Soluciones endulzadas para aliviar el dolor de la aguja de inyección en niños de uno a 16 años

Esta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el número 10, 2011: Soluciones endulzadas para la reducción del dolor durante los procedimientos con agujas en niños de uno a 16 años. Se repitió la búsqueda en octubre de 2014.

Pregunta de la revisión:¿Las soluciones de sabor dulce alivian el dolor que provoca el uso de agujas en los niños de uno a 16 años de edad, en comparación con ningún tratamiento, agua, otras soluciones no endulzadas u otras intervenciones como la succión no nutritiva (recién nacidos), el chicle o los alimentos dulces (niños), los anestésicos tópicos, la música y la distracción?

Antecedentes: La administración por vía oral de pequeñas cantidades de soluciones de sabor dulce a los lactantes antes y durante el uso de agujas que provocan dolor reduce las molestias de manera significativa. Sin embargo, no se sabe si se producirían los mismos efectos de alivio del dolor de las soluciones endulzadas en los niños mayores de un año de edad. Por lo tanto, se examinaron los estudios que consideraron los efectos de alivio del dolor de las soluciones endulzadas, como la sacarosa o la glucosa, para los procedimientos con agujas que provocan dolor en los niños de uno a 16 años.

Fecha de la búsqueda: Se buscó bibliografía de estudios publicados y no publicados hasta octubre 2014.

Características de los estudios: Se hallaron seis estudios centrados en los niños pequeños de de uno a cuatro años de edad; dos estaban incluidos en la revisión original y cuatro eran estudios nuevos. Los dos estudios incluidos en la revisión original usaron una concentración baja de sacarosa (12%), que no se considera lo suficientemente dulce para lograr los efectos de reducción del dolor. Tres de los cuatro estudios nuevos eran estudios piloto pequeños, realizados para informar ensayos completos, y solo un estudio de soluciones endulzadas en niños pequeños incluyó una cantidad significativa de niños. Cuando se compararon los resultados de los seis estudios, solo dos indicaron que el agua azucarada (sacarosa) alivió el dolor durante las inyecciones. Sin embargo, los cuatro estudios que no indicaron efectos incluyeron un número reducido de niños, por lo que no se consideraron lo suficientemente grandes para detectar diferencias significativas del dolor. Se necesitan más ensayos bien realizados, con un número suficiente de niños pequeños para averiguar si el sabor dulce alivia efectivamente el dolor y las molestias durante el uso de agujas.

Para los niños en edad escolar mayores, hubo dos estudios publicados por el mismo autor, que estaban incluidos en la revisión original. Ningún estudio demostró que el sabor dulce ayudó a aliviar el dolor. Dado que otros estudios indican que estrategias como la distracción y los anestésicos tópicos pueden reducir efectivamente el dolor que provoca el uso de agujas en los niños en edad escolar, no son necesarios los estudios adicionales del sabor dulce para el tratamiento del dolor en los niños en edad escolar.

Fuentes de financiación de los estudios:

De los seis estudios con niños pequeños, dos no reconocieron el financiamiento de la investigación. Para los otros cuatro: un fondo para profesionales de enfermería a nivel estatal apoyó dos de los estudios piloto, un instituto de investigación interna para el estudio piloto restante, y otro estudio fue financiado en parte con una subvención de Salud Maternoinfantil.

Los dos estudios con niños en edad escolar, realizados por el mismo autor, fueron apoyados con una subvención de los Canadian Institutes of Health Research.

Conclusiones de los autores: 

Sobre la base de los ocho estudios incluidos en esta revisión sistemática actualizada (dos de los cuales fueron subgrupos de un número reducido de niños pequeños elegibles de estudios más amplios y tres fueron ECA piloto con un número reducido de participantes), hay evidencia insuficiente de efectos analgésicos de las soluciones o sustancias de sabor dulce durante los procedimientos que causan dolor agudo en niños pequeños de entre uno y cuatro años de edad. Se necesitan ECA realizados rigurosamente y de poder estadístico adecuado en esta población. Sobre la base de los dos estudios del mismo autor, no hubo evidencia de efectos analgésicos del sabor dulce en los niños de edad escolar. Dado que se dispone de otras estrategias efectivas basadas en la evidencia para utilizar en este grupo etario, no se necesitan ensayos adicionales.

A pesar del agregado de cuatro estudios en esta revisión, no hubo cambios en las conclusiones con respecto a la última versión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Existe evidencia significativa que demuestra los efectos analgésicos de las soluciones de sabor dulce para los recién nacidos y los lactantes. Hay menos certeza acerca de si se producen los mismos efectos analgésicos en niños de uno a 16 años de edad. Esta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el Número 10, 2011 (Harrison 2011), "Soluciones de sabor dulce para la reducción del dolor durante los procedimientos con agujas en niños de uno a 16 años".

Objetivos: 

Determinar la eficacia de las soluciones o sustancias de sabor dulce para aliviar el dolor durante los procedimientos con agujas en niños mayores de un año de edad.

Estrategia de búsqueda (: 

Las búsquedas se realizaron hasta finales de junio de 2014. Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL), la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas, la Database of Abstracts of Reviews of Effects (DARE), el Registro Cochrane de Metodología, Health Technology Assessment, la NHS Economic Evaluation Database, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, y ACP Journal Club (mediante OvidSP) y CINAH (mediante EBSCOhost). No se aplicaron restricciones de idiomas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) publicados o no publicados en que se les administró a los niños de uno a 16 años de edad una solución o sustancia de sabor dulce para el dolor durante los procedimientos con agujas. Las condiciones de control fueron: agua, sustancias no endulzadas, el chupete, la distracción, el control de la posición/la contención, el amamantamiento o ningún tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Las medidas de resultado fueron: duración del llanto, puntuaciones de dolor compuestas, indicadores de dolor fisiológicos o conductuales, dolor informado por el paciente, los padres o los profesionales sanitarios. Se informaron las diferencias de medias (DM), la diferencia de medias ponderada (DMP) o la diferencia de medias estandarizada (DME) con intervalos de confianza (IC) del 95% mediante los modelos de efectos fijos o de efectos aleatorios, según correspondiera, para las medidas de resultado continuas. Se informó el cociente de riesgos (CR), la diferencia de riesgos (DR) y el número necesario a tratar para lograr un beneficio (NNTB) de los resultados dicotómicos. Se utilizó la estadística I2 para evaluar la heterogeneidad entre los estudios.

Resultados principales: 

Se incluyó un estudio no publicado y siete publicados (808 participantes); cuatro estudios y 478 participantes más que la revisión de 2011. Seis ensayos incluyeron a niños pequeños de uno a cuatro años de edad que recibieron sacarosa o caramelos con palo para el dolor por la colocación de vacunas comparado con agua o ningún tratamiento. La atención habitual incluyó anestésicos tópicos, ser cargado por los padres en posición vertical y distracción. Todos los estudios eran ECA cegados bien diseñados; sin embargo, cinco de los seis estudios presentaron un riesgo de sesgo alto dado el pequeño tamaño de la muestra.

Dos estudios incluyeron a niños en edad escolar, a quienes se les administró chicle dulce o no endulzado antes de, o antes y durante, la vacunación y la obtención de sangre. Ambos estudios, realizados por el mismo autor, tenían un riesgo de sesgo alto dado el tamaño de la muestra pequeño.

Fueron contradictorios los resultados para los niños pequeños y de edad preescolar. La duración del llanto, con el modelo de efectos aleatorios, no se redujo significativamente con el sabor dulce (seis ensayos, 520 niños, DMP -15 segundos, IC del 95%: -54 a 24, I2= 94%).

La puntuación de dolor compuestas en el momento de la colocación de la primera aguja se informó en cuatro estudios (n = 121 niños). Las puntuaciones no fueron significativamente diferentes entre el grupo de sacarosa y control (DME -0,26; IC del 95%: -1,27 a 0,75; I2= 86%).

La puntuación de la Children's Hospital of Eastern Ontario Pain Scale > 4 fue significativamente menos frecuente en el grupo de sacarosa en comparación con el grupo de control en un estudio (n = 472. CR 0,55; IC del 95%: 0,45 a 0,67; DR -0,29; IC del 95%: -0,37 a -0,20; NNTB 3; IC del 95%: 3 a 5; los análisis de heterogeneidad no fueron válidos.

Para los niños en edad escolar, el masticar chicle de sabor dulce antes de los procedimientos dolorosos relacionados con agujas (dos estudios, n = 111 niños) o durante los procedimientos (dos estudios, n = 103 niños) no alivió significativamente las puntuaciones del dolor. Una comparación de las puntuaciones de la Faces Pain Scale en niños que mastican chicle dulce antes de los procedimientos en comparación con las puntuaciones de los niños que mastican chicle no endulzado reveló una DMP de -0,15 (IC del 95%: -0,61 a 0,30). Se hallaron resultados similares cuando se comparó el mascar chicle de sabor dulce con el chicle no endulzado durante el procedimiento (DMP 0,23; IC del 95%: -0,28 a 0,74). No hubo diferencias significativas entre la Colored Analogue Scale para niños que masticaban el chicle dulce en comparación con el chicle no endulzado antes del procedimiento (DMP 0,24 [-0,69 a 1,18]); tampoco hubo diferencias cuando los niños mascaron el chicle durante el procedimiento (DMP 0,86 [IC del 95%: -0,12 a 1,83]). No hubo heterogeneidad en estos análisis en niños de edad escolar (I2 = 0%).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save