Fármacos hipotensores como agentes modificadores de la enfermedad para la enfermedad de Parkinson: pruebas de estudios observacionales y ensayos clínicos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Se evaluaron diferentes agentes por sus efectos en la protección de las neuronas que mueren en la enfermedad de Parkinson (EP). Estos agentes a menudo se llaman neuroprotectores o fármacos modificadores de la enfermedad. Su actividad puede prevenir la aparición de la enfermedad en sí (denominada prevención primaria) o detener la evolución de la enfermedad de Parkinson una vez establecida (denominada prevención secundaria). Un grupo de fármacos que se ha evaluado en estudios en animales son los agentes hipotensores (fármacos que disminuyen la presión arterial). Esta revisión se dirigió a considerar los efectos de los fármacos que disminuyen la presión arterial en la prevención de la aparición de la enfermedad de Parkinson y también en los síntomas y la evolución de la enfermedad en las personas que ya tienen enfermedad de Parkinson.

Los estudios epidemiológicos u observacionales se usaron para determinar si la administración de un fármaco que disminuye la presión arterial reduce el riesgo de enfermedad de Parkinson en la población general. Sólo se encontraron seis estudios. Tres estudios del mismo diseño evaluaron las mismas clases de fármacos que disminuyen la presión arterial pero usaron métodos diferentes, por lo que no se pudieron combinar los resultados.

Se usaron ensayos clínicos para determinar si la administración de un fármaco que disminuye la presión arterial a un paciente con enfermedad de Parkinson reduce los síntomas o retarda la evolución de la enfermedad. Solo se encontraron dos ensayos completados, y todos informaron los efectos de diferentes clases de fármacos. Un ensayo de un fármaco perteneciente al grupo llamado antagonistas del calcio todavía está en curso y los resultados, que se presentarán el 2012, colaborarán con el informe de más estudios.

Se encontró muy poca información acerca de la prevención primaria o secundaria. Se necesitan más estudios para evaluar diferentes fármacos que disminuyen la presión arterial y sus efectos en el riesgo de enfermedad de Parkinson. De estos estudios, se identificarán fármacos potenciales particulares para comenzar ensayos clínicos que evalúan pacientes con enfermedad de Parkinson, con el fin de determinar si mejoran los síntomas o retardan la enfermedad. Es importante tener más información acerca de los efectos secundarios para los pacientes con enfermedad de Parkinson que reciben estos fármacos; cualquier efecto beneficioso excede ampliamente cualquier efecto perjudicial.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente, hay una falta de pruebas para el uso de fármacos hipotensores para la prevención primaria o secundaria de la enfermedad de Parkinson. Se necesitan más estudios observacionales para identificar los fármacos potenciales para comenzar estudios de seguridad y tolerabilidad en los pacientes con enfermedad de Parkinson temprana. Los resultados del ensayo en curso aportarán datos de utilidad para los estudios futuros.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento actual para la enfermedad de Parkinson (EP) se centra en aliviar los síntomas; actualmente, ningún tratamiento está ampliamente aceptado para retardar o interrumpir la evolución de la enfermedad. Se identificaron neuroprotectores potenciales o agentes modificadores de la enfermedad a partir de estudios preclínicos. Uno de esos grupos de compuestos son los fármacos hipotensores.

Objetivos: 

1) ¿Los fármacos hipotensores previenen la aparición de la enfermedad de Parkinson? (prevención primaria)

2) ¿Son los fármacos hipotensores agentes modificadores de la enfermedad en la enfermedad de Parkinson, desaceleran la evolución de la enfermedad una vez establecida la enfermedad de Parkinson? (prevención secundaria)

3) ¿Cuáles son los efectos adversos de la administración de fármacos hipotensores para los pacientes con enfermedad de Parkinson?

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda en las bases de datos electrónicas, incluidos los registros del ensayo, que se completó con una búsqueda manual de las actas de congresos y se buscaron las citas de los artículos clave (actualizada en mayo de 2011). Cuando fue necesario, se contactó con los autores para obtener información adicional.

Criterios de selección: 

Para la revisión de la prevención primaria, se buscaron ensayos de prevención primaria y estudios observacionales (estudios de cohortes y de casos y controles). Los participantes no tenían enfermedad de Parkinson cuando se evaluó la exposición a los fármacos hipotensores. Para la revisión de prevención secundaria, se buscaron ensayos clínicos en los pacientes con enfermedad de Parkinson bien definida. Dos autores seleccionaron los estudios de forma independiente para su inclusión con criterios predeterminados.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos de los artículos originales y evaluaron la calidad metodológica de forma independiente. Los resultados para ambas revisiones se abordaron de forma descriptiva.

Resultados principales: 

Dos estudios de cohortes y cuatro estudios de casos y controles cumplieron con los criterios de inclusión para la revisión de prevención primaria. Los dos estudios de cohortes no encontraron ningún efecto de la exposición a los antagonistas del calcio en el riesgo de enfermedad de Parkinson. Tres estudios de casos y controles consideraron los efectos de la exposición a los antagonistas del calcio y los betabloqueantes en el riesgo de desarrollo de enfermedad de Parkinson, pero los períodos de evaluación de exposición fueron notablemente diferentes antes de la parición de la enfermedad de Parkinson y se evaluaron las diferentes subclases de fármacos, de manera que los resultados no fueron comparables. En un estudio, se encontró un efecto protector de los antagonistas del calcio de acción central.

Dos ensayos y uno en curso cumplieron con los criterios de inclusión para la revisión de la prevención secundaria. Cada ensayo completado evaluó una clase diferente de fármaco hipotensor. El ensayo en curso evalúa los efectos del antagonista del calcio isradipina en los síntomas motores y la evolución de la enfermedad. Es la continuación de un estudio de tolerabilidad anterior. Los resultados se presentarán en el corriente año.

Se observaron efectos adversos en todos los ensayos incluidos y se evaluó la intolerabilidad a los fármacos y el empeoramiento de los síntomas de enfermedad de Parkinson.

Share/Save