Curcumina para el mantenimiento de la remisión en la colitis ulcerosa

La curcumina es un antiinflamatorio natural que se usa habitualmente en muchas enfermedades inflamatorias crónicas incluida la artritis reumatoide, la esofagitis y la inflamación posquirúrgica. La finalidad de esta revisión sistemática fue examinar la efectividad y la seguridad del tratamiento con curcumina para el mantenimiento de la remisión en los pacientes con colitis ulcerosa (CU), una enfermedad inflamatoria crónica del colon. Los agentes actualmente disponibles para el tratamiento de esta enfermedad informaron efectos secundarios, en particular cuando se usan durante períodos prolongados. Esta revisión incluye un ensayo aleatorio con un total de 89 participantes. Todos los pacientes recibieron tratamiento con sulfasalazina o mesalamina (fármacos con ácido 5-aminosalicílico). Menos pacientes en el grupo de curcumina presentaron recidiva a seis meses en comparación con los pacientes que recibieron placebo (p.ej. fármaco falso). Sin embargo, este resultado no fue estadísticamente significativo. Los pacientes en el grupo de curcumina tuvieron un índice de actividad de la enfermedad y puntuaciones endoscópicas significativamente inferiores a seis meses en comparación con los pacientes en el grupo de placebo. No se observó ningún efecto secundario grave. Un total de nueve efectos secundarios leves se informó en siete pacientes. Estos efectos secundarios incluyeron una sensación de hinchazón abdominal, náuseas, un aumento breve de la presión arterial y un aumento breve del número de heces. Los resultados de esta revisión sistemática indican que la curcumina puede ser un tratamiento seguro y efectivo para el mantenimiento de la remisión en la colitis ulcerosa cuando se la administra como tratamiento adicional con la mesalamina o la sulfasalazina. Se necesitan estudios de investigación adicional para confirmar cualquier beneficio posible de la curcumina para el tratamiento de mantenimiento en la colitis ulcerosa.

Conclusiones de los autores: 

La curcumina puede ser un tratamiento seguro y efectivo para el mantenimiento de la remisión en la CU cuando se la administra como tratamiento complementario junto con la mesalamina o la sulfasalazina. Sin embargo, se necesitan estudios de investigación adicionales en forma de ensayos controlados aleatorios metodológicamente rigurosos a gran escala para confirmar cualquier beneficio posible de la curcumina en la CU inactiva.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria crónica del colon que se caracteriza por episodios de actividad y remisión de la enfermedad. Existe escasez de pruebas con respecto a la eficacia y la seguridad de las medicinas complementarias o alternativas para el tratamiento de la CU. La curcumina, un antiinflamatorio, se usó en muchas enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide, la esofagitis y la inflamación posquirúrgica. La eficacia de este agente para el mantenimiento de la remisión en los pacientes con CU no se evaluó sistemáticamente.

Objetivos: 

El objetivo primario fue revisar sistemáticamente la eficacia y la seguridad de la curcumina para el mantenimiento de la remisión en la CU.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda bibliográfica asistida por ordenador en MEDLINE, EMBASE, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), y en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Cochrane Inflammatory Bowel Disease Group), para identificar publicaciones relevantes. También se realizaron búsquedas en las actas de las mayores reuniones de gastroenterología y en referencias de artículos publicados para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorios controlados (ECA) con placebo de curcumina para el mantenimiento de la remisión en la CU. Los estudios incluyeron a pacientes (de cualquier edad) que estuvieron en remisión en el momento del reclutamiento. Se permitieron las cointervenciones.

Obtención y análisis de los datos: 

De forma independiente, dos autores extrajeron los datos y evaluaron la calidad metodológica de los estudios incluidos utilizando la herramienta de riesgo de sesgo Cochrane. Los datos fueron analizados mediante Review Manager (RevMan 5,1). Se calculó el riesgo relativo (RR) y el intervalo de confianza (IC) del 95% para los resultados dicotómicos. Para los datos continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) y el IC del 95%.

Resultados principales: 

Solamente un ensayo (89 pacientes) cumplió con los criterios de inclusión. Este ensayo asignó al azar 45 pacientes al grupo de curcumina y 44 al de placebo. Todos los pacientes recibieron tratamiento con sulfasalazina o mesalamina. El estudio se calificó como de riesgo de sesgo bajo. La curcumina se administró por vía oral en una dosis de 2 g/día durante seis meses. Menos pacientes presentaron recidiva en el grupo de curcumina que en el grupo de placebo a seis meses. Un cuatro por ciento de los pacientes en el grupo de curcumina presentaron recidiva a seis meses en comparación con un 18% de pacientes en el grupo de placebo (CR 0,24, IC del 95% 0,05 a 1,09; P = 0,06). No se halló ninguna diferencia estadísticamente significativa en las tasas de recidiva a 12 meses. El veintidós por ciento de los pacientes con curcumina presentaron recidiva a 12 meses en comparación con un 32% de pacientes con placebo (CR 0,70, IC del 95% 0,35 a 1,40; P = 0,31). Se informó de un total de nueve eventos adversos en siete pacientes. Estos eventos adversos incluyeron sensación de hinchazón abdominal, náuseas, hipertensión transitoria y aumento transitorio del número de heces. Los autores no informaron a qué grupo de tratamiento pertenecieron los pacientes que presentaron eventos adversos. El índice de actividad clínica (IAC) a seis meses fue significativamente inferior en el grupo de curcumina en comparación con el grupo de placebo (1,0 2,0 versus 2,2 2,3; DM -1,20; IC del 95%: -2,14 a -0,26). El índice endoscópico (IE) a seis meses fue significativamente inferior en el grupo de curcumina que en el grupo de placebo (0,8 0,6 versus 1,6 1,6; DM -0,80; IC del 95%: -1,33 a -0,27).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save