Preparación con gonadotrofina coriónica humana (hCG) en la maduración in vitro (MIV)

Pregunta de la revisión

Los autores Cochrane examinaron las pruebas acerca de la preparación con hCG en la MIV para determinar la efectividad y la seguridad en las pacientes subfértiles sometidas a reproducción asistida. Los resultados principales fueron la tasa de nacidos vivos y de abortos espontáneos.

Antecedentes

La reproducción asistida incluye generalmente la estimulación ovárica para obtener una mayor producción (o número) de ovocitos (óvulos inmaduros). Una de las complicaciones es el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO), que en su forma más severa, puede causar complicaciones potencialmente mortales. Las pacientes con ovarios poliquísticos (OPQ) o síndrome de ovario poliquístico (SOPQ) presentan un mayor riesgo de SHEO. En la MIV, se recuperan múltiples ovocitos inmaduros, generalmente de los ovarios no estimulados, antes de la maduración y fecundación subsiguientes. La maduración in vitro tiene una tasa de nacidos vivos inferior que la fecundación in vitro, pero evita el riesgo de SHEO, por lo que es una técnica útil en las pacientes con OPQ y SOPQ. También es beneficiosa para otros grupos de pacientes, como las que requieren preservación urgente de la fertilidad antes del tratamiento oncológico o las pacientes que son resistentes a la estimulación ovárica. Se necesitan estrategias para mejorar la tasa de maduración y la tasa de nacidos vivos subsiguiente en la MIV. Durante el ciclo menstrual normal, el aumento de la hormona luteinizante (LH) lleva a la maduración de los ovocitos y la ovulación. La gonadotrofina coriónica humana tiene una estructura similar a la LH y puede imitar su actividad biológica. Por lo tanto, puede usarse para promover el comienzo de la maduración de ovocitos, cuando se administra como factor estimulante antes de la recuperación de ovocitos. Esta estrategia se denomina preparación con hCG.

Características de los estudios

Esta revisión incluyó cuatro ensayos controlados aleatorios con 522 mujeres. Un estudio investigó la preparación con 20 000 unidades de hCG en comparación con 10 000 unidades. Los estudios restantes investigaron la preparación con 10 000 unidades de hCG en comparación con ninguna preparación. Los resultados primarios fueron la tasa de nacidos vivos y la tasa de abortos espontáneos por mujer asignada al azar. Se examinaron las pruebas publicadas hasta el 29 de agosto de 2016.

Resultados clave

Sólo un estudio informó el resultado principal de nacido vivo por paciente asignada al azar; dos estudios informaron el embarazo clínico. No se encontraron pruebas fiables de una diferencia entre la preparación con 10 000 unidades de hCG y ninguna preparación. Sin embargo, hubo algunas pruebas de muy baja calidad que indican que la hCG puede asociarse con una reducción de la tasa de embarazos; lograron el embarazo 22% de las pacientes que no recibieron ninguna preparación, y entre un 7% a un 23% de las pacientes que recibieron la preparación con hCG. Dos estudios informaron la tasa de abortos espontáneos por paciente asignada al azar y no encontraron pruebas de una diferencia entre la preparación con 10 000 de hCG y ninguna preparación. Ningún estudio informó los eventos adversos (además del aborto espontáneo) ni las reacciones a los fármacos.

En términos generales, hubo pruebas insuficientes para establecer conclusiones definitivas con respecto a la preparación con hCG en la MIV. Se necesitan ensayos aleatorios adicionales, en particular que estudien las pacientes con SOPQ.

Calidad de las pruebas

La calidad de las pruebas fue baja y las limitaciones principales fueron la imprecisión (error aleatorio) y la falta de cegamiento (el proceso por el que la participante y el evaluaron desconocen la intervención recibida).

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión no encontró pruebas definitivas de que la preparación con hCG tuviera un efecto sobre la tasa de nacidos vivos, embarazos ni de abortos espontáneos en la MIV. Hubo pruebas de baja calidad que indicaron que la preparación con hCG puede reducir las tasas de embarazos clínicos; sin embargo, estos resultados se vieron limitados por el reducido número de datos incluidos. Como no se dispuso de datos sobre eventos adversos (además del aborto espontáneo) ni las reacciones a los fármacos, no se puedo evaluar adecuadamente la seguridad de la preparación con hCG. Se necesitan más pruebas de ECA bien diseñados antes de establecer conclusiones definitivas acerca de la función de la preparación con hCG, la dosis óptima y la sincronización para realizarla.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La maduración in vitro (MIV) es un tratamiento de fertilidad que incluye la recuperación transvaginal de ovocitos inmaduros y su maduración y fecundación posterior. Aunque la tasa de nacidos vivos es más baja que la fecundación in vitro convencional (FIV) con estimulación ovárica, es un tratamiento útil, ya que evita el riesgo de síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO). Las pacientes con ovarios poliquísticos (OPQ) o síndrome de ovario poliquístico (SOPQ) presentan un mayor riesgo de SHEO. Por lo tanto, la MIV puede ser un tratamiento más útil en este grupo de pacientes.

Las estrategias para maximizar las tasas de maduración de ovocitos inmaduros son importantes. Esta revisión se centra en la administración de gonadotrofina coriónica humana (hCG) antes de la recuperación de ovocitos inmaduros.

Objetivos: 

Determinar la efectividad y la seguridad de la preparación con hCG en pacientes subfértiles sometidas a tratamiento de MIV en el contexto de la reproducción asistida.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas hasta el 29 de agosto de 2016: registro especializado de ensayos controlados del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group Specialised Register of controlled trials), CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO y CINAHL. También se hicieron búsquedas en registros de ensayos en ClinicalTrials.gov y WHO ICTPR para identificar ensayos en curso y registrados. Se buscaron recientemente los documentos publicados y aún sin indizar en las bases de datos principales y se examinaron las listas de referencias de las revisiones y los estudios recuperados como fuentes de estudios de relevancia potencial. No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la preparación con hCG con placebo o ninguna preparación en pacientes sometidas a MIV. También se incluyeron a ECA que compararon diferentes dosis de hCG o la sincronización para la recuperación de ovocitos. Los resultados primarios fueron la tasa de nacidos vivos y la tasa de abortos espontáneos por paciente asignada al azar.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los estudios para su inclusión, y con un tercer autor, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores originales cuando faltaban datos. Para los resultados dicotómicos, se usó el método de Mantel-Haenszel para calcular los odds ratios (OR). Para los resultados continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) entre los grupos de tratamiento. La heterogeneidad estadística se evaluó mediante la estadística I². Se evaluó la calidad general de las pruebas utilizando métodos GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios con un total de 522 mujeres en la revisión. Uno de estos estudios no informó los resultados por paciente asignada al azar y, por lo tanto, no se incluyó en el análisis formal. Tres estudios investigaron la preparación con 10 000 unidades de hCG en comparación con ninguna preparación. Un estudio investigó la preparación con 20 000 unidades de hCG en comparación con 10 000 unidades. Tres estudios solo incluyeron pacientes con SOPQ (N = 122), mientras que éste era un criterio de exclusión en el cuarto estudio (N = 400).

Se consideraron los cuatro estudios como en riesgo poco claro de sesgo en más de uno de los siete dominios evaluados. La calidad de las pruebas fue baja y las limitaciones principales fueron la falta de cegamiento y la imprecisión.

Cuando se comparó la preparación con 10 000 unidades de hCG con ninguna preparación, no se encontraron pruebas de una diferencia en la tasa de nacidos vivos por paciente asignada al azar (OR 0,65; intervalos de confianza [IC] del 95%: 0,24 a 1,74; un ECA; N = 82; pruebas de baja calidad); la tasa de abortos espontáneos (OR 0,60; IC del 95%: 0,21 a 1,72; dos ECA; N = 282; estadística I² = 21%; pruebas de baja calidad) o la tasa de embarazos clínicos (OR 0,52; IC del 95%: 0,26 a 1,03; dos ECA, N = 282, estadística I² = 0%, pruebas de baja calidad). Aunque no son concluyentes, los resultados sugirieron que la hCG puede asociarse con una reducción de la tasa de embarazos clínicos; lograron el embarazo 22% de las pacientes que no recibieron ninguna preparación, y entre un 7% a un 23% de las pacientes que recibieron la preparación con hCG.

El estudio que comparó 20 000 unidades de hCG con 10 000 unidades no informó datos suficientes para permitir el cálculo de los odds ratios.

Ningún estudio informó los eventos adversos (además del aborto espontáneo) ni las reacciones a los fármacos.

Tools
Information
Share/Save