Corticosteroides como tratamiento independiente o complementario para la faringitis

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La faringitis es una afección frecuente. Los pacientes a menudo reciben antibióticos para la faringitis, lo que se considera que contribuye a la resistencia a los antibióticos en los individuos y la comunidad. Las faringitis se producen debido a la inflamación del recubrimiento de la garganta. Los corticosteroides reducen la inflamación y, así como actúan en las vías respiratorias superiores en otras afecciones, también pueden ser beneficiosos en la faringitis.

Esta revisión sistemática combinó los resultados de ocho ensayos que examinaron esta cuestión e incluyeron 743 participantes. Los pacientes que recibieron corticosteroides tuvieron tres veces más probabilidades de presentar una resolución completa de los síntomas de faringitis a las 24 horas comparados con los que recibieron placebo. Además, los corticosteroides mejoraron el tiempo hasta la aparición del alivio de los síntomas y el tiempo hasta la resolución completa de los síntomas, aunque los ensayos no fueron consistentes para estos resultados. Los eventos adversos, las tasas de recaída y las tasas de recurrencia no fueron diferentes para los grupos corticosteroide y placebo. Las limitaciones de la revisión incluyen la falta de ensayos realizados en Europa y el hecho de que solamente dos ensayos abordaron la pregunta en niños. Como en todos los ensayos incluidos también se administraron antibióticos a todos los participantes, se recomienda que los estudios de investigación futuros examinen el efecto beneficioso de los corticosteroides en pacientes que no reciban antibióticos simultáneamente.

Conclusiones de los autores: 

Los corticosteroides orales o intramusculares, además de los antibióticos, aumentan la probabilidad de resolución y mejoría del dolor en los pacientes con faringitis. Se justifican ensayos adicionales que evalúen los corticosteroides sin antibióticos, así como en niños.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La faringitis es una afección frecuente asociada con una tasa alta de prescripciones de antibióticos a pesar de las pruebas limitadas de su efectividad. Los corticosteroides pueden mejorar los síntomas de faringitis al reducir la inflamación de las vías respiratorias superiores.

Objetivos: 

Evaluar los efectos clínicos beneficiosos y la seguridad de los corticosteroides para los síntomas de la faringitis en adultos y niños.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en The Cochrane Library, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials [CENTRAL] 2012, número 5) que incluye el Registro especializado del Grupo Cochrane de Infecciones Respiratorias Agudas (Acute Respiratory Infections [ARI] Group), la Database of Reviews of Effects (DARE) y la NHS Health Economics Database, MEDLINE (1966 hasta noviembre de 2012, semana 4) y EMBASE (1974 hasta junio de 2012).

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que compararan esteroides con placebo o atención estándar en adultos y niños (más de tres años de edad) con faringitis. Se excluyeron los estudios en participantes hospitalizados, que presentaban mononucleosis infecciosa, faringitis posterior a una amigdalectomía o una intubación o absceso periamigdalino.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, examinaron y seleccionaron los ensayos encontrados mediante las búsquedas, evaluaron y calificaron su calidad y extrajeron los datos relevantes.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho ensayos con 743 participantes (369 niños y 374 adultos). Todos los ensayos administraron antibióticos a los grupos placebo y corticosteroide; ningún ensayo evaluó los corticosteroides como tratamiento independiente para la faringitis. Aparte de cualquier efecto de los antibióticos y la analgesia, los corticosteroides aumentaron más de tres veces la probabilidad de resolución completa del dolor a las 24 horas (cociente de riesgos [CR] 3,2; intervalo de confianza [IC] del 95%: 2,0 a 5,1; p 2) 44%) y a las 48 horas 1,7 veces. Menos de cuatro pacientes necesitan ser tratados para evitar que un paciente se mantenga con dolor a las 24 horas. Los corticosteroides también redujeron la media del tiempo hasta la aparición del alivio del dolor y la media del tiempo hasta la resolución completa del dolor a las seis y 14 horas, respectivamente, aunque hubo heterogeneidad significativa. A las 24 horas, los corticosteroides dieron lugar a una reducción del dolor (evaluado mediante puntuaciones analógicas visuales) del 14% adicional. No se informaron diferencias en las tasas de recurrencia, recaída o eventos adversos de los participantes que recibieron corticosteroides en comparación con placebo, aunque el informe de los eventos adversos fue deficiente.

Share/Save