La administración de suplementos de vitamina D, ¿es beneficiosa o perjudicial para las mujeres durante el embarazo?

¿Cuál es el problema?

No está claro si los suplementos de vitamina D, solos o combinados con calcio u otras vitaminas y minerales durante el embarazo tienen efectos beneficiosos o perjudiciales para la madre o su hijo.

¿Por qué es esto importante?

La vitamina D es esencial para la salud humana, en particular para los huesos, la contracción muscular, la conducción nerviosa y la función celular en general. Las bajas concentraciones de vitamina D en la sangre de las embarazadas se han asociado con complicaciones del embarazo. Se piensa que podría ser necesario incorporar vitamina D a través de suplementos durante el embarazo para proteger contra las complicaciones del embarazo.

¿Qué se estudió en la revisión?

La presente revisión es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2012 y actualizada posteriormente en 2016. Esta revisión evaluó el efecto de la administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo, sola o combinada con otros micronutrientes, en comparación con placebo o ninguna intervención, independientemente de la dosis, la duración o el momento de inicio de la administración de suplementos o del tipo de suplementos (orales o inyectables).

¿Qué evidencia se encontró?

Se realizaron búsquedas de la evidencia (julio de 2018) y se encontraron 30 ensayos (con 7033 mujeres) para su inclusión en esta actualización.

La evidencia de 22 ensayos que incluyeron 3725 embarazadas indica que la administración de suplementos de vitamina D sola durante el embarazo probablemente reduce el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional y el riesgo de tener un recién nacido con bajo peso al nacer en comparación con placebo o ninguna intervención, y puede hacer poca o ninguna diferencia con respecto al riesgo de tener un parto prematuro. Puede reducir el riesgo de eventos adversos maternos como la hemorragia posparto grave, aunque debe tenerse en cuenta que este resultado fue inesperado y se basó en un único ensayo.

La evidencia de nueve ensayos con 1916 embarazadas indica que la administración de suplementos de vitamina D y calcio probablemente reduce el riesgo de preeclampsia, pero puede aumentar el riesgo de parto prematuro. Este ligero daño potencial merece consideración en el caso de las mujeres que reciben suplementos de calcio como parte de la atención prenatal.

La evidencia de un estudio en el que participaron 1300 embarazadas indica que la administración de suplementos de vitamina D más otros nutrientes puede hacer poca o ninguna diferencia con respecto al riesgo de la mayoría de los resultados evaluados.

En la mayoría de los ensayos faltaron datos sobre los eventos adversos maternos.

¿Qué significa esto?

El hecho de administrarles a las embarazadas suplementos de vitamina D sola probablemente reduce el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, bajo peso al nacer y hemorragia posparto grave. Puede tener una influencia escasa o nula en el riesgo de tener un parto prematuro de <37 semanas de gestación. La administración de suplementos de vitamina D y calcio a las embarazadas probablemente reduce el riesgo de preeclampsia, pero puede aumentar el riesgo de parto prematuro de < 37 semanas (estos resultados justifican estudios de investigación adicionales). La administración de suplementos de vitamina D y otros nutrientes a las embarazadas puede hacer poca o ninguna diferencia con respecto al riesgo de parto prematuro o bajo peso al nacer (menos de 2500 g) y los efectos de la diabetes gestacional y los eventos adversos maternos no están claros. Se necesitan otros ensayos aleatorios rigurosos, de alta calidad y más grandes para evaluar los efectos de la administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo, en particular en relación con el riesgo de eventos adversos maternos.

Conclusiones de los autores: 

Se incluyeron 30 ensayos (7033 mujeres) en tres comparaciones separadas. Las evaluaciones mediante GRADE variaron de moderadas a muy bajas, y las decisiones de disminuir la calidad se basaron en las limitaciones en el diseño del estudio, la imprecisión y la falta de direccionalidad.

Administrar a las embarazadas suplementos de vitamina D sola probablemente reduzca el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional y bajo peso al nacer, y podría reducir el riesgo de hemorragia posparto grave. Puede tener una influencia escasa o nula en el riesgo de tener un parto prematuro de <37 semanas de gestación. La administración de suplementos de vitamina D y calcio a las embarazadas probablemente reduce el riesgo de preeclampsia, pero puede aumentar el riesgo de parto prematuro de < 37 semanas (estos resultados justifican estudios de investigación adicionales). La administración de suplementos de vitamina D y otros nutrientes a las embarazadas puede hacer poca o ninguna diferencia con respecto al riesgo de parto prematuro < 37 semanas de gestación o bajo peso al nacer (menos de 2500 g). Se necesitan otros ensayos aleatorios rigurosos, de alta calidad y más grandes para evaluar los efectos de la administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo, en particular en relación con el riesgo de eventos adversos maternos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo puede ser necesaria para proteger contra resultados adversos del embarazo. La presente revisión es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2012 y posteriormente en 2016.

Objetivos: 

Examinar si la administración de suplementos de vitamina D a las embarazadas, sola o combinada con calcio u otras vitaminas y minerales, puede mejorar de forma segura los resultados maternos y neonatales.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización, se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth's Trials Register) (12 de julio de 2018), se estableció contacto con organizaciones pertinentes (15 de mayo de 2018), y se examinaron las listas de referencias de los ensayos recuperados y los registros en clinicaltrials.gov, así como en la WHO International Clinical Trials Registry Platform (12 de julio de 2018). Se incluyeron los resúmenes si tenían suficiente información para extraer los datos.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios y cuasialeatorios que evaluaron el efecto de la administración de suplementos de vitamina D sola o en combinación con otros micronutrientes para las mujeres durante el embarazo en comparación con placebo o ninguna intervención.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente: i) evaluaron la elegibilidad de los ensayos según los criterios de inclusión, ii) extrajeron los datos de los ensayos incluidos y iii) evaluaron el riesgo de sesgo de los ensayos incluidos. La certeza de la evidencia se evaluó según los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 30 ensayos (7033 mujeres), se excluyeron 60 ensayos, se identificaron seis como ensayos en curso/no publicados y dos ensayos están a la espera de evaluación.

Administración de suplementos de vitamina D sola versus placebo/ninguna intervención

En esta comparación se incluyeron en total 22 ensayos con 3725 embarazadas; se evaluó que 19 ensayos tuvieron riesgo de sesgo de bajo a moderado para la mayoría de los dominios y tres ensayos se evaluaron como riesgo de sesgo alto para la mayoría de los dominios. La administración de suplementos de vitamina D sola durante el embarazo probablemente reduce el riesgo de preeclampsia (cociente de riesgos [CR] 0,48; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,30 a 0,79; cuatro ensayos, 499 mujeres; evidencia de certeza moderada) y diabetes gestacional (CR 0,51; IC del 95%: 0,27 a 0,97; cuatro ensayos, 446 mujeres; evidencia de certeza moderada); y probablemente reduce el riesgo de tener un recién nacido con bajo peso al nacer (menos de 2500 g) (CR 0,55; IC del 95%: 0,35 a 0,87); cinco ensayos, 697 mujeres, evidencia de certeza moderada) en comparación con las mujeres que recibieron placebo o ninguna intervención. La administración de suplementos de vitamina D puede hacer poca o ninguna diferencia con respecto al riesgo de tener un parto prematuro < 37 semanas en comparación con ninguna intervención o placebo (RR 0,66; IC del 95%: 0,34 a 1,30; siete ensayos, 1640 mujeres, evidencia de certeza baja). En cuanto a los eventos adversos maternos, la administración de suplementos de vitamina D puede reducir el riesgo de hemorragia posparto grave (RR 0,68; IC del 95%: 0,51 a 0,91; un ensayo, 1134 mujeres, evidencia de certeza baja). No hubo casos de hipercalcemia (un ensayo, 1134 mujeres, evidencia de certeza baja) y no se conoce con certeza si la vitamina D aumenta o disminuye el riesgo de síndrome nefrítico (RR 0,17; IC del 95%: 0,01 a 4,06; un ensayo, 135 mujeres, evidencia de certeza muy baja). Sin embargo, no es posible establecer conclusiones firmes debido a la escasez de datos en general sobre los eventos adversos maternos.

Administración de suplementos de vitamina D y calcio versus placebo/ninguna intervención

En esta comparación se incluyeron nueve ensayos con 1916 embarazadas; tres ensayos se evaluaron como bajo riesgo de sesgo para la asignación y el cegamiento, cuatro ensayos como alto riesgo de sesgo y dos con algunos componentes con bajo riesgo, alto riesgo o riesgo incierto. La administración de suplementos con vitamina D y calcio durante el embarazo probablemente reduce el riesgo de preeclampsia (RR 0,50; IC del 95%: 0,32 a 0,78; cuatro ensayos, 1174 mujeres, evidencia de certeza moderada). No está claro el efecto de la intervención sobre la diabetes gestacional (RR 0,33; IC del 95%: 0,01 a 7,84; un ensayo, 54 mujeres, evidencia de certeza muy baja); y bajo peso al nacer (menos de 2500 g) (RR 0,68; IC del 95%: 0,10 a 4,55; dos ensayos, 110 mujeres, evidencia de certeza muy baja) en comparación con las mujeres que recibieron placebo o ninguna intervención. La administración de suplementos de vitamina D y calcio durante el embarazo puede aumentar el riesgo de parto prematuro < 37 semanas en comparación con las mujeres que recibieron placebo o ninguna intervención (RR 1,52; IC del 95%: 1,01 a 2,28; cinco ensayos, 942 mujeres, evidencia de certeza baja). Ningún ensayo en esta comparación informó sobre los eventos adversos maternos.

Administración de suplementos con vitamina D + calcio + otras vitaminas y minerales versus calcio + otras vitaminas y minerales (pero sin vitamina D)

En esta comparación se incluyó un ensayo con 1300 participantes, el cual se evaluó como bajo riesgo de sesgo. No se evaluó la preeclampsia. La administración de suplementos con vitamina D + otros nutrientes puede hacer poca o ninguna diferencia con respecto al riesgo de parto prematuro < 37 semanas (RR 1,04; IC del 95%: 0,68 a 1,59; un ensayo, 1298 mujeres, evidencia de certeza baja), o bajo peso al nacer (menos de 2500 g) (RR 1,12; IC del 95%: 0,82 a 1,51; un ensayo, 1298 mujeres, evidencia de certeza baja). No está claro si hay alguna diferencia en el riesgo de diabetes gestacional (RR 0,42; IC del 95%: 0,10 a 1,73) o de eventos adversos maternos (sin eventos de hipercalcemia; RR de hipercalciuria 0,25; IC del 95%: 0,02 a 3,97; un ensayo, 1298 mujeres) porque se encontró que la certeza de la evidencia para ambos resultados fue muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save