Intervenciones para la rinitis atrófica

La rinitis atrófica es una afección nasal crónica de causa desconocida. Se caracteriza por la formación de costras secas gruesas en una cavidad nasal espaciosa como resultado del debilitamiento progresivo o la reducción en el tamaño (atrofia) del revestimiento nasal de la mucosa y el hueso subyacente. Los diversos síntomas incluyen hedor (olor desagradable y fuerte), encostramiento / obstrucción nasal, hemorragias nasales, anosmia (pérdida del olfato) o cacosmia (alucinación de olor desagradable), infección secundaria, infestación por larvas, deformidad nasal, faringitis, otitis media e incluso, con poca frecuencia, extensión al cerebro y sus membranas. La rinitis atrófica se puede clasificar como primaria o, cuando se debe a otra afección o evento, secundaria. Su prevalencia varía en diferentes regiones del mundo aunque es frecuente en los países tropicales. Aunque en la bibliografía se ha descrito una amplia variedad de tratamientos, el tratamiento habitualmente es conservador (por ejemplo, irrigación y lavado nasal; gotas nasales [p.ej. glucosa-glicerina, parafina líquida]; antibióticos y antimicrobianos; vasodilatadores [fármacos que provocan dilatación de los vasos sanguíneos] y prótesis). El tratamiento quirúrgico tiene como objetivos reducir el tamaño de las cavidades nasales, promover la regeneración de la mucosa normal, aumentar la lubricación de la mucosa nasal seca y mejorar la vascularidad (flujo sanguíneo) de las cavidades nasales.

Se buscaron de forma sistemática los ensayos controlados aleatorios (ECA) que estudiaran cualquier tratamiento o combinación de tratamientos para la rinitis atrófica en pacientes con esta afección. A pesar de una búsqueda exhaustiva no se encontraron ECA que cumplieran con los criterios de inclusión, aunque existe uno en curso que compara la cirugía (operación de Young) con la lubricación nasal para la rinitis atrófica primaria. Por lo tanto, para establecer de manera concluyente los efectos beneficiosos o los riesgos a largo plazo de diferentes formas de tratamiento para la rinitis atrófica se necesitan investigaciones adicionales de alta calidad sobre esta enfermedad crónica, con un período de seguimiento más largo.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas de ensayos controlados aleatorios sobre los efectos beneficiosos ni los riesgos a largo plazo de diferentes formas de tratamiento para la rinitis atrófica. Por lo tanto, para establecer conclusiones se necesitan investigaciones adicionales de alta calidad sobre esta enfermedad crónica, con un período de seguimiento más largo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La rinitis atrófica es una patología nasal crónica caracterizada por la formación de costras secas gruesas en una cavidad nasal espaciosa, como resultado de la atrofia progresiva de la mucosa nasal y el hueso subyacente. Los síntomas habituales pueden incluir hedor, ocena, encostramiento / obstrucción nasal, epistaxis, anosmia / cacosmia e infección secundaria con infestación por larvas. Su prevalencia varía en diferentes regiones del mundo y es frecuente en los países tropicales. La afección se observa principalmente en adultos jóvenes y de edad media, en especial mujeres, y de preferencia en asiáticos, hispanos y afroestadounidenses. Aunque en la bibliografía se ha descrito una amplia variedad de formas de tratamiento, los pilares del tratamiento son conservadores (por ejemplo, irrigación y lavado nasal; gotas nasales [p.ej. glucosa-glicerina, parafina líquida]; antibióticos y antimicrobianos; vasodilatadores y prótesis). El tratamiento quirúrgico tiene como objetivos reducir el tamaño de las cavidades nasales, promover la regeneración de la mucosa normal, aumentar la lubricación de la mucosa nasal seca y mejorar la vascularidad de las cavidades nasales.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones para la rinitis atrófica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL); PubMed; EMBASE; CINAHL; Web of Science; BIOSIS Previews; Cambridge Scientific Abstracts; ICTRP y fuentes adicionales de ensayos publicados y no publicados. La fecha de la búsqueda fue el 28 de marzo de 2011.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que estudiaran cualquier tratamiento o combinación de tratamientos en pacientes con rinitis atrófica. Se excluyeron los estudios con un seguimiento inferior a los cinco meses después del tratamiento / intervención.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores resumieron y evaluaron los estudios. Las respuestas de los revisores se tabularon y luego se compararon por separado para los estudios individuales.

Resultados principales: 

Ningún estudio cumplió los criterios de inclusión para la revisión. Se identificó un ECA que comparó rifampicina oral más lavado nasal versus inyección de placentrex en la submucosa nasal más lavado nasal versus un grupo control (lavado nasal), pero este estudio se debió excluir a causa de una duración inadecuada del seguimiento. Está en curso un ECA adicional que compara la operación de Young con lubricación nasal para la rinitis atrófica primaria.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save