Toxina botulínica para el dolor de hombro

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Este resumen de una revisión Cochrane presenta los datos de investigación conocidos sobre los efectos de la toxina botulínica para el dolor de hombro.

La revisión muestra que en los pacientes con dolor de hombro y espasmos musculares, la toxina botulínica:

- puede aliviar el dolor;

- dar lugar a levemente más eventos adversos;

- no se informaron los efectos sobre la discapacidad y la función física.

A menudo, no se cuenta con información precisa acerca de los efectos secundarios y las complicaciones. Este hecho es particularmente así en el caso de los efectos secundarios poco frecuentes pero graves de las inyecciones de toxina botulínica, tales como la dificultad para tragar, el dolor muscular, las infecciones respiratorias o las erupciones.

¿Qué es la toxina botulínica y qué es el dolor de hombro?

El dolor de hombro es un trastorno frecuente que afecta a los adultos en todo el mundo.Puede tener varias causas, como la tendinitis del manguito de los rotadores, la capsulitis adhesiva, la osteoartritis del hombro y la artropatía acromioclavicular. Aunque el dolor de hombro a menudo puede resolverse por sí mismo, a veces puede dar lugar a dolor crónico y discapacidad.

La toxina botulínica es producida por la bacteria Clostridium botulinum. En los pacientes con dolor y espasmos musculares en el hombro, puede actuar mediante el bloqueo de las señales nerviosas musculares al cerebro y, en consecuencia, disminuir la sensación de dolor en el hombro. La toxina botulínica se administra en forma de inyección en el consultorio médico.

Mejor estimación de lo que experimentan los pacientes con dolor de hombro y espasmos musculares después de seis a 24 semanas

Dolor (después de seis a 12 semanas)

- Los pacientes que recibieron inyecciones de toxina botulínica calificaron su dolor como 4 en una escala de 0 a 10;

- los pacientes que recibieron una inyección de placebo calificaron su dolor como 5 en una escala de 0 a 10;

- los pacientes que recibieron inyecciones de toxina botulínica calificaron su dolor como 1 punto mejor después del tratamiento (diferencia absoluta: 12%).

Efectos secundarios (después de 24 semanas)

- 33 pacientes de 100 que recibieron inyecciones de toxina botulínica presentaron efectos secundarios;

- 24 pacientes de 100 que recibieron una inyección de placebo presentaron efectos secundarios;

- 9 pacientes más de un total de 100 presentaron efectos secundarios con las inyecciones de toxina botulínica (diferencia absoluta: 9%).

Conclusiones de los autores: 

Los resultados deben interpretarse con cautela debido a la escasa cantidad de estudios, con tamaños de muestra pequeños y alto riesgo de sesgo. La inyecciones de toxina botulínica A parecen aliviar la gravedad del dolor y mejorar la función del hombro y la amplitud de movimiento, en comparación con el placebo, en los pacientes con dolor de hombro debido a hemiplejía espástica o artritis. No está claro si el beneficio de alivio del dolor de hombro posterior al accidente cerebrovascular entre los tres y seis meses pero no al mes se debe a las limitaciones de las pruebas, que incluyen tamaños de muestra pequeños con estimaciones imprecisas, o a un efecto retardado de la acción. Se necesitan más estudios con datos de seguridad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Pruebas recientes indican un efecto antinociceptivo de la toxina botulínica.

Objetivos: 

Comparar la eficacia y seguridad de la toxina botulínica en comparación con placebo u otras opciones de tratamiento para el dolor de hombro.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library), Ovid MEDLINE, CINAHL (vía EBSCOhost), Ovid SPORTDiscus, EMBASE y Science Citation Index.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparaban toxina botulínica con placebo o un tratamiento activo en pacientes con dolor de hombro.

Obtención y análisis de los datos: 

Para los resultados continuos se calculó la diferencia de medias (DM) y para las medidas categóricas, el cociente de riesgos (CR) (con un intervalo de confianza [IC] del 95%).

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ECA con 164 pacientes. Cinco ECA en participantes con dolor de hombro posterior a accidente cerebrovascular indicaron que, en comparación con placebo, una única inyección intramuscular de toxina botulínica A alivió de forma significativa el dolor entre los tres y seis meses después de la inyección (DM -1,2 puntos; IC del 95%: -2,4 a -0,07; escala de 0 a 10 puntos) pero no un mes más tarde (DM -1,1 puntos; IC del 95%: -2,9 a 0,7). La rotación externa del hombro se incrementó al mes (DM 9,8°; IC del 95%: 0,2 a 19,4) pero no entre los tres y seis meses. La abducción del hombro, la rotación externa o la espasticidad no difirieron entre los grupos, como tampoco el número de eventos adversos (CR 1,46; IC del 95%: 0,6 a 24,3).

Un ECA sobre dolor de hombro relacionado con artritis indicó que la toxina botulínica disminuyó la gravedad del dolor (DM -2,0; IC del 95%: -3,7 a -0,3; escala de 10 puntos) y la discapacidad del hombro, con una reducción en la puntuación del Shoulder Pain and Disability Index (índice de discapacidad y dolor del hombro) (DM -13,4; IC del 95%: -24,9 a -1,9; escala de 100 puntos) en comparación con el placebo. La abducción del hombro mejoró (DM 13,8 grados; IC del 95%: 3,2 a 44,0). Los eventos adversos graves no difirieron entre los grupos (CR 0,35; IC del 95%: 0.11, 1.12).

Share/Save