Intervenciones para el babeo en niños con parálisis cerebral

Muchos niños con PC tienen dificultad para controlar la saliva. El babeo varía en cuanto a la gravedad y puede ser angustiante para los niños, las familias y los cuidadores. El babeo excesivo puede causar que la ropa esté constantemente húmeda y sucia, olor desagradable, piel irritada, agrietada o dolorida alrededor de la boca y el mentón, infecciones en la piel y la boca, deshidratación, dificultades para masticar, interferencia en el habla, daño en los libros, los asistentes de comunicación, las computadoras y los equipos de audio. También existe el riesgo de rechazo y aislamiento social de estos niños.

Se utilizan muchas intervenciones para reducir o eliminar el babeo. Las mismas incluyen cirugía, fármacos, toxina botulínica (BoNT-A y BoNT-B), fisioterapias, terapias para mejorar la función sensorial, terapias conductuales para ayudar al niño a controlar su propio babeo, aparatos colocados en la boca y acupuntura.

No hay un consenso claro sobre qué intervenciones son seguras y efectivas para controlar el babeo en los niños con PC. Lo anterior hace que sea difícil decidir qué intervención será más segura y efectiva.

En esta revisión solamente se incluyeron ECA y ECC. Los ensayos se identificaron mediante búsquedas electrónicas en bases de datos, búsquedas de registros de ensayos clínicos, revistas revisadas por pares, resúmenes de congresos publicados y listas de referencias de artículos pertinentes.

Se encontraron seis ensayos. Cuatro examinaron la seguridad y la eficacia de la BoNT-A y dos examinaron la benzatropina y el glicopirrolato. No se encontraron ensayos sobre otras intervenciones. La calidad de los ensayos fue variable. Todos los ensayos difirieron en cuanto a los niños incluidos, el producto utilizado, la forma de administrar el producto y la forma de medir su efectividad. Todos los ensayos informaron una reducción positiva del babeo y todos mostraron algún cambio estadísticamente significativo en los grupos de tratamiento hasta un mes después de la intervención. Pocos estudios examinaron la satisfacción del paciente o el cuidador con la intervención. Algunos consideraron los efectos secundarios de la intervención aunque ningún estudio examinó el efecto de las intervenciones sobre la calidad de vida o el bienestar psicológico del niño.

No hay pruebas suficientes para apoyar el uso de una intervención sobre otra. Debido a que se recuperaron ensayos sobre solo dos clases de intervenciones y debido a la variación y a la calidad de estos estudios, no es posible concluir que una intervención es más efectiva que otra. La falta de ensayos sobre otras intervenciones no indica que estas intervenciones no sean efectivas.

Se necesitan ensayos bien diseñados y con poder estadístico adecuado sobre todas las intervenciones. Además de utilizar medidas sensibles que analicen el cambio en el flujo salival, se necesitan medidas que examinen la satisfacción del paciente y del cuidador, los cambios en la calidad de vida, el bienestar psicológico y en los síntomas no deseados asociados con el babeo.

Conclusiones de los autores: 

No fue posible establecer una conclusión sobre la efectividad y la seguridad de la BoNT-A ni de las intervenciones farmacológicas con benzatropina y glicopirrolato. No hay pruebas suficientes para informar la práctica clínica sobre las intervenciones para el babeo en los niños con PC. Se proporcionan indicaciones para los estudios de investigación futuros.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El babeo es un problema frecuente en los niños con parálisis cerebral (PC). Este babeo puede ser muy angustioso para estos niños, así como para sus padres y cuidadores. Las consecuencias del babeo incluyen riesgo de rechazo social, ropa húmeda y sucia, olor desagradable, piel agrietada e irritada, infecciones en la boca, deshidratación, interferencia en el habla, daño en los libros, los asistentes para la comunicación y las computadoras y riesgo de aislamiento social (Blasco 1992; Van der Burg 2006). Existe una variedad de intervenciones que intentan reducir o eliminar el babeo. Hay una falta de consenso con respecto a qué intervenciones son más efectivas en los niños con PC.

Objetivos: 

(1) Evaluar la efectividad y la seguridad de las intervenciones dirigidas a reducir o eliminar el babeo en los niños con parálisis cerebral. (2) Aportar las mejores pruebas disponibles para informar la práctica clínica. (3) Ayudar en la planificación de futuros estudios de investigación.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos, desde su inicio hasta diciembre de 2010: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL); MEDLINE vía Ovid; EMBASE; CINAHL; ERIC; Psych-INFO; Web of Science; Web of Knowledge; AMED; SCOPUS; Dissertation Abstracts.

Se realizaron búsquedas de ensayos clínicos en curso en el sitio web de Clinical Trials (http://clinicaltrials.gov.) y en el sitio web de Current Controlled Trials (http://www.controlled-trials.com/). Se realizaron búsquedas manuales en varias revistas relevantes y resúmenes de actas de congresos.

Criterios de selección: 

Solamente se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos clínicos controlados (ECC).

Obtención y análisis de los datos: 

MW, MS y LP extrajeron los datos de forma independiente y las diferencias se resolvieron mediante discusión.

Resultados principales: 

Seis estudios fueron elegibles para su inclusión en la revisión. Cuatro de estos estudios fueron ensayos que utilizaron toxina botulínica A (BoNT-A) y dos fueron ensayos sobre intervenciones farmacológicas con benzatropina y glicopirrolato. No se obtuvieron ECA ni ECC sobre cirugía, terapias físicas, oro-motoras y oro-sensoriales, intervenciones conductuales, aparatos intraorales ni acupuntura. En los estudios elegibles para la revisión hubo una heterogeneidad considerable en y a través de las intervenciones y no fue posible realizar un metanálisis. Se proporciona un resumen descriptivo de cada estudio. Todos los estudios mostraron algún cambio estadísticamente significativo para los grupos de tratamiento hasta un mes después de la intervención. Sin embargo, hubo defectos metodológicos asociados con los seis estudios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save