Febuxostat para el tratamiento de la gota crónica

Este resumen de una revisión Cochrane presenta el conocimiento a partir de la investigación sobre el efecto del febuxostat en el tratamiento de la gota crónica.

A partir de seis estudios que incluyeron a 3978 pacientes con gota crónica, la revisión muestra que

en los pacientes con gota crónica:

- el febuxostat probablemente reduce los niveles de ácido úrico;

- el febuxostat probablemente aumenta la incidencia de los brotes de gota durante el tratamiento temprano (mientras reduce los niveles de ácido úrico). La normalización del ácido úrico sérico da lugar a la movilización del urato de los depósitos tisulares, lo cual, a su vez, puede aumentar el número de ataques;

- el febuxostat probablemente muestra beneficios similares al alopurinol después de tres años de uso.

No existe información acerca de los efectos del febuxostat sobre la imagen de la articulación, la función musculoesquelética, el dolor, la evaluación global y la calidad de vida. Además, no se cuenta con información precisa acerca de los efectos secundarios y las complicaciones. Lo anterior es particularmente cierto con los efectos secundarios poco frecuentes pero graves. Los efectos secundarios posibles pueden incluir niveles elevados de las enzimas hepáticas, hipertensión y diarrea. Las complicaciones poco frecuentes pueden incluir ciertos eventos cardiovasculares (dolor torácico, arteriopatía coronaria, infarto de miocardio o fibrilación auricular).

¿Qué es la gota crónica y qué es el febuxostat?

El ácido úrico es un producto normalmente presente en la sangre como resultado del deterioro de ciertos productos llamados “purinas”. La gota es una enfermedad causada por niveles altos de ácido úrico en la sangre que dan lugar a la formación de cristales en las articulaciones, más comúnmente en las articulaciones de los miembros inferiores como el dedo gordo del pie, los talones, los tobillos y las rodillas. La gota generalmente se presenta como ataques agudos que causan inflamación y dolor en la articulación, y también puede dar lugar a la artritis crónica. Aunque es una enfermedad incurable, el tratamiento puede prevenir los ataques de gota recurrentes y mejorar la forma crónica de la enfermedad.

La investigación muestra que el mantenimiento de los niveles de ácido úrico por debajo de 6,0 mg/dl puede reducir los ataques de gota con el transcurso del tiempo. Sin embargo, en los primeros meses del tratamiento, podría haber un mayor número de ataques de gota, debido a la naturaleza del tratamiento.

El febuxostat es un fármaco nuevo que puede ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre en adultos con gota.

Mejor estimación de lo que le sucede a los pacientes con gota crónica que toman febuxostat:

Se demostró que el febuxostat es efectivo para reducir el ácido úrico a menos de 6,0 mg/dl.

En los estudios a corto plazo (un año o menos), cuando se comparó febuxostat con placebo (una medicación simulada o falsa):

- seis de 100 pacientes tuvieron más ataques de gota al recibir febuxostat 80 mg (aumento absoluto de los ataques del 6%);

- 75 pacientes más de 100 que recibieron febuxostat 80 mg lograron el objetivo del nivel de ácido úrico por debajo de 6,0 mg/dl (beneficio absoluto del 75%).

Cuando se comparó febuxostat con alopurinol, otro fármaco empleado a menudo para reducir el ácido úrico:

- dos de 100 pacientes tuvieron más ataques de gota al recibir febuxostat 80 mg (aumento absoluto de los ataques del 2%);

- 29 pacientes más de 100 que recibieron febuxostat 80 mg lograron un nivel de ácido úrico por debajo de 6,0 mg/dl (beneficio absoluto del 29%).

En los estudios de más de tres años:

el febuxostat en cualquier dosis tuvo el mismo efecto que el alopurinol en cuanto al logro de un nivel de ácido úrico menor a 6,0 mg/dl, y no se observó ningún aumento de los ataques de gota.

Conclusiones de los autores: 

Aunque la incidencia de los brotes de gota que requieren tratamiento puede aumentar en los pacientes que reciben febuxostat en comparación con placebo o alopurinol durante el tratamiento temprano, no se observó un aumento de este tipo en los brotes de gota en el estudio con seguimiento a largo plazo en comparación con alopurinol. Se demostró que el febuxostat en cualquier dosis es beneficioso para lograr niveles de ácido úrico sérico < 6,0 mg/dl y para reducir los niveles de ácido úrico sérico en el período desde el inicio hasta la visita final en comparación con placebo y alopurinol. Sin embargo, el grado de las pruebas varió de bajo a alto, lo cual indica que se necesita investigación adicional.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La gota es la artritis inflamatoria más común en los hombres mayores de 40 años y presenta una mayor prevalencia entre las mujeres posmenopáusicas. La reducción de los niveles de ácido úrico sérico sigue siendo uno de los objetivos principales en el tratamiento de la gota crónica. En los ensayos clínicos, se ha demostrado que el febuxostat es efectivo para reducir los niveles de ácido úrico sérico a < 6,0 mg/dl.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales del febuxostat para la gota crónica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, y International Pharmaceutical Abstracts desde el inicio hasta julio 2011. Se realizaron búsquedas en el sitio web ClinicalTrials.gov de las referencias a los ensayos del febuxostat. La búsqueda no incluyó ninguna restricción.

Criterios de selección: 

Dos autores revisaron los resultados de la búsqueda de forma independiente y los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Se incluyó cualquier ensayo clínico controlado o ensayo no enmascarado (ENE) que utilizara febuxostat en cualquier dosis.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos y el riesgo de sesgo fueron extraídos de forma independiente por dos autores y resumidos en un metanálisis. Los datos continuos se expresaron como diferencias de medias y los datos dicotómicos como cocientes de riesgos (CR).

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos aleatorios y dos ENE con 3978 pacientes. El riesgo de sesgo varió según el resultado, abarcando desde riesgo de sesgo bajo a elevado. Los estudios incluidos no lograron informar sobre cinco a seis de las nueve medidas de resultado recomendadas por OMERACT. Los pacientes que recibieron febuxostat 120 mg y 240 mg informaron brotes de gota más frecuentes que en el grupo de placebo a las cuatro a 28 semanas (CR 1,7; IC del 95%: 1,3 a 2,3 y CR 2,6; IC del 95%: 1,8 a 3,7, respectivamente). No se observó ninguna diferencia estadísticamente significativa con las dosis de 40 mg y 80 mg. En comparación con placebo, los pacientes que recibieron febuxostat 40 mg presentaron 40,1 veces más probabilidades de lograr niveles de ácido úrico sérico < 6,0 mg/dl a las cuatro semanas (IC del 95%: 2,5 a 639), con un beneficio absoluto del tratamiento del 56% (IC del 95%: 37% a 71%). Para el febuxostat 80 mg y 120 mg, los pacientes presentaron 68,9 y 80,7 veces más probabilidades de lograr niveles de ácido úrico sérico < 6,0 mg/dl en la visita final en comparación con placebo (IC del 95%: 13,8 a 343,9; IC del 95%: 16,0 a 405,5), respectivamente; con un beneficio absoluto del tratamiento del 75% y 87% (IC del 95%: 68 a 80% y 81 a 91%), respectivamente. Las tasas de interrupción totales fueron significativamente mayores en el grupo de febuxostat 80 mg en comparación con placebo (CR 1,4; IC del 95%: 1,0 a 2,0; aumento del riesgo absoluto 11%; IC del 95%: 3 a 19%). No se observaron otras diferencias.

Al comparar alopurinol con febuxostat a las 24 a 52 semanas, el número de brotes de gota no fue significativamente diferente entre los dos grupos, excepto por el febuxostat 240 mg (CR 2,3; IC del 95%: 1,7 a 3,0). Los pacientes que recibieron febuxostat 40 mg no mostraron ninguna diferencia estadísticamente significativa en los efectos beneficiosos o perjudiciales. Los pacientes que recibieron febuxostat 80 mg y 120 mg presentaron 1,8 y 2,2 veces más probabilidades de lograr niveles de ácido úrico sérico < 6,0 mg/dl en la visita final (IC del 95%: 1,6 a 2,2; IC del 95%: 1,9 a 2,5) con un beneficio absoluto del tratamiento del 29% y 44% (IC del 95%: 25% a 33%, IC del 95%: 38% a 50%), respectivamente, a las 24 a 52 semanas. Las tasas de interrupción totales fueron mayores para el febuxostat 80 mg y 120 mg en comparación con alopurinol (CR 1,5; IC del 95%: 1,2 a 1,8; aumento del riesgo absoluto 11%; IC del 95%: 6% a 16%; y CR 2,6; IC del 95%: 2,0 a 3,3; aumento del riesgo absoluto 20%; IC del 95%: 3% a 14%, respectivamente). Las interrupciones debido a los eventos adversos fueron similares a través de los grupos. Los eventos adversos totales fueron inferiores para el febuxostat 80 mg y 120 mg en comparación con alopurinol (CR 0,93; IC del 95%: 0,87 a 0,99; aumento del riesgo absoluto 6%; IC del 95%: 0,7% a 11%; y CR 0,90; IC del 95%: 0,84 a 0,96; aumento del riesgo absoluto 8%; IC del 95%: 3% a 13%, respectivamente). No se observaron otras diferencias relevantes.

Después de tres años de seguimiento no hubo diferencias estadísticamente significativas con respecto a la efectividad y los efectos perjudiciales entre los grupos de febuxostat 80 mg o 120 mg y de alopurinol (tasa de eventos adversos por 100 pacientes-años 227; 216 y 246; respectivamente).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save