Intervenciones con ejercicios para la disfunción del hombro en pacientes tratados por cáncer de cabeza y cuello

La disección del cuello y la radioterapia pueden causar morbilidad en la articulación del hombro. La "disección del cuello" se utiliza con frecuencia para prevenir la propagación del cáncer a los ganglios linfáticos del cuello; sin embargo, esta cirugía puede provocar el "síndrome del hombro". Este trastorno se caracteriza por hombro caído, "escápula alada" (los omóplatos sobresalen de forma anormal), incapacidad de encogerse de hombros y un dolor leve y no localizado que empeora con el movimiento. Los problemas del hombro pueden estar presentes en hasta el 50% al 100% de los pacientes a los que se les realiza disección radical del cuello.

Las intervenciones con fisioterapia se utilizan para reducir el impacto de la cirugía en el hombro e incluyen una gran variedad de técnicas de rehabilitación. Las mismas incluyen ejercicios para la amplitud de movimiento pasivo o activo o activo asistido (la articulación del paciente es movida por una fuerza externa [p.ej. un dispositivo o una persona] o por la contracción muscular activa o una combinación); entrenamiento de resistencia progresiva (el paciente ejercita el músculo contra una fuerza externa); y ejercicios de facilitación propioceptiva neuromuscular (FPN) (un método utilizado para mejorar la fuerza, la resistencia y la elasticidad de los músculos).

Esta revisión identificó tres ensayos controlados aleatorios con 104 pacientes. Dos estudios compararon entrenamiento de resistencia progresiva con atención estándar (proceso de tratamiento habitual). Al combinar los resultados se encontró que el entrenamiento de resistencia progresiva mejoró el dolor del hombro, la discapacidad del hombro, la amplitud de movimiento activo para la rotación externa, la amplitud de movimiento pasivo para la abducción, la flexión hacia adelante, la rotación externa y la abducción horizontal. El tamaño de esta mejoría fue pequeño. Los estudios no demostraron una diferencia estadísticamente significativa en la calidad de vida. Se informaron dos eventos adversos no graves en el grupo de entrenamiento de resistencia progresiva y ninguno en el grupo de atención estándar.

Otro estudio consideró un amplio espectro de técnicas que incluyeron ejercicios activos libres, estiramiento, cuidado postural, reeducación de los músculos posturales escapulotorácicos y fortalecimiento de los músculos del hombro, en comparación con la atención habitual con fisioterapia postoperatoria durante tres meses después de la cirugía. Este estudio no demostró una diferencia entre el grupo de ejercicios y el grupo de atención habitual con fisioterapia en la función del hombro ni la calidad de vida. No se informaron efectos adversos.

Se necesitan estudios adicionales que apliquen otras intervenciones con ejercicios en pacientes con cáncer de cabeza y cuello en el período postoperatorio temprano y después de la radioterapia, con un seguimiento a largo plazo.

Conclusiones de los autores: 

Pruebas limitadas de dos ECA demostraron que el ERP es más efectivo que el tratamiento estándar con fisioterapia para la disfunción del hombro en los pacientes tratados por cáncer de cabeza y cuello, con una mejoría del dolor, la discapacidad y la amplitud de movimiento de la articulación del hombro, aunque no mejora la calidad de vida. Sin embargo, aunque fueron estadísticamente significativos, los beneficios medidos de la intervención pueden ser pequeños. No se demostró que otros regímenes de ejercicios fueran efectivos en comparación con la fisioterapia postoperatoria habitual. Se necesitan estudios adicionales que apliquen otras intervenciones con ejercicios en pacientes con cáncer de cabeza y cuello en el período postoperatorio temprano y después de la radioterapia, con seguimientos a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La disfunción del hombro es un problema frecuente en los pacientes tratados por cáncer de cabeza y cuello. La radioterapia y las disecciones del cuello pueden causar morbilidad en la articulación del hombro. Las intervenciones con ejercicios se han indicado como una opción de tratamiento para esta población.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de las intervenciones con ejercicios para el tratamiento de la disfunción del hombro causada por el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group [Cochrane ENT Group]); CENTRAL; PubMed; EMBASE; CINAHL; Web of Science; BIOSIS Previews; Cambridge Scientific Abstracts; ISRCTN y en fuentes adicionales para encontrar ensayos publicados y no publicados. La fecha de la búsqueda fue el 7 de julio de 2011.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararan cualquier tipo de tratamiento con ejercicios con cualquier otra intervención en pacientes con disfunción del hombro debido al tratamiento del cáncer de cabeza y cuello.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron de forma independiente los ensayos, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de los estudios. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información no proporcionada en los artículos publicados.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres ensayos con 104 pacientes. Un estudio se clasificó de bajo riesgo de sesgo; los demás tuvieron algunas limitaciones y se clasificaron de alto riesgo de sesgo.

Dos estudios (uno con riesgo bajo de sesgo y el otro con riesgo alto de sesgo) aplicaron ejercicios de entrenamiento de resistencia progresiva (ERP) combinado con ejercicios y estiramiento para la amplitud de movimiento; el grupo de comparación recibió atención estándar. Los datos agrupados demostraron que el ERP puede mejorar el dolor del hombro (diferencia de medias [DM] -6,26; intervalo de confianza [IC] del 95%: -12,20 a -0,31) y la discapacidad del hombro (DM -8,48; IC del 95%: -15,07 a -1,88), ambos medidos con el Shoulder Pain and Disability Index (SPADI) (rango: 0 a 100). De igual manera, los resultados secundarios también presentaron mejorías: amplitud de movimiento activo para la rotación externa (DM 14,51 grados; IC del 95%: 7,87 a 21,14), amplitud de movimiento pasivo para la abducción (DM 7,65 grados; IC del 95%: 0,64 a 14,66), flexión hacia adelante (DM 6,20 grados; IC del 95%: 0,69 a 11,71), rotación externa (DM 7,17 grados; IC del 95%: 2,20 a 12,14) y abducción horizontal (DM 7,34 grados; IC del 95%: 2,86 a 11,83). En un estudio se evaluó la fuerza y la resistencia de los músculos escapulares y los resultados mostraron un beneficio estadísticamente significativo del ERP. Los estudios no demostraron una diferencia estadísticamente significativa en la calidad de vida. Sólo se describieron dos eventos adversos no graves en el grupo de ERP en comparación con ninguno en el grupo de atención estándar.

Un estudio con riesgo alto de sesgo utilizó un espectro amplio de técnicas que incluyeron ejercicios activos libres, estiramiento y cuidado postural durante un período de tres meses después de la cirugía. Este estudio no demostró una diferencia entre el grupo de ejercicios y el de atención habitual con fisioterapia postoperatoria en la función del hombro y la calidad de vida, aunque las importantes limitaciones metodológicas podrían explicar este resultado. No se informaron eventos adversos graves.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save