cuatro ensayos). Los estudios incluidos probaron dosis y duraciones variables del tratamiento con cerebrolisina. El seguimiento varió entre 15 días y tres años. Cinco de los estudios incluidos se realizaron en China (tres estudios), Rusia (un estudio) y Rumania (un estudio), mientras que la información pertinente de otro estudio no estuvo clara. Cuando se dispuso de detalles de la financiación, todos los estudios fueron apoyados por la industria farmacéutica (tres estudios).

La función cognitiva se midió mediante el Mini-Mental State Examination (MMSE) o la Alzheimer's Disease Assessment Scale Cognitive Subpart, versión extendida (ADAS-cog+). Al combinar los datos de MMSE y ADAS-cog+ (tres estudios, 420 pacientes) hubo un efecto beneficioso de la cerebrolisina (DME 0,36; IC del 95%: 0,13 a 0,58; evidencia de calidad muy baja).

La función global se midió mediante la Clinician's Interview-Based Impression of Change plus Caregiver Input (CIBIC+) o la Investigator's Clinical Global Impression (CGI). Se evaluaron las tasas de respuesta sobre estas medidas (la proporción de participantes con una puntuación CIBIC+ de < 3; o al menos una mejoría moderada de la calificación en la CGI en la última consulta). Hubo un efecto beneficioso de la cerebrolisina (dos estudios, 379 participantes, RR 2,69; IC del 95%: 1,82 a 3,98; evidencia de calidad muy baja).

Sólo un ensayo describió la mortalidad y no informó muertes. Cuatro estudios informaron los eventos adversos; los datos de dos estudios (379 pacientes) estaban en un formato que permitía el metanálisis y no hubo diferencias en las tasas de efectos adversos (RR 0,91; IC del 95%: 0,29 a 2,85; evidencia de calidad muy baja). Ningún estudio informó sobre la calidad de vida o la carga de los cuidadores.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save