Antibióticos para la leptospirosis

La leptospirosis es una enfermedad común, tanto en el mundo desarrollado como en vías de desarrollo. Es causada por una bacteria que se propaga a través de la orina de los animales. Las personas que viajan, los trabajadores agrícolas, los cazadores, las personas sin hogar y otras personas que están en contacto cercano con animales son grupos que, en particular, pueden contraer leptospirosis. Al igual que muchas infecciones comunes, la mayoría de los pacientes infectados por esta enfermedad no se sienten enfermos. Cuando los pacientes se sienten enfermos, en algunos casos hasta uno de cada diez pacientes ha muerto. Durante muchos años se ha debatido si deben utilizarse antibióticos, y de ser así, qué antibiótico debería utilizarse. Esta revisión identificó y evaluó siete ensayos clínicos que probaron antibióticos en pacientes enfermos con leptospirosis. Cuatro de estos ensayos compararon penicilina intravenosa con un placebo. Tres de los ensayos analizaron las diferencias entre los diferentes antibióticos. Todos los ensayos tuvieron un riesgo alto de errores sistemáticos (sesgo) y de errores aleatorios (azar). Al considerarlos juntos, estos ensayos no responden las preguntas básicas acerca de si deben utilizarse antibióticos. Esto se debe en parte a que existe un rango amplio de gravedad entre los pacientes que contraen la enfermedad. Se necesitan más ensayos clínicos con asignación aleatoria. No obstante, estos ensayos indican que los antibióticos administrados a los pacientes con leptospirosis pueden hacer que los pacientes se sientan mejor dos días antes del momento estimado para su recuperación. Sin embargo, también es posible que cuando los pacientes están gravemente enfermos, el tratamiento con penicilina aumente el riesgo de muerte o de diálisis en comparación con los que no reciben antibióticos. Otros antibióticos no han sido probados de esta forma. A pesar de la falta de pruebas, si un médico decide tratar la leptospirosis con un antibiótico, no parece haber ninguna diferencia entre el uso apropiado de penicilina intravenosa, cefalosporina intravenosa, doxiciclina, o azitromicina. Aunque por esta razón estos antibióticos no se han probado en la misma medida que la penicilina intravenosa.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas disponibles son insuficientes para apoyar o rechazar el uso de antibióticos en el tratamiento de la leptospirosis. Entre los supervivientes que fueron hospitalizados por leptospirosis, el uso de antibióticos para la leptospirosis puede haber disminuido la duración de la enfermedad clínica en dos a cuatro días, aunque este resultado no fue estadísticamente significativo. Al elegir el tratamiento con un antibiótico, la selección de la penicilina, la doxiciclina o la cefalosporina no parece repercutir en la mortalidad ni en la duración de la fiebre. El beneficio del tratamiento con antibióticos para la leptospirosis sigue siendo incierto, en particular para las enfermedades graves. Se necesita investigación clínica adicional para incluir paneles más amplios de tratamiento evaluados en comparación con placebo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La leptospirosis tiene un impacto amplio tanto clínico como en la salud pública. La Leptospira esta distribuida a nivel mundial. Las tasas de ataque alcanzan 1:4 a 2:5 personas en las poblaciones expuestas. En algunos contextos, la mortalidad excede un 10% de personas infectadas. No se conoce el beneficio del tratamiento con antibióticos en la enfermedad.

Objetivos: 

Se caracterizaron los riesgos y los beneficios asociados con el uso de antibióticos para el tratamiento de la leptospirosis.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepatobiliar Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE y en Science Citation Index Expanded, independientemente del idioma de los estudios. Estas busquedas se complementaron mediante una búsqueda manual. La última fecha de búsqueda fue noviembre, 2011.

Criterios de selección: 

Para estar incluidos en la evaluación de los beneficios, los ensayos debían evaluar específicamente el uso de antibióticos en un ensayo clínico aleatorio. Se incorporó una amplia gama de tipos de estudio para buscar los daños potenciales.

Obtención y análisis de los datos: 

Los ensayos incluidos se resumieron sistemáticamente, al igual que los estudios excluidos con objeto de evaluar los daños. Los análisis se realizaron de conformidad con el Manual Cochrane (Cochrane Handbook) y las prácticas del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group).

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos aleatorios.  Cuatro ensayos con 403 pacientes compararon un antibiótico con placebo o ninguna intervención. Tres ensayos compararon al menos un régimen antibiótico con otro régimen antibiótico. Todos los ensayos tuvieron un algo riesgo de sesgo. Los ensayos variaron en cuanto a la gravedad de la leptospirosis entre los pacientes del ensayo. La posibilidad de agrupar los datos para el metanálisis fue limitada. Aunque los cuatro ensayos que compararon antibióticos con placebo informaron sobre la mortalidad y utilizaron penicilina parenteral, no hubo muertes en dos de ellos. Debido a que los cálculos del odds ratio no pueden incluir ensayos con ningún evento, sólo dos ensayos contribuyeron a esta estimación. El número de muertes fue de 16/200 (8,0%) en el brazo de antibióticos versus 11/203 (5,4%) en el brazo de placebo, lo cual da lugar a un OR de efectos fijos de 1,56 (IC del 95%: 0,70 a 3,46). El OR de efectos aleatorios es de 1,16 (IC del 95%: 0,23 a 5,95). La heterogeneidad entre estos cuatro ensayos para el resultado de la mortalidad fue moderada (I2= 50%). Sólo un ensayo (253 pacientes) reportó los días de hospitalización. Este comparó la penicilina parenteral con placebo sin un efecto significativo del tratamiento (8,9 versus 8,8 días; diferencia de medias (DM) 0,10 días; IC del 95%: -0,83 a 1,03). La diferencia en los días de enfermedad clínica se informó en dos de estos ensayos (71 pacientes). Aunque el tratamiento con penicilina parenteral confirió 4,7 a 5,6 días de enfermedad clínica a diferencia de 7,7 a 11,6 días en el brazo de placebo, el tamaño del cálculo del efecto aumentó pero la significación estadística se perdió bajo el modelo de efectos aleatorios (efectos fijos: DM -2,13 días; IC del 95%: -2,46 a -1,80; efectos aleatorios: DM -4,04; IC del 95%: -8,66 a 0,58). El I2 para este resultado fue alto (81%). Al evaluar solamente la duración de la fiebre entre los antibióticos y el placebo en un único ensayo (79 pacientes), no se observó ninguna diferencia significativa (6,9 versus 6,6 días; DM 0,30; IC del 95%: -1,26 a 1,86). Dos ensayos con 332 pacientes con leptospirosis relativamente grave y posiblemente tardía dieron lugar a tendencias hacia un aumento de la diálisis al utilizar penicilina en lugar de placebo, aunque el cálculo del efecto fue pequeño y no alcanzó significación estadística (42/163 [25,8%] versus 31/169 [18,4%]; OR 1,54; IC del 95%: 0,91 a 2,60). Al evaluar un antibiótico en comparación con otro antibiótico, no hubo ningún resultado estadísticamente significativo. En cuanto a la mortalidad en particular, estas comparaciones incluyeron cefalosporina versus penicilina (2 ensayos, 6/176 [3,4%] versus 9/175 [5,2%]; efectos fijos: OR 0,65; IC del 95%: 0,23 a 1,87; I2= 16%), doxiciclina versus penicilina (1 ensayo, 2/81 [2,5%] versus 4/89 [4,5]; OR 0,54; IC del 95%: 0,10 a 3,02), cefalosporina versus doxiciclina (1 ensayo, 1/88 [1,1%] versus 2/81 [2,5%]; OR 0,45; IC del 95%: 0,04 a 5,10). No hubo ningún evento adverso del tratamiento que alcanzara significación estadística.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save