Hemofiltración de alto volumen para la sepsis

Antecedentes

La sepsis grave y el shock séptico se encuentran entre las causas más frecuentes de muerte en los adultos ingresados en una unidad de cuidados intensivos (UCI). La sepsis suele surgir después de una infección, cuando el cuerpo responde produciendo sustancias químicas que causan una inflamación masiva en todo el cuerpo. Esta inflamación puede causar que órganos como los riñones, el corazón, la circulación o los pulmones fallen. Las insuficiencias en los órganos como resultado de la inflamación provocan las tasas altas de mortalidad asociadas con la sepsis.

En teoría, si fuera posible neutralizar o eliminar artificialmente estas sustancias químicas del torrente sanguíneo podrían mejorar los resultados de los pacientes (como la insuficiencia orgánica y la muerte). La hemofiltración de alto volumen (HFAV) es un método que podría utilizarse. La hemofiltración estándar es un tratamiento que ya se utiliza en la UCI para eliminar las toxinas que se acumulan cuando los riñones de un paciente han dejado de funcionar. Este tratamiento implica la extracción de sangre del paciente a través de un gran catéter (un tubo hueco y flexible colocado en una vena grande). Después de que la sangre ha sido extraída, pasa a través de un filtro que elimina las toxinas. Luego la sangre "purificada" regresa al paciente a través del catéter. La HFAV, una forma más intensa de este tratamiento, tiene como objetivo eliminar aún más toxinas (incluyendo algunas de las sustancias químicas tóxicas producidas durante la sepsis). Sin embargo, la HFAV presenta posibles desventajas. Es una técnica especializada requiere un equipamiento específico y adiestramiento extra. Teóricamente, podría tener efectos perjudiciales en la presión arterial de un paciente o podría eliminar sustancias químicas beneficiosas (como los antibióticos). Esta revisión evaluó si la hemofiltración de alto volumen mejora los resultados, como el riesgo de muerte entre los pacientes con sepsis grave.

Características de los estudios

Esta revisión está actualizada hasta diciembre de 2015. Se incluyeron cuatro ensayos con 205 participantes. Los cuatro estudios evaluaron los efectos de la HFAV en comparación con la hemofiltración estándar actual e incluyeron participantes con sepsis grave o shock séptico que habían sido ingresados en una UCI. Tres de los cuatro estudios fueron muy pequeños (menos de 20 participantes inscritos en cada estudio). El tiempo máximo de seguimiento de los participantes después de su inclusión en cualquiera de los estudios fue de 28 días. Dos estudios recibieron apoyo económico de compañías farmacéuticas, y un estudio recibió apoyo de una organización de investigación sanitaria.

Resultados clave

Los datos sobre los resultados fueron limitados: dos ensayos informaron sobre las tasas de mortalidad a los 28 días y uno informó sobre las tasas de mortalidad en el hospital; en el cuarto estudio, el número de muertes declarado no coincidió con las tasas de mortalidad citadas. Un estudio informó sobre la duración de la estancia en la UCI y otro proporcionó datos sobre la falla orgánica. Los investigadores no describieron complicaciones.

No hay evidencia clara que muestren algún beneficio de la HFAV en pacientes críticamente enfermos con sepsis severa o shock séptico.

Calidad de la evidencia

No hay evidencia suficiente para apoyar el uso rutinario de la hemofiltración de alto volumen en pacientes con sepsis grave o shock séptico. Los estudios incluidos en esta revisión informaron sobre un escaso número de participantes y midieron diferentes resultados; por lo tanto, se juzgó que la calidad de la evidencia con respecto al impacto de la HFAV era baja. Se necesitan ensayos más grandes, realizados en muchos centros, para evaluar de forma más completa resultados clínicamente relevantes y para evaluar el coste en comparación con el efecto beneficioso.

Conclusiones de los autores: 

Los investigadores no informaron de ningún efecto adverso de la HFAV (evidencia de baja calidad). Los resultados de este meta-análisis muestran que se han realizado muy pocos estudios para investigar el uso de la HFAV en pacientes críticamente enfermos con sepsis grave o shock séptico (cuatro estudios, 201 participantes, evidencia de baja calidad). Los investigadores deberían considerar la posibilidad de realizar ensayos controlados aleatorizados adicionales que sean grandes y multicéntricos y que tengan medidas de resultados clínicamente relevantes. La coste-efectividad de la HFAV también debe ser estudiada...

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La sepsis grave y el shock séptico son las principales causas de muerte en la unidad de cuidados intensivos (UCI), a pesar de los avances en el tratamiento de los pacientes con sepsis grave y shock séptico, que incluyen el reconocimiento temprano, el tratamiento adecuado con antibióticos y el apoyo a los órganos que pueden haber sido afectados por la enfermedad. La hemofiltración de alto volumen (HFAV) es una técnica de purificación sanguínea que puede mejorar los resultados en los pacientes en estado crítico con sepsis grave o shock séptico. La técnica de HFAV ha evolucionado a partir de las técnicas de tratamiento sustitutivo renal utilizadas para tratar el fracaso renal agudo (FRA) en los pacientes en estado crítico en la UCI. Esta revisión fue publicada por primera vez en 2013 y se actualizó en 2016.

Objetivos: 

Investigar si la HFAV mejora los resultados en adultos gravemente enfermos ingresados en la unidad de cuidados intensivos con sepsis grave o shock séptico. El resultado principal de esta revisión sistemática es la mortalidad de los pacientes; los resultados secundarios incluyen la duración de la estancia, la gravedad de la disfunción del órgano y los eventos adversos.

Métodos de búsqueda: 

Para esta versión actualizada, se ampliaron las búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL), MEDLINE, Embase, Latin American Caribbean Health Sciences Literature (LILACS), Web of Science y el Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL) hasta el 31 de diciembre de 2015. La búsqueda original se realizó en 2011. También se buscó en los registros de ensayos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y ensayos cuasialeatorizados que comparaban la HFAV o la hemodiafiltración de alto volumen versus el tratamiento de diálisis estándar o habitual, así como ECA y ensayos cuasialeatorizados que comparaban la HFAV o la hemodiafiltración de alto volumen versus ningún tratamiento de diálisis similar. Los estudios incluyeron a adultos tratados en unidades de cuidados intensivos.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. De ser necesario, se solicitó información adicional a los autores de los ensayos.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos con 200 participantes. Debido al escaso número de estudios y participantes, no fue posible combinar los datos de todos los resultados. En dos ensayos se informó de una mortalidad a los 28 días y en un ensayo se informó de la mortalidad en el hospital; en el tercer ensayo, el número de muertes declarado no coincidió con las tasas de mortalidad citadas. El riesgo relativo combinado (intervalo de confianza del 95%) para la mortalidad a 28 días asociada con la HFAV fue de 0,89 (0,60 a 1,32, dos ensayos, 146 participantes, evidencia de baja calidad). Un estudio (137 participantes, evidencia de baja calidad) informó la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos. Dos ensayos (170 participantes, evidencia de baja calidad) informaron sobre la disfunción de los órganos, pero no se pudieron agrupar los resultados debido a las diferencias de información. Tres estudios (189 participantes, evidencia de baja calidad) informaron sobre cambios hemodinámicos, pero no se pudieron agrupar los resultados debido a las diferencias de información. Los investigadores no informaron ningún evento adverso grave. En general, los estudios incluidos presentaron un bajo riesgo de sesgo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save