Efectos de la anticoncepción con progestina sola sobre el peso

Las mujeres que no pueden o no deben tomar la hormona estrógeno pueden utilizar anticonceptivos con progestina sola (APS). La mayoría de los APS tiene una acción prolongada, son menos costosos que algunos otros métodos y funcionan bien para prevenir el embarazo. A algunas personas les preocupa que el aumento de peso sea un efecto secundario de estos métodos de anticoncepción. La preocupación por el aumento de peso puede impedir que las mujeres utilicen estos métodos. Además, algunas mujeres pueden dejar de usar el control de la natalidad antes de tiempo, lo que puede llevar a un embarazo no planificado. Se examinaron los estudios de los ASP y los cambios en el peso corporal.

Se hicieron búsquedas electrónicas hasta el 4 de agosto 2016 de estudios de un ASP comparado con otro método de control de la natalidad o ningún anticonceptivo. Para la revisión inicial, se escribió a los investigadores para encontrar otros ensayos. La revisión se centró en el cambio de peso corporal u otra medida corporal de masa magra o grasa.

Con seis nuevos estudios en esta actualización hay 22 estudios que incluyeron a 11 450 mujeres. Los grupos comparados no difirieron mucho en cuanto al cambio de peso u otras medidas corporales en 15 estudios. Cinco estudios con resultados de calidad moderada o baja mostraron una diferencia entre los grupos de estudio. Tres estudios mostraron diferencias para los usuarios de los compuestos "de depósito" inyectables versus ningún método hormonal. Las usuarios de compuestos de depósito tuvieron un mayor aumento de peso en dos estudios. En el tercer estudio las adolescentes tuvieron un mayor aumento de la grasa corporal (%) y una disminución de la masa corporal magra (%). Dos estudios mostraron un mayor aumento de la grasa corporal (%) para las usuarias de anticoncepción intrauterina hormonal versus las mujeres que no utilizaron un método hormonal. Una también mostró una diferencia similar con una píldora de solo progestina. Ambos estudios mostraron una mayor disminución de la masa corporal magra con el uso de ASP.

Se encontró poca evidencia de aumento de peso cuando se utilizaron los APS. El aumento de peso medio a los 6 o 12 meses fue inferior a 2 kg (4,4 lb) en la mayoría de los estudios. Los grupos que utilizaron otros métodos de control de la natalidad tuvieron aproximadamente el mismo aumento de peso. Un buen asesoramiento sobre el aumento de peso típico puede ayudar a las mujeres a continuar con los anticonceptivos.

Conclusiones de los autores: 

Se consideró que la calidad general de la evidencia fue baja; en más de la mitad de los estudios la evidencia fue de calidad baja. Las principales razones para la disminución de la calidad fueron la falta de aleatorización (no ECA) y las grandes pérdidas durante el seguimiento o la interrupción temprana.

Estos 22 estudios mostraron evidencia limitada de cambios en el peso o la composición corporal con el uso de ASP. El aumento de peso medio a los 6 o 12 meses fue inferior a 2 kg (4,4 lb) en la mayoría de los estudios. Los que disponían de datos de múltiples años mostraron que el cambio de peso promedio fue aproximadamente el doble a los dos o cuatro años que al año, pero en general los grupos de estudio no difirieron significativamente. El asesoramiento apropiado acerca del aumento de peso típico puede ayudar a reducir la interrupción de los anticonceptivos debido a las percepciones por el aumento de peso.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los anticonceptivos con progestina sola (APS) son apropiados para muchas mujeres que no pueden o no deben tomar estrógeno. Los ASP incluyen inyectables, anticonceptivos intrauterinos, implantes y anticonceptivos orales. La mayoría de los APS son métodos de acción prolongada coste efectivos para la prevención del embarazo. Sin embargo, la preocupación con respecto al aumento de peso puede impedir el comienzo del uso de los anticonceptivos y provocar la interrupción temprana entre las usuarias.

Objetivos: 

El objetivo primario de la revisión fue evaluar la asociación entre el uso del anticonceptivo con progestina sola y las variaciones en el peso corporal.

Métodos de búsqueda: 

Se buscó hasta el 4 de agosto 2016 en MEDLINE, CENTRAL, POPLINE, LILACS, ClinicalTrials.gov, y la ICTRP. Para la revisión inicial se estableció contacto con los investigadores para identificar otros ensayos.

Criterios de selección: 

Se consideraron los estudios comparativos que examinaron un ASP versus otro método anticonceptivo o ningún anticonceptivo. El resultado primario fue el cambio medio del peso corporal o el cambio medio de la composición corporal. También se consideró el resultado dicotómico de pérdida o ganancia de una cantidad específica de peso.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos. Los estudios no aleatorizados (no ECA) necesitan controlar los factores de confusión. Se utilizaron medidas ajustadas para los efectos primarios en los no ECA o los resultados de análisis de muestras pareadas. Si el informe no proporcionó medidas ajustadas para el análisis primario, se utilizaron los resultados no ajustados. Para los ECA y los no ECA sin medidas ajustadas, se calculó la diferencia de medias (DM) con el intervalo de confianza (IC) del 95% para las variables continuas. Para los resultados dicotómicos se calculó el odds ratio (OR) de Mantel-Haenszel con el IC del 95%.

Resultados principales: 

Se encontraron 22 estudios elegibles con 11 450 mujeres. Con seis no ECA agregados a esta actualización, la revisión incluye 17 no ECA y cinco ECA. Según el método anticonceptivo, la revisión contiene 16 estudios de acetato de medroxiprogesterona de depósito (AMPD), cuatro de anticoncepción intrauterina que libera levonorgestrel (DIU-LNG), cinco de implantes y dos de píldoras solo de progestina.

Los grupos de comparación no difirieron significativamente en cuanto al cambio de peso u otra medida de composición corporal en 15 estudios. Cinco estudios con evidencia de calidad moderada o baja mostraron diferencias entre los brazos de estudio. Dos estudios de un implante de seis barras también indicaron algunas diferencias, pero la evidencia fue de baja calidad.

Tres estudios mostraron diferencias para las usuarias de AMPD en comparación con las mujeres que no utilizaban un método hormonal. En un estudio retrospectivo, el aumento de peso (kg) fue mayor para el AMPD frente al DIU de cobre (Cu) en los años uno (DM 2,28; IC del 95%: 1,79 a 2,77), dos (DM 2,71; IC del 95%: 2,12 a 3,30) y tres (DM 3,17; IC del 95%: 2,51 a 3,83). Un estudio prospectivo mostró que las adolescentes que utilizaron AMPD tuvieron un mayor aumento de grasa corporal (%), en comparación con el grupo que no utilizó un método hormonal (DM 11,00; IC del 95%: 2,64 a 19,36). El grupo de DMPA también tuvo una mayor disminución de la masa corporal magra (%) (DM -4,00; IC del 95%: -6,93 a -1,07). Un estudio retrospectivo más reciente informó mayores aumentos promedio con el uso de AMPD versus el DIU de Cu para el peso (kg) los años uno (1,3 vs 0,2), cuatro (3,5 vs 1,9), y diez (6,6 vs 4,9).

Dos estudios informaron de un mayor aumento promedio de la masa de grasa corporal (%) en las usuarias de ASP versus las mujeres que no utilizaron un método hormonal. El método fue el DIU-LNG en dos estudios (media informada 2,5 versus -1,3; p = 0,029); (DM 1,60; IC del 95%: 0,45 a 2,75). Un estudio también examinó una píldora que contenía desogestrel (DM 3,30; IC del 95%: 2,08 a 4,52). Ambos estudios mostraron una mayor disminución de la masa corporal magra entre las usuarias de ASP.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save