Pruebas al ingreso además de la cardiotocografía para la evaluación fetal durante el trabajo de parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Cerca de 4 000 000 de 120 000 000 de neonatos presentan asfixia al nacer cada año. Casi un millón de estos neonatos no son reanimados de forma exitosa. Los cambios en la frecuencia cardíaca fetal preceden la lesión cerebral y pueden ser monitorizados. Realizar algunas pruebas a las mujeres que ingresan al hospital por trabajo de parto puede ayudar a identificar el sufrimiento fetal y permitir la intervención oportuna y efectiva como el parto por cesárea para prevenir los resultados neonatales deficientes. Una prueba fetal al ingreso puede consistir en monitorizar el corazón fetal durante 20 minutos mediante un transductor de ecografía Doppler en el abdomen de la madre (cardiotocografía), las contracciones uterinas, el movimiento fetal provocado por el sonido, la respiración fetal y la estimación del volumen de líquido amniótico observado mediante la ecografía en tiempo real.

Esta revisión identificó un estudio controlado con asignación aleatoria que incluyó 883 mujeres con 26 a 42 semanas de gestación en trabajo de parto temprano que ingresaron en un hospital terciario en EE.UU. (entre julio de 1992 y enero de 1993). La medición de la cantidad de líquido amniótico al ingreso no mejora los resultados neonatales pero aumenta / duplica la tasa de cesárea por sufrimiento fetal. El uso de oxitocina artificial para la estimulación del trabajo de parto también fue mayor en el grupo de mujeres a las que se les realizó la prueba en comparación con el grupo de mujeres a las que no se les realizó la prueba. Debido a las pruebas limitadas (un estudio con un tamaño de muestra pequeño), no es posible establecer conclusiones ni recomendaciones significativas. Se necesitan más estudios.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para apoyar el uso de las pruebas al ingreso además de la cardiotocografía para la evaluación fetal durante el trabajo de parto. Se necesitan ensayos controlados con asignación aleatoria apropiados con tamaño de muestra adecuado de las pruebas al ingreso además de la cardiotocografía para la evaluación fetal durante el trabajo de parto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

No se han establecido las pruebas sobre los efectos beneficiosos de las pruebas al ingreso además de la cardiotocografía para prevenir los resultados perinatales adversos.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las pruebas al ingreso además de la cardiotocografía para prevenir los resultados perinatales adversos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 marzo 2011).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria (individuales y grupales) que compararan las pruebas al ingreso a la sala de partos además de la CTG para la prevención de los resultados perinatales adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la elegibilidad y la calidad y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyó un estudio con 883 mujeres.

Comparación de la evaluación ecográfica del índice de líquido amniótico (ILA) al ingreso versus ninguna evaluación ecográfica del ILA al ingreso. La incidencia de cesárea por sufrimiento fetal en el grupo de intervención (29 de 447) fue significativamente mayor que en los controles (14 de 436) (cociente de riesgos [CR] 2,02; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,08 a 3,77).

La incidencia de puntuación de Apgar menor que 7 a los cinco minutos en el grupo de intervención (10 de 447) no fue significativamente diferente de la de los controles (siete de 436) (CR 1,39; IC del 95%: 0,54 a 3,63).

La incidencia del uso de oxitocina artificial para la estimulación del trabajo de parto en el grupo de intervención (213 de 447) fue significativamente mayor que en los controles (132 de 436) (CR 1,57; IC del 95%: 1,32 a 1,87).

La incidencia de ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) en el grupo de intervención (35 de 447) no varió significativamente con respecto a los controles (33 de 436) (CR 1,03; IC del 95%: 0,66 a 1,63)

Share/Save