Intervenciones para el tratamiento de las quemaduras de fósforo

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El fósforo es un elemento químico que a veces se utiliza en ámbitos militares o industriales. Las quemaduras de fósforo que resultan de lesiones militares o industriales son quemaduras químicas que pueden ser mortales. Aunque poco frecuentes, estas quemaduras son graves, a menudo muy profundas y dolorosas, y pueden asociarse con períodos extensos en el hospital para los pacientes.

El procedimiento habitual para tratar las quemaduras de fósforo es quitar la ropa afectada y lavar las heridas con agua o solución salina. Además, puede usarse sulfato de cobre para lograr que las partículas de fósforo sean más visibles y más fáciles de extraer, sin embargo, el sulfato de cobre es tóxico y puede ser mortal si se absorbe en el cuerpo. Esta revisión encontró dos estudios retrospectivos (88 pacientes) que compararon quemaduras tratadas con o sin sulfato de cobre. La revisión no encontró pruebas de que el uso de sulfato de cobre mejore el resultado de la quemadura; de hecho, sobre la base de las pruebas limitadas disponibles, los revisores sugieren que el sulfato de cobre no debe usarse en el tratamiento de las quemaduras de fósforo.

No se identificaron otros estudios que podrían usarse para evaluar otros tratamientos para este tipo de quemaduras.

Conclusiones de los autores: 

Los primeros auxilios para las quemaduras de fósforo incluyen medidas lógicas como la posibilidad de actuar sin demora para quitarle la ropa al paciente, irrigar la herida con agua o solución salina en forma continua, y extraer las partículas de fósforo. No hay pruebas de que el uso de sulfato de cobre para asistir a la visualización de las partículas de fósforo para su extracción se asocie con mejores resultados, y hay algunas pruebas que la absorción sistémica de sulfato de cobre puede ser perjudicial. Hasta el presente no ha sido posible identificar otras comparaciones relevantes para informar otros aspectos de la atención de los pacientes con quemaduras de fósforo. Las versiones futuras de esta revisión tendrán en cuenta la información de los artículos publicados en idiomas diferentes del inglés, las cuales pueden contener pruebas adicionales basadas en comparaciones de tratamientos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las quemaduras de fósforo se encuentran rara vez en la práctica clínica habitual y ocurren principalmente en ámbitos militares e industriales. Sin embargo, estas quemaduras pueden ser mortales, incluso cuando el área de la quemadura es mínima, y a menudo se asocian con una hospitalización prolongada.

Objetivos: 

Resumir las pruebas de los efectos (beneficiosos y perjudiciales) de todas las intervenciones para el tratamiento de los pacientes con quemaduras de fósforo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Group) (búsqueda 30 septiembre 2011); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2011, número 3); Ovid OLDMEDLINE (1947 hasta 1965); Ovid MEDLINE (1950 hasta septiembre, semana 3, 2011); Ovid MEDLINE (In-Process & Other Non-Indexed Citations 29 septiembre 2011); Ovid EMBASE (1980 hasta 2011, semana 38); EBSCO CINAHL (1982 hasta 23 septiembre 2011) y en Conference Proceedings Citation Index - Science (CPCI-S) (1990 hasta el 30 septiembre 2011).

Criterios de selección: 

Cualquier comparación de diferentes formas de tratamiento de las quemaduras de fósforo incluidos los ensayos aleatorios, aunque no limitadas a los mismos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se encontraron dos estudios comparativos no aleatorios que comparaban a pacientes tratados con y sin sulfato de cobre.

Resultados principales: 

Estos dos estudios comparativos no aportan pruebas para apoyar el uso de sulfato de cobre para el tratamiento de las quemaduras de fósforo. De hecho, la pequeña cantidad de pruebas disponibles indica que puede ser perjudicial.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save