Efectos de las intervenciones de interrupción del alcohol perioperatorio sobre las complicaciones posoperatorias después de la cirugía

Pregunta de la revisión

Se evaluó la evidencia de los ensayos controlados aleatorios para determinar si no beber alcohol durante el período perioperatorio reduce las complicaciones posoperatorias para los pacientes con un consumo de riesgo de alcohol. Estos programas apoyaron a los participantes para dejar de beber o reducir el consumo de alcohol antes, durante y después de la cirugía. "Un consumo de riesgo de alcohol" se definió como el consumo de alcohol equivalente a más de tres unidades alcohólicas (tres vasos pequeños de vino) por día o 21 unidades por semana, con o sin abuso o dependencia del alcohol. La mayoría de los estudios clínicos informan que el consumo de esta cantidad de alcohol aumenta las tasas de complicaciones posoperatorias.

Antecedentes

El consumo peligroso de alcohol es un problema en todo el mundo, y el alcohol es una amenaza importante para la salud global. Más de 3 300 000 muertes por año se asocian con el consumo de riesgo de alcohol, y el consumo global de alcohol sigue en aumento. Los pacientes que tienen un nivel alto de consumo de alcohol a menudo requieren procedimientos quirúrgicos planificados y de emergencia.

El consumo de riesgo de alcohol afecta los resultados quirúrgicos, incluso cuando la enfermedad no se relaciona con el alcohol. Las complicaciones quirúrgicas habituales incluyen infecciones, problemas del corazón y respiratorios y episodios de hemorragia. El alcohol causa trastornos en el hígado, páncreas y sistema nervioso. Dejar de beber alcohol puede normalizar hasta cierto punto estos sistemas de órganos y puede reducir la aparición de complicaciones después de la cirugía. Dejar de beber alcohol puede dar lugar a síntomas de abstinencia del alcohol leves a graves, y puede provocar un cambio en el estilo de vida.

Esta revisión fue publicada por primera vez en 2012 y se actualizó en 2018.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta el 21 septiembre 2018.

Características de los estudios

Se incluyeron tres ensayos controlados aleatorios con un total de 140 participantes. Los tres estudios incluyeron participantes con ingesta peligrosa de alcohol (de 3 a 40 UA diarias) que necesitaban cirugía. Estos estudios investigaron las intervenciones intensivas contra el alcohol dirigidas a la interrupción completa del alcohol en el momento de la cirugía, en comparación con ninguna intervención. Las intervenciones incluyeron estrategias educacionales para la abstinencia del alcohol y la prevención de las recaídas. Los programas comenzaron tres meses antes de la cirugía, cuatro semanas antes de la cirugía y desde el momento del ingreso hasta la cirugía, y continuaron durante seis semanas después de la cirugía, respectivamente.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia es de moderada a baja.

Resultados clave

En los tres estudios, los programas intensivos de intervención claramente aumentaron el número de participantes que dejaron de beber alcohol. La aparición de complicaciones posoperatorias también pareció reducirse. De 61 participantes en los grupos de intervención, 20 tuvieron complicaciones que requirieron tratamiento, en comparación con 33 de 61 participantes en los grupos control (evidencia de calidad moderada). De 70 participantes en los grupos de intervención, 41 dejaron de beber con éxito, en comparación con cinco de 70 participantes en los grupos control (evidencia de calidad moderada). Los datos no fueron suficientes para mostrar el efecto de dejar de beber alcohol sobre el número de muertes (evidencia de calidad baja), y los resultados no muestran efectos sobre la duración de la estancia hospitalaria. Ninguno de los estudios incluidos informó del número de participantes que siguieron evitando el consumo de riesgo de alcohol a más largo plazo (en el seguimiento a los tres, seis, nueve y 12 meses).

El número de estudios incluidos fue escaso e informó de tamaños de muestra pequeños; por lo tanto, se debe tener cuidado al sacar conclusiones firmes basadas en estos resultados. Los tres estudios se realizaron en Dinamarca, y la mayoría de los participantes eran hombres. Los participantes incluidos pueden representar un grupo seleccionado, ya que podrían estar más motivados o más interesados en participar en una investigación clínica o ser diferentes en algún otro aspecto, por lo que los efectos pueden haberse sobrestimado para los grupos intervención y control de estos estudios. Se necesitan más estudios de investigación y nuevas estrategias para mejorar los resultados después de la cirugía en pacientes con un consumo de riesgo de alcohol.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sistemática evaluó la eficacia de las intervenciones de interrupción del alcohol perioperatorio para las complicaciones posoperatorias y el consumo de alcohol. Los tres estudios mostraron una reducción significativa del número de participantes que abandonaron el consumo de alcohol durante el período de intervención. Las intervenciones intensivas de interrupción del alcohol ofrecidas durante cuatro a ocho semanas a los participantes sometidos a cualquier tipo de procedimiento quirúrgico para lograr la interrupción completa del alcohol antes de la cirugía probablemente redujeron el número de complicaciones posoperatorias. Los datos no fueron suficientes para que los revisores evaluaran los efectos sobre la mortalidad posoperatoria. Ningún estudio informó de un efecto sobre la estancia hospitalaria, y ningún estudio abordó la prevalencia del consumo peligroso de alcohol a más largo plazo.

El número de estudios incluidos fue escaso e informó de tamaños de muestra pequeños; por lo tanto, se debe tener cuidado al extraer conclusiones firmes basadas en estos resultados de los estudios. Los tres estudios se realizaron en Dinamarca, y la mayoría de los participantes eran hombres. Los participantes incluidos pueden representar un grupo seleccionado, ya que podrían estar más motivados o más interesados en participar en una investigación clínica o ser diferentes en algún otro aspecto, por lo que los efectos pueden haberse sobrestimado para los grupos intervención y control de estos estudios. Los resultados del ensayo indican que estos estudios son difíciles de realizar, que se necesitan amplias capacidades de investigación para los estudios futuros y que se necesita la evaluación adicional de las intervenciones de interrupción del alcohol perioperatorio en ensayos controlados aleatorios de alta calidad. Una vez publicado y evaluado, el único estudio "en curso" identificado puede alterar las conclusiones de esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El consumo de riesgo de alcohol es un problema global. Más de 3 300 000 muertes por año se asocian con el consumo peligroso de alcohol, y el consumo global de alcohol sigue en aumento. Los pacientes con un consumo alto de alcohol a menudo requieren procedimientos quirúrgicos planificados y de emergencia.

El consumo peligroso de alcohol se asocia con mayores complicaciones posoperatorias como infecciones, complicaciones cardiopulmonares y episodios de hemorragia. El alcohol causa trastornos en el hígado, páncreas y sistema nervioso. La interrupción del consumo de alcohol puede normalizar hasta cierto punto estos sistemas de órganos y puede reducir la aparición de complicaciones después de la cirugía.

Esta revisión fue publicada por primera vez en 2012 y se actualizó en 2018.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones de interrupción del alcohol perioperatorio sobre las tasas de complicaciones posoperatorias y el consumo de alcohol.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos hasta el 21 septiembre 2018: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en la Cochrane Library; MEDLINE; Embase; CINAHL vía EBSCOhost; y en dos registros de ensayos. Se exploraron las listas de referencias y las citas de los ensayos incluidos y cualquier revisión sistemática relevante que se identificara para obtener más referencias a los ensayos adicionales. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los autores de los ensayos para solicitar información adicional.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaron los efectos de las intervenciones de interrupción del alcohol perioperatorio sobre las complicaciones posoperatorias y el consumo de alcohol. Se incluyeron participantes con consumo peligroso de alcohol que fueron sometidos a cualquier tipo de procedimiento quirúrgico programado o agudo, con anestesia general o regional o sedación, y a los que se les ofreció una intervención de interrupción del alcohol perioperatoria o ninguna intervención.

El "consumo de riesgo de alcohol" se definió como el consumo de alcohol equivalente a más de tres unidades alcohólicas (UA)/d o 21 UA/semana (1 UA contiene 12 g de etanol), con o sin síntomas de abuso o dependencia del alcohol. Lo anterior se corresponde con la cantidad de alcohol asociada con el aumento de las tasa de complicaciones posoperatorias en la mayoría de los estudios clínicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron las guías proporcionadas por el Manual Cochrane de Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions). Los resultados principales se presentaron como variables dicotómicas en un metanálisis. Cuando los datos estuvieron disponibles, se realizaron análisis de subgrupos y de sensibilidad para explorar el riesgo de sesgo. Las medidas de resultado primarias fueron las complicaciones posoperatorias y la mortalidad hospitalaria y a los 30 días. Los resultados secundarios fueron interrupción con éxito al final del programa, uso de alcohol posoperatorio y duración de la estancia hospitalaria. La certeza de la evidencia se evaluó con los criterios GRADE.

Resultados principales: 

En esta revisión actualizada se incluyó un estudio nuevo (70 participantes), lo que dio lugar a un total de tres ECA (140 participantes que consumían de 3 a 40 UA/d). Los tres estudios fueron de calidad moderada a buena. Todos los estudios evaluaron los efectos de intervenciones intensivas de interrupción del alcohol, incluidas las estrategias farmacológicas para los síntomas de abstinencia del alcohol, educación a los pacientes y la profilaxis para las recaídas. Se identificó un estudio en curso.

En general, 53 de los 122 participantes de tres estudios que se sometieron a cirugía desarrollaron algún tipo de complicación posoperatoria que requirió tratamiento. De 61 participantes en los grupos de intervención 20 tuvieron complicaciones, en comparación con 33 de 61 participantes en los grupos control (cociente de riesgo [CR] 0,62; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,40 a 0,96). Los resultados muestran diferencias entre los tres estudios clínicos con respecto a la medición de los resultados y la intensidad de las intervenciones. Sin embargo, todos los programas para interrumpir el consumo de alcohol fueron intensivos e incluyeron tratamiento farmacológico. La calidad general de la evidencia para este resultado es moderada.

Las tasas de mortalidad hospitalaria posoperatoria y a los 30 días fueron bajas en los tres estudios. Los investigadores informaron de una muerte entre 61 participantes en los grupos de intervención, y tres muertes entre 61 participantes en los grupos control (CR 0,47; IC del 95%: 0,07 a 2,96). La calidad de la evidencia para este resultado es baja.

Los investigadores describen más pacientes que abandonaron con éxito el consumo de alcohol al final del programa de intervención que entre los controles. 41 de 70 participantes en los grupos de intervención abandonaron con éxito el consumo de alcohol, en comparación con solo cinco de 70 participantes en los grupos control (CR 8,22; IC del 95%: 1,67 a 40,44). La calidad de la evidencia para este resultado es moderada.

Los tres estudios informaron del consumo de alcohol posoperatorio (gramos de alcohol/semana) al final del programa como valores de la mediana y el rango; por lo tanto, no fue posible calcular la media y la desviación estándar (DE). No se realizaron metanálisis. Los tres estudios informaron la duración de la estancia, y ninguno de estos estudios describió una diferencia significativa en la duración de la estancia. Los datos no fueron suficientes para que los revisores realizaran un metanálisis. Ningún estudio informó de la prevalencia de los participantes que continuaron sin consumir alcohol de manera peligrosa a más largo plazo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save