¿La velocidad de inyección da lugar a diferencias en la intensidad del dolor y en los moretones en las personas que reciben inyecciones de heparina?

Antecedentes

La heparina es un fármaco utilizado para ayudar a evitar la coagulación de la sangre. Se presenta en dos formas: heparina no fraccionada (HNF) y heparina de bajo peso molecular (HBPM). La HBPM tiene una vida media más larga (el tiempo que tarda la concentración de un fármaco en el organismo en reducirse en un 50%) y menos efectos secundarios en comparación con la HNF. La heparina se suele administrar mediante una inyección justo debajo de la piel, y se introduce en la capa de grasa bajo la piel para que se libere lentamente en el organismo. Este tipo de inyección a veces puede causar moretones y dolor en el sitio en el que se introduce la aguja. Los moretones se producen cuando los pequeños vasos sanguíneos y capilares se rompen y sangran bajo la piel y provocan una decoloración de la misma. Este sangrado a veces puede empeorar y causar inflamación, lo que se conoce como hematoma, que se produce cuando la sangre se acumula en el lugar de la lesión. Se han realizado varios estudios para determinar si la velocidad de inyección afecta la intensidad del dolor y los moretones en el lugar donde se aplica la inyección. Los investigadores del estudio creen que la inyección lenta de heparina da tiempo a que el tejido bajo la piel se adapte al volumen inyectado, lo que da lugar a una reducción de la presión, el sangrado capilar y la intensidad del dolor en el lugar, minimizando así la probabilidad de que aparezcan moretones en el sitio de inyección. Sin embargo, los resultados de los estudios difieren, y los autores de los mismos no han establecido una conclusión final clara.

Características de los estudios y resultados clave

Se buscaron estudios que investigaran los efectos de la velocidad de inyección sobre la intensidad del dolor y los moretones en el sitio de inyección (actualizado hasta el 22 de junio de 2020). Cinco estudios cumplieron los criterios de inclusión y se incluyeron en la revisión. Los estudios incluidos se realizaron en Tailandia, Turquía, Italia y China, y en ellos participaron en total 503 personas (312 mujeres y 191 hombres). Todos los participantes del estudio recibieron HBPM, mientras que ningún estudio utilizó HNF.

Los investigadores del estudio inyectaron heparina en el abdomen de los participantes. Los participantes podían ver cómo se administraba la inyección y sabían si era rápida (10 segundos de duración) o lenta (30 segundos de duración).

Se encontró que el dolor se podría reducir ligeramente a las 48 horas después de la inyección lenta en comparación con la inyección rápida. Del mismo modo, los moretones podrían ser menos y de menor tamaño con la inyección lenta a las 48 y 60 horas después de la inyección. Ninguno de los estudios incluidos midió el número o el tamaño de los hematomas.

Certeza de la evidencia

La certeza de la evidencia se consideró baja o muy baja porque solo se encontró un escaso número de estudios publicados que informaron sobre la pregunta de revisión, y los estudios eran pequeños y tenían resultados contradictorios. El hecho de que los participantes supieran si habían recibido una inyección rápida o lenta también podría haber afectado los resultados, ya que es posible que este conocimiento les haya llevado a utilizar diferentes técnicas (es decir, aplicar frío, calor o masaje) para aliviar el dolor y los moretones en función de la intervención recibida.

Conclusiones de los autores: 

Administrar la medicación de forma segura y mejorar el confort del paciente son los objetivos principales de las enfermeras clínicas. En esta revisión se identificaron cinco ECA que evaluaron el efecto de la duración de la inyección de heparina subcutánea sobre la intensidad del dolor, el tamaño y la incidencia de equimosis. Se encontró que el dolor se podría reducir ligeramente a las 48 horas después de la inyección lenta. Del mismo modo, podría haber una reducción del tamaño y la incidencia de equimosis después de la inyección lenta en comparación con la inyección rápida a las 48 y 60 horas después de la inyección. La certeza de la evidencia para todos los desenlaces se disminuyó a baja o muy baja debido a las preocupaciones sobre el riesgo de sesgo, la imprecisión y la inconsistencia. Por lo tanto, nuevos ensayos con un diseño más sólido, más participantes y centrados en diferentes velocidades de inyección serán útiles para reforzar la certeza de la evidencia disponible.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La heparina es un fármaco anticoagulante que habitualmente se inyecta de forma subcutánea. La administración subcutánea de heparina podría dar lugar a complicaciones como equimosis, hematomas y dolor en el sitio de inyección. Uno de los factores que podrían afectar el dolor, los hematomas y la equimosis es la velocidad de inyección. Se han realizado varios estudios para determinar si la velocidad de inyección afecta la intensidad del dolor y el grado de equimosis en el sitio de inyección; sin embargo, los resultados de estos estudios han sido diferentes y los autores de los mismos no han establecido una conclusión final clara. Esta es la segunda actualización de una revisión publicada por primera vez en 2014.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la duración (velocidad) de la inyección de heparina subcutánea sobre el dolor, los hematomas y la equimosis en el sitio de inyección en pacientes que ingresan en el hospital o en consultorios y que requieren tratamiento con heparina no fraccionada (HNF) o heparina de bajo peso molecular (HBPM). También se observó la presencia de hematoma en el sitio de inyección.

Métodos de búsqueda: 

El documentalista del Grupo Cochrane Vascular (Cochrane Vascular Group) buscó en el Registro especializado del Grupo Cochrane Vascular, en las bases de datos CENTRAL, MEDLINE, Embase y CINAHL y en la Plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos de la Organización Mundial de la Salud, así como en los registros de ensayos de ClinicalTrials.gov hasta el 22 de junio de 2020. Se realizó una comprobación de las referencias de los estudios incluidos para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon los efectos de diferentes duraciones de las inyecciones subcutáneas de heparina sobre el dolor, la equimosis y los hematomas en el sitio de inyección.

Obtención y análisis de los datos: 

Para esta actualización, dos autores de la revisión de forma independiente seleccionaron los estudios y extrajeron los datos mediante el programa informático Covidence, además de evaluar la calidad metodológica mediante la herramienta Cochrane ”Risk of bias”. Los desenlaces principales de interés fueron la intensidad del dolor en el sitio de inyección y el tamaño y la incidencia de la equimosis. Los desenlaces secundarios de interés fueron el tamaño y la incidencia del hematoma en el sitio de inyección. Se calculó el odds ratio (OR), la diferencia de medias (DM) o la diferencia de medias estandarizada (DME) con los correspondientes intervalos de confianza (IC) del 95%. La certeza de la evidencia se evaluó mediante el método GRADE.

Resultados principales: 

En esta actualización se identificó un nuevo estudio, lo que dio como resultado un total de cinco estudios incluidos con 503 participantes que recibieron inyecciones subcutáneas de HBPM en el abdomen. Debido a la naturaleza de la intervención, no fue posible cegar a los participantes ni a los cuidadores (personal) en ninguno de los estudios incluidos. Dos estudios describieron el cegamiento de los evaluadores de resultados. En general, la calidad metodológica de los estudios incluidos fue moderada. La duración de la inyección rápida fue de 10 segundos y la duración de la inyección lenta fue de 30 segundos en todos los estudios incluidos.

Cuatro estudios informaron la intensidad del dolor en el sitio después de cada inyección en diferentes puntos temporales. Dos estudios evaluaron la intensidad del dolor en el lugar inmediatamente después de cada inyección; el metanálisis no mostró evidencia de una diferencia en la intensidad del dolor en el sitio inmediatamente después de la inyección lenta en comparación con la inyección rápida (DM -1,52; IC del 95%: -3,56 a 0,53; 140 participantes; evidencia de certeza baja). El metanálisis de tres estudios indicó que la intensidad del dolor en el sitio se podría reducir ligeramente a las 48 horas después de la inyección lenta de heparina en comparación con la inyección rápida (DM -1,60; IC del 95%: -2,69 a -0,51; 103 participantes; evidencia de certeza baja).

Cinco estudios evaluaron el tamaño de la equimosis a las 48 horas, y dos estudios evaluaron el tamaño de la equimosis a las 60 horas. El metanálisis mostró que podría haber una reducción del tamaño de la equimosis a las 48 horas (DME -0,54; IC del 95%: -1,05 a -0,02; 503 participantes; cinco estudios; evidencia de certeza muy baja) y a las 60 horas (DME -0,49; IC del 95%: -0,93 a -0,06; 84 participantes; dos estudios; evidencia de certeza baja) después de la inyección lenta en comparación con la inyección rápida. No hubo evidencia de una diferencia en el tamaño de la equimosis 72 horas después de la inyección lenta en comparación con la inyección rápida (DME -0,27; IC del 95%: -0,61 a 0,06; 140 participantes; dos estudios; evidencia de certeza baja).

Tres estudios evaluaron la incidencia de equimosis y mostraron que podría haber una reducción de la incidencia a las 48 horas (OR 0,39; IC del 95%: 0,26 a 0,60; 444 participantes; evidencia de certeza baja) y a las 60 horas (OR 0,25; IC del 95%: 0,10 a 0,65; 84 participantes; dos estudios; evidencia de certeza baja) después de la inyección lenta en comparación con la inyección rápida. La certeza de la evidencia se disminuyó debido a las preocupaciones sobre el riesgo de sesgo, la imprecisión y la inconsistencia.

Ninguno de los estudios incluidos midió el tamaño o la incidencia del hematoma.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save